ES NOTICIA EN ABC
Supervivientes 2019

Peleas, sexo y lágrimas: las polémicas más sonadas de «Supervivientes 2019»

Los concursantes han provocado que esta edición sea una en las que más momentos han captado la atención del público

Supervivientes 2019: Omar Montes, ganador de Supervivientes tras vencer a Albert Álvarez

Supervivientes 2019: la gran final, en directo

Dakota, la concursante más polémica de «Supervivientes 2019», en la palapa
Dakota, la concursante más polémica de «Supervivientes 2019», en la palapa - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Supervivientes 2019» se ha convertido en una de las ediciones más polémicas de los últimos años. Los constantes enfrentamientos entre concursantes, desapariciones de comida y problemas con la convivencia han copado los grandes momentos que serán recordados durante muchos años. Algunos habitantes de los Cayos Cochinos, incluso, han visto como su paso por el reality se ha centrado única y exclusivamente en estas polémicas.

Una de las más sonadas fue el abandono precipitado de Toñi y Encarna Salazar, el dúo Azúcar Moreno. A pesar de que concursaban por separado, decidieron dejar el programa juntas. Aunque su paso por «Supervivientes» se había caracterizado por los buenos momentos que brindaban a los espectadores, todo quedó ensombrecido por su abandono, que, además, había tenido una enorme polémica. «Lo hemos intentado con todas nuestras fuerzas, pero no encontramos formas de entrar en el reality», se justificaba Encarna. «El programa se siente traicionado, porque esto es muy poco profesional», protestó Jordi González durante la conexión con las hermanas.

Además, a su regreso a España, y en plató, de la mano de Jorge Javier Vázquez, el dúo tuvo que soportar un chaparrón de críticas del presentador por la manera en la que habían dejado atrás Honduras. «Teniendo en cuenta el daño que sabéis que estáis haciendo al programa con vuestra decisión, habéis mostrado una gran falta de respeto hacia el trabajo de muchísimas personas, tanto de la productora como de Mediaset. Tengo que deciros que ya no sois personas gratas en Mediaset y creo que tardaréis muchísimo tiempo en pisar un plató de esta casa», leyó Vázquez en un comunicado de la casa, al mismo tiempo que afirmó que «estaba todo absolutamente preparado» y que eran «unas liantas profesionales».

Isabel Pantoja y su ataque de pánico

Pero no solo el abandono de Azúcar Moreno ha protagonizado el programa. Isabel Pantoja también ha mostrado, en más de una ocasión, su firme intención de dejar de dormir a la intemperie del concurso. A través de varios amagos, Pantoja manifestó que no quería seguir en el concurso. Al final lograba recuperarse del bajón anímico que la llevaba a tomar dicha decisión y regresaba con sus compañeros. Durante uno de estos intentos, la presión sobrepasó por todos los costados a la tonadillera, hasta el punto de llegar sufrir un fuerte ataque de pánico que estuvo a punto de sacarla del programa.

Totalmente desconsolada y hecha un ovillo en el suelo, Pantoja clamaba su salida del programa, pidiendo a la desesperada una barca que la llevara hasta su casa. «Sacadme de aquí, me estoy volviendo loca», gritaba entre la desesperación Pantoja, al tiempo que, totalmente desgarrada, hacía un llamamiento a su hijo Kiko Rivera: «Ay mis niños, Kiko ayúdame a irme por Dios». Ante estas palabras, el hijo de la artista no pudo reprimir sus lágrimas al ver la desesperación de su madre. «Nada que me voy, que a mí ya no me retiene de aquí nadie, quiero irme aunque sea nadando pero me voy», dijo la tonadillera, saco en mano, corriendo por la playa en busca de una salida que no existía al estar rodeada por mar.

Isabel Pantoja, junto a Omar Montes, durante su ataque de pánico en «Supervivientes 2019»
Isabel Pantoja, junto a Omar Montes, durante su ataque de pánico en «Supervivientes 2019» - MEDIASET ESPAÑA

Tras dicho ataque de pánico, Isabel Pantoja quiso explicarle a España lo que le había sucedido y el por qué de sus amagos de abandono. En una conversación con Jorge Javier Vázquez, reconoció que su estancia en «Supervivientes 2019» le recordaba al periodo que pasó en prisión. «Estar en una isla me recuerda día a día a que no tengo el mando de mi vida nuevamente en mis manos», reconoció Pantoja desde la palapa, añadiendo que el estar «rodeada de mar por todas partes» es el problema, «y ahí llega la crisis de ansiedad».

Pero la reina de la polémica de la edición ha sido Dakota Tárraga. La alicantina ha demostrado tener un carácter importante, y que ningún concursante le iba a torear. Han sido constantes las peleas que ha protagonizado en el concurso, y en especial con Violeta. Pero una de las más polémicas la tuvo con Colate. El hermano de Samantha Vallejo-Nágera intentaba cocinar al fuego unos peces que había pescado, pero que no pensaba compartir con el resto del grupo. Este gesto no le gustó a Dakota, que decidió impedírselo a toda costa. Entre ambos hubo un largo forcejeo que terminó con Colate cayendo al suelo tras, aparentemente, tropezar con una rama que había en el suelo. Las imágenes fueron visionadas por la organización de «Supervivientes», que decidió no tomar medidas con ninguno de los dos concursantes.

El caso de la lata desaparecida

Y es que en «Supervivientes» con la comida no se juega, un elemento clave para la convivencia que ha sido fruto de más desencuentros y polémicas. En especial, una lata de fiambre que desapareció y cuyo destino todavía se desconoce. Según Albert, Isabel Pantoja cogió dicha conserva del lote común del grupo, mientras que, según la tonadillera, esa lata fue entregada por la organización directamente a ella como fruto de una recomendación médica. A pesar de los intentos del programa por esclarecer lo sucedido, todavía no se puede asegurar a ciencia cierta el paradero de dicho fiambre.

Quién también ha sido carne de polémica ha sido Violeta Margriñán. La extronista de «Mujeres y hombres y viceversa» ha estado en el candelero durante toda su estancia en el concurso. Uno de sus momentos más sonados lo vivió junto a Fabio, su nueva pareja que ha conocido en el concurso. el programa, a modo de sorpresa, decidió ofrecerle a Fabio una cena y una noche a solas con Violeta en una isla separados del resto de compañeros de programa, y no desaprovecharon la oportunidad. Con las cámaras grabándoles, decidieron quitarle el freno a su pasión, dejándose llevar hasta unos límites nunca antes vistos en el concurso.

Violeta y Fabio, a la derecha, manteniendo relaciones bajo la mirada de Julen y un cangrejo
Violeta y Fabio, a la derecha, manteniendo relaciones bajo la mirada de Julen y un cangrejo - MEDIASET ESPAÑA

También muy sonadas han sido las disputas de Violeta, en especial con Dakota. Ninguna puede convivir con la otra, y cualquier razón era motivo de discusión. «Eres una guarra y te lo digo en tu cara», le dedicó la alicantina a la novia de Fabio. «Me daría vergüenza tener un padre como tú», le soltó Violeta a Carlos Lozano. «Eres bipolar y no lo digo yo, sino tu novio», le respondió el presentador a la tronista. Y así serían innumerables los piropos que se han ido dedicando los robinsones con Violeta en medio.

Pero es que Carlos Lozano tampoco se ha quedado corto. Ha sido uno de los provocadores natos de la edición. Desde que puso un pie en Honduras, se ha dedicado a ir picando poco a poco al resto de los habitantes de los Cayos Cochinos. Primero, las Azúcar Moreno e Isabel Pantoja estuvieron en su punto de mira. Según Lozano, las tres se encontraban en un estado de inactividad poco propio de la aventura que estaban viviendo. Posteriormente, esas mismas acusaciones las sufrieron Dakota, Violeta y Oto Vans. De hecho, con ellos incluso conflictos estando en la plataforma del pirata abandonado, un lugar desde el que, supuestamente, no podía comunicarse con el resto de compañeros.