Sara Hernández, alcaldesa de Getafe (PSOE) - ABC

Elecciones municipalesEl PSOE arrasa en el cinturón sur de Madrid y el PP salva el honor con Torrejón y la zona oeste

Los socialistas, aunque con menos mayorías en la Comunidad, recuperan Alcorcón y Parla

Elecciones 2019, en directo: ¿quiénes son los ganadores del 26M?

Elecciones Madrid, sigue la última hora en directo

Actualizado:

La pesadilla del PP se cronifica a nivel local. El partido ha pasado de ganar hace cuatro años en el 66 por ciento de los municipios de la región a perder prácticamente todo su poder ante el avance del PSOE, que ahora domina el mapa. Los socialistas, que de nuevo necesitarán pactar con las diferentes marcas de Podemos, recuperan dos bastiones históricos del cinturón sur, Alcorcón y Parla, y amplían su ventaja en lugares donde ya gobernaban, como Fuenlabrada, Móstoles, San Sebastián de los Reyes, Alcalá de Henares o Aranjuez. Solo Torrejón de Ardoz, en el Corredor del Henares, y la zona oeste, con Boadilla del Monte a la cabeza, salvan el honor para la formación de Pablo Casado, que cuenta las mayorías absolutas con los dedos de una mano y depende del apoyo de Ciudadanos y Vox para conservar plazas históricas como Pozuelo de Alarcón, Las Rozas o Majadahonda.

El cinturón del sur se tiñó de rojo nuevamente, esta vez sin excepciones. El PSOE arrasó en todos los grandes municipios, con Fuenlabrada como paradigma de su victoria. Este histórico feudo socialista no solo revalidó los datos de 2015, sino que subió hasta la mayoría absoluta. Javier Ayala mejoró los datos de hace cuatro años y consiguió 16 concejales, dos más de los necesitados para gobernar. El PP, con tres ediles, pasó a ser la tercera fuerza superado por Cs, con cuatro.

El desplome de los populares en Alcorcón, donde gobernaba David Pérez, permitirá que la izquierda recupere el bastón de mando. El PSOE, con nueve ediles, podrá decidir si pacta con Ciudadanos o con Ganar Alcorcón, ambos con cinco representantes. El PP baja de diez concejales en 2015 a seis y Vox irrumpe con dos. Una operación similar se dio en Getafe, con el PSOE al frente con once escaños.

El PSOE tendrá que llegar a acuerdos con las filiales de Más Madrid y Podemos para gobernar

Sara Hernández, la actual alcaldesa, repetirá mejorando sus resultados de 2015, pasando de ocho a once asientos. Gobernará de nuevo con el apoyo de Cs, que pasa de dos a cuatro ediles, o de Podemos Ahora Getafe, que baja de siete a cuatro. El PP, que hace cuatro años fue el más votado con nueve concejales, se queda ahora en cinco.

En Parla, el tablero político queda de nuevo muy dividido, con seis partidos con representación. El popular Luis Martínez Hervás perderá la alcaldía en favor de la izquierda, que en el último precedente no fue capaz de ponerse de acuerdo. El socialista Ramón Jurado, heredero del «tomasismo», ganó las elecciones con nueve ediles, pero necesitará los cuatro de Unidas otra Parla es Posible, la marca local de Podemos e Izquierda Unida.

En Leganés, el fraccionamiento es aún más evidente, con siete formaciones en el ayuntamiento. El PSOE, con diez escaños, fue la fuerza más votada, seguida por el independiente ULEG y el PP, ambos con cuatro. Para revalidar su victoria, Santiago Llorente tendrá que pactar con Podemos, con tres concejales, o Más Madrid Leganemos, con dos. Vox solo logró uno.

El partido de Abascal no ganó en ningún municipio, pero tendrá representación en los grandes

La gran victoria popular

Como en el cinturón sur, el PSOE fue el dominador en el Corredor del Henares, donde Javier Rodríguez mejoró sus resultados en Alcalá a pesar de estar procesado por prevaricación. Aunque en la ciudad complutense el PP bajó a la tercera fuerza (5 ediles), superado por Cs (6), los populares lograron en esta zona de la región su mayor victoria. En Torrejón de Ardoz ganó con autoridad y amplió su mayoría hasta los diecinueve concejales, cinco más que en 2015 y de los requeridos para gobernar en solitario. En la zona norte destacan Tres Cantos, con una nueva mayoría, Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. Aunque en «Sanse» ganó el PSOE, podrá darse un pacto «a la andaluza» con el PP al frente, apoyado por Cs y Vox y sumando catorce concejales.

El orgullo de los populares se salvó en Torrejón, pero también en el oeste, uno de sus principales caladeros de votos. Boadilla, ya sin Antonio González Terol, mejoró sus cifras y logró quince escaños, dos más que en 2015. Sin embargo, en bastiones como Majadahonda o Pozuelo las mayorías absolutas del PP han acabado y deberá llegar a un acuerdo con Ciudadanos para mantener los ayuntamientos. Las diferencias entre ambos partidos se estrecharon sobremanera.