Los diputados votarán la ley de abdicación uno a uno y en voz alta
Mariano Rajoy y el Rey Juan Carlos - EFE
Congreso de los diputados

Los diputados votarán la ley de abdicación uno a uno y en voz alta

IU fuerza que la votación sea «pública por llamamiento». Los diputados se irán levantando por orden alfabético. El formato podría decaer si se solicitara lo contrario, votación secreta

Actualizado:

Todos los diputados del Congreso tendrán que ponerse en pie de uno en uno en el Pleno y proclamar en voz alta su voto ante la ley que regula la abdicación de Juan Carlos I y posibilita la proclamación de Felipe de Borbón como nuevo Rey de España, a petición del grupo parlamentario de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), a la que se ha sumado el Grupo Mixto.

El portavoz de IU, José Luis Centella, ha registró a las siete menos cuarto de ayer un escrito en la Cámara Baja en el que solicita que la votación del proyecto de ley, que tendrá lugar el próximo miércoles, sea «pública por llamamiento», conforme al artículo 85 del Reglamento del Congreso. Como esta petición requiere una segunda firma para ser tramitada, el escrito lleva también ese aval del Grupo Mixto, representado este mes en la Junta de Portavoces por el BNG, informa Ep.

Se trata del procedimiento habitual de las votaciones para la investidura del presidente del Gobierno, en las que desde la Mesa se va llamando uno a uno a todos los diputados del Congreso para que, puestos en pie, proclamen desde su escaño su voto a favor, en contra, o la abstención. El primer nombre se elige por sorteo y luego van levantándose los demás por orden alfabético. Con este procedimiento, todos los diputados tendrán que expresar públicamente el sentido de su voto.

Sólo existe una posibilidad de que esta votación pública por la vía del llamamiento se frustre y es que se solicite exactamente lo contrario, que sea secreta, algo que solo puede cursarse si también va firmado por dos grupos parlamentarios o por uno si cuenta con una quinta parte de los diputados de la Cámara. Según fuentes de IU, en caso de que se requiriera este formato, existen criterios jurídicos suficientes para sostener que una ley como la de Abdicación no encaja en el supuesto de votación secreta, aunque la decisión final en caso de conflicto correspondería a la Mesa.