Top

turismo

Diez rutas para descubrir la mejor Castilla-La Mancha

Lobos y pueblos con encanto. Naturaleza y arte para padalear un fin de semana. Diez excursiones para cualquier fin de semana

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

Lagunas de Ruidera (Ciudad Real / Albacete)

Las lagunas de Ruidera permiten al visitante disfrutar de la naturaleza más auténtica- jccm
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

Un «oasis» en plena Mancha. En una extensión de casi 25 kilómetros, que abarca las provincias de Ciudad Real y Albacete, las sucesivas lagunas del Parque Natural se van «enganchando», provocando un efecto embriagador cuando el agua salta de unas a otras. Las 15 lagunas que conforman el complejo son el drenaje natural del acuífero del Campo de Montiel y la extensión de la mayoría de ellas es pequeña, excepto las de San Pedro, la Colgada y la del Rey.

En verano se convierten en un atractivo destino, pudiendo disfrutar de un refrescante baño en sus aguas cristalinas, y el resto del año el Parque ofrece la oportunidad de disfrutar de la naturaleza más auténtica y conocer las distintas tipologías de flora y fauna que habitan en él. El visitante podrá disfrutar del espectáculo de las numerosas aves que las habitan, no sólo las acuáticas como ánades, fochas, porrones y cercetas, sino rapaces como el aguilucho lagunero. Mientras que en su bosque de meseta se puede encontrar más de 800 especies vegetales.

Además el propio parque se presta a multitud de actividades como rutas a caballo, a pie o en 4x4 o a todo tipo de deportes acuáticos: vela o submarinismo, entre otros.

ABC sortea esta semana diez viajes a Castilla-La Mancha. ¿Quieres conseguir uno? Apúntate aquí.

Almagro (Ciudad Real)

Almagro está declarado Conjunto Histórico Artístico - abc
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

Almagro, en el Campo de Calatrava, en el centro mismo de la provincia, cuenta con una posición estratégica en su entorno físico y cultural. La localidad del teatro de corral, alberga el único Corral de Comedias que se ha mantenido intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días, y que es, en buena parte, el emblema de la ciudad. Mantiene todas sus partes: zaguán, alojería, patio, cazuela, galerías y tablado, así como una intensa actividad que hace crecer la ciudad, especialmente durante el Festival Internacional de Teatro Clásico en el mes de julio.

Sin embargo, a pesar de su importancia, Almagro no es sólo el Corral de Comedias o la actividad que de él se deriva. Declarado Conjunto Histórico Artístico, el municipio entero envuelve con su cultura, arte, tradición y sabor castellano. El paseo por sus calles obsequia con el deleite de cada uno de sus rincones.

La plaza mayor, monumental y amplia, destaca por los soportales repechados tras las columnas toscanas de piedra, que sostienen las galerías cubiertas que la hacen única en su clase. Los numerosos edificios religiosos: Convento de la Encarnación, Iglesia de la Madre de Dios, Convento de Santa Catalina, Iglesia de Sanbartolomé, etc. completan el espíritu artístico del viajero que hará un periplo por estilos y obras de diferente y singular belleza.

Las obras civiles, detalles en las fachadas, conjuntos urbanos y el propio trazado de la villa, se alían para seducir entre innumerables deleites de caminos, descansos, actividad y contemplación, que hará sentirse reconfortado en la visita y nostálgico al partir.

Parque Natural el Hosquillo (Cuenca)

En el Hosquillo se pueden encontrar animales en plena libertad- jccm
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

En la Serranía Alta de Cuenca, a 45 kilómetros de la capital, se encuentra la Reserva Natural de El Hosquillo. El abundante pinar, surcado por el Río Escabas, conforma un bello paraje donde vive una extensa fauna en plena libertad, como la cabra hispánica, muflones, ciervos, y aves rapaces protegidas, entre ellas, el águila real. Y desde hace cuarenta años, los osos también componen una de sus estampas características. Conocer este espacio natural, así como el resto de la serranía conquense será todo un placer.

Durante la visita es indispensable visitar el Pabellón de caza, el Centro de Interpretación y El Rincón del Buitre; un espacio cerrado de forma natural donde pueden observarse a los osos. En el citado Centro de Interpretación de Las Majadas hay disecados lobos, zorros, gamos, corzos, jabalíes.

También se organizan visitas en microbuses y hay atractivas rutas señalizadas para disfrutar de este ecosistema. Un lugar perfecto para visitar con niños, y disfrutar con ellos de actividades medioambientales.

Campo de Criptana (Ciudad Real)

Campo de Criptana a√ļna paisaje, cultura, tradici√≥n, literatura e industria- jccm
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

Campo de Criptana, inmortalizada por el Quijote en su lucha contra los «gigantes», se nos muestra de aspas abiertas e historia viva conservando la imagen que describe Cervantes y que aúna paisaje, cultura, tradición, literatura e industria.

De aquellos «gigantes» perviven tres y el grupo lo cierran otros siete de construcción más moderna. Los Molinos declarados Bien de Interés Cultural, encierran en sus sedes distintas exposiciones y museos que redoblan su interés y los hace imprescindibles por dentro y por fuera.

En la tradición de la arquitectura industrial y también relacionada, como los molinos, con el cultivo de los cereales, se encuentra el Pósito o la Alhonga, construido en el siglo XVI como almacén de trigo y que después vivió cambios en su estructura al cambiar también el destino de su uso.

El Cerro de la Paz acoge entre otros monumentos singulares, el Albaicín Criptano. Casas blancas encaladas, con el zócalo pintado de añil, que acogieron en el siglo XV a los moriscos expulsados de Granada, forman este bellísimo barrio.En su entorno las fuentes del Moco o del Caño y la ermita de la Virgen de la Paz. Excavadas en la roca casas como la de Los Tres Cielos o la casa-cueva del Molinero.

Parque Nacional de Caba√Īeros (Ciudad Real)

La berrea es uno de los principales atractivos de Caba√Īeros - efe
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

Cabañeros es mucho más que un parque nacional: es un lugar único en el mundo. Entre las provincias de Toledo y Ciudad Real se encuentra un auténtico bosque mediterráneo, excepcionalmente conservado, y donde viven ciervos, gamos, zorros, linces, buitres, cigüeñas, águilas, lagartos, ranas… Además el visitante podrá ver fósiles de más de 500 millones de años de antigüedad y las cabañas de carboneros que dan nombre al parque son sólo una pequeña parte de su atractivo.

El Parque, que está abierto todo el año, cuenta con un Centro de Visitantes, la «Casa Palillos», al que se accede por Pueblonuevo del Bullaque y donde informan sobre el magnífico recurso natural que vamos a descubrir.

Para disfrutar al máximo, lo mejor es concertar una visita guiada. Ésta puede ser en todoterreno o a pie. La primera se realiza en grupos y permite conocer los lugares más singulares en cuatro horas; la segunda, es gratuita y sale de Navas de Estena. También se pueden recorrer las localidades colindantes, como Retuerta del Bullaque, donde está el Museo de la Fauna.

Cuenca

Las Casas Colgadas son el símbolo indiscutible de Cuenca- efe
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

Encaramadas a la cornisa de la roca sobre la hoz del Huécar, las Casas Colgadas son el símbolo indiscutible de Cuenca, Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Realizadas en mampostería, con sillares en las esquinas y asentadas en ménsulas, se asoman al río desde sus balcones de madera voladizos sobre el acantilado.

Del conjunto de estas casas sólo tres son visitables: la Casa de la Sirena que aloja un mesón donde degustar la tradición y las Casas del Rey que permiten el deleite del arte abstracto al mismo tiempo que la construcción interior de estas casas con su viguería de madera, una verdadera joya de la arquitectura popular.

Pero Cuenca no son solo las Casas Colgadas. Cuenca es una ciudad para pasear por sus calles, entrando en sus rincones monumentales; y contemplar desde fuera, desde el otro lado del Júcar; para ver bañada por el sol o iluminada por la noche. Para ver las construcciones del hombre y las de la naturaleza. Para descubrir escondidos secretos de callejones fachadas y callejuelas, o para que invada la imponencia de su catedral, o sumergirse de lleno en la envoltura de monumentos de la Plaza Mayor; para la historia del arte o el arte abstracto contemporáneo.

Atienza (Guadalajara)

Atienza guarda innumerables tesoros- jccm
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

Situada en la Serranía Norte de Guadalajara, Atienza es cruce de rutas importantes de sus lares: la del Cid, la del Románico Rural, la del Quijote y otras más concretas de la provincia; ello hará las delicias tanto del viajero ocasional como del senderista que se detenga a pasear su espacio y recorrer sus innumerables tesoros. A pesar de que su historia entierra sus orígenes en la necrópolis celtíbera del Altillo del Ceporro, son culturas posteriores las que dejan una marca indeleble sobre su apariencia y la memoria de los visitantes.

La muralla, que es mezcla de estilos constructivos y de materiales, guarda noticia de sus puertas de las que se conserva muy poco en la actualidad. El castillo del siglo XIII sobresale en el relato merced a sus torres, la del homenaje, que es mirador del paisaje, y la de origen islámico integrada en el muro, celebre por estar citada en el Cantar del Mio Cid.

Entre las obras religiosas el ábside del Monasterio de San Francisco, de estilo gótico, lo único que queda tras el saqueo francés. San Bartolomé, levantada en el siglo XIII, tiene sobre su románico las reformas y ampliaciones del siglo XVI. Santa María del Val, San juan del Mercado, la iglesia de la Santísima Trinidad o Santa María del Rey, son otros de los múltiples ejemplos que encontraremos.

Las obras civiles se despliegan en conjuntos arquitectónicos como la Plaza del Trigo, magnífico ejemplo de plaza castellana o la Plaza de España, con su forma triangular y la fuente de los delfines del siglo XVIII. Además se puede disfrutar de los Museos de Atienza,

Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real)

Un sinfin de aves ocupan las Tablas de Daimiel - efe
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

Agua, agua, agua por todas partes. En el último lugar del mundo donde podemos ver un ecosistema de tablas fluviales, donde las aguas salobres del río Cigüela, y las dulces del Guadiana, quedan retenidas en una llanura sin pendientes. El humedal perfecto, que nos permite convivir con los animales y plantas que crecen ligados al líquido elemento, y disfrutar como ellos.

Un sinfín de aves ocupan intensivamente el parque, aprovechando las ovas, praderas sumergidas de algas que las alimentan. Garzas, somormujos, patos colorados, porrones europeos, y muchas otras, que convierte a Las Tablas de Daimiel en un observatorio de importancia internacional. Su paisaje también es único, con los tarays como únicos árboles presentes. También es muy interesante conocer su pasado: habitado ya en la Edad del Bronce, el Parque llegó a tener 14 molinos de agua, y fue lugar de pesca y caza intensiva. Todo ello podremos conocerlo en el Centro de Visitantes Molino de Molemocho.

Hayedo Negro (Guadalajara)

El oto√Īo es la mejor √©poca para visitar el Hayedo de Tejera Negra - jccm
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

El otoño es la mejor estación del año para visitar el Hayedo de Tejera Negra. Los suelos se llenan de cientos de tonalidades de ocre y rojo, además de setas. El bosque de hayas, su mayor atractivo, tiene un ambiente de cuento: por sus colores, el musgo de sus suelos, y sus silencios. Además crecen robles melojos, pinos silvestres, tejos, acebos y abedules. En su suelo crece en otoño el apreciado Boletus Edulis, y sus cielos los surva el águila real, sobre corzos, zorros y jabalís.

Existen dos rutas circulares para realizar a pie: la Senda de Carretas y la Senda del Robledal. Existe una ruta circular señalizada para bicicletas que llega al Rio Zarzas. Visitas guiadas durante los sábados y domingos de octubre y noviembre. Cuenta también con un Centro de Interpretación.

Toledo

Iluminaicón artística de la Catedral de Toledo- ana pérez herrera
elisabeth bustos - Actualizado: Guardado en: Viajar

La ciudad de Toledo, declarada Patrimonio de la Humanidad, posee una gran riqueza paisajística, patrimonial, gastronómica y cultural que no dejará indiferente a nadie. La historia sigue viva en Toledo. Cada piedra, cada callejón, cada rincón guarda el legado de lo que fue la ciudad de las Tres Culturas, donde convivieron los musulmanes, cristianos y judíos.

En el ámbito patrimonial destacan como principales monumentos el Alcázar, la Catedral Primada, el monasterio de San Juan de los Reyes, la mezquita del Cristo de la Luz o la sinagoga del Tránsito, son solo una pequeña pincelada de las joyas que guarda esta ciudad.

Pero al caer la noche descubrimos un nuevo Toledo. Los edificios se redescubren, gracias a la iluminación artística que hace que visitantes y turistas disfruten aún más de esta ciudad y les anime a pasear por las empedradas calles, descubriendo nuevos rincones que atraparán al visitante. La vista panorámica de la ciudad desde los miradores, del valle y terrazas es sublime.

Además este año 2014, una visita a Toledo es más que obligada, ya que la Ciudad Imperial celebra el IV centenario de la muerte de El Greco y para la ocasión ha preparado un minucioso programa de actividades que contempla varias exposiciones, teatro, música y danza.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios