abc

Barómetro del CISLa Monarquía apenas preocupa al 0,2 por ciento de los españoles

Desde enero, la inquietud por la institución ha bajado cuatro décimas

Actualizado:

El último barómetro del CIS ha dado un baño de realidad a los grupos de izquierda radical y republicanos que quieren aprovechar la abdicación del Rey para tratar de desestabilizar el Estado y exigir un referéndum sobre la Monarquía. Su desconexión de la realidad de la calle, y de las preocupaciones de los ciudadanos, no puede ser mayor, según la encuesta realizada en mayo. Los españoles ven como problemas el paro, la crisis, la corrupción, los políticos, la sanidad... Pero la Monarquía solo lo es para el 0,2 por ciento de la población.

Es el porcentaje más bajo de los últimos meses. De hecho, en enero la Monarquía era uno de los principales problemas que tenía España solo para el 0,6 por ciento de los entrevistados por el CIS. En poco meses, la preocupación por la institución ha bajado cuatro décimas, aunque la valoración que hacen los ciudadanos de ella es baja, como se reflejaba en el estudio del mes pasado: recibía una calificación de 3,72.

En realidad, l os ciudadanos tienen otros problemas de los que preocuparse, nada que ver con las prioridades que parecen mostrar grupos como Izquierda Unida estos días. Así, el 80,8 por ciento de los ciudadanos sitúan como primer punto negro de la situación española en este momento el paro. En segundo lugar se sitúan la corrupción y el fraude (35,7 por ciento), y a continuación la crisis económica (28,6 por ciento), mientras que los políticos y los partidos se colocan en cuarta posición, según el 25,6 por ciento de los entrevistados. Hay que bajar hasta el lugar 29 en la lista de los problemas que señalan los españoles para encontrar la Monarquía, si bien no hay ningún ciudadano que la sitúe entre las dos principales preocupaciones (0 por ciento), y solo aparece mínimamente como tercer problema para un 0,1 por ciento.

Un Estado más fuerte

En el barómetro del CIS se observa también un menor peso de quienes defienden un Estado con Comunidades Autónomas más fuertes, o incluso que puedan declararse independientes. Si en abril sumaban el 23,1 por ciento, ahora bajan hasta el 20,7 por ciento.

Por el contrario, son más los que quieren un Estado con un Gobierno central más fuerte frente a las regiones: el 22 por ciento piensa así, frente al 20,9 por ciento de abril. Los que prefieren mantener el Estado autonómico sin tocarlo lo más mínimo representan al 31,4 por ciento de los ciudadanos, mientras que el mes anterior sumaban el 35,4 por ciento.