ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes 2019 Tensión, reconciliaciones y flirteos: los momentos estelares de Isabel Pantoja en «Supervivientes»

La tonadillera ha brillado con luz propia durante todo el reality a pesar de tener que abandonar en el último momento

Isabel Pantoja abandona «Supervivientes»

Isabel Pantoja, en su posado en bañador en «Supervivientes»
Isabel Pantoja, en su posado en bañador en «Supervivientes» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Isabel Pantoja, el pasado domingo en «Supervivientes: Conexión Honduras» recibió entre tristeza que debía de abandonar el concurso por motivos de salud. Tras conocer el resultado de unos análisis de sangre con ciertos valores demasiado elevados, la tonadillera pone fin a su experiencia en «Supervivientes» tras diez semanas de convivencia, en las que ha sido la gran protagonista. Han sido innumerables la cantidad de grandes momentos que ha ofrecido Pantoja durante su paso por los Cayos Cochinos, muchos de los cuales pasarán a la historia de la televisión.

Su salto del helicóptero, sus confesiones sobre «Paquirri», su reencuentro y nueva amistad con Chelo García Cortés, el ataque de pánico que sufrió o, incluso, su coronación como inesperada líder del grupo han sido solo algunas de las grandes anécodtas que Isabel Pantoja ha dado en «Supervivientes 2019», la edición más vista de la historia del concurso, en gran parte, gracias a su presencia.

El contrato de Isabel Pantoja en «Supervivientes»

Una de los aspectos sobre los que más se ha hablado durante la estancia de Isabel Pantoja en «Supervivientes» ha sido, sin duda, su contrato con Mediaset. Entre otras cosas, se llegó a asegurar que la tonadillera cobraría dos millones de euros a cambio de dos años de fidelidad con la cadena. Además, se incluirían varios formatos en los que participaría la cantante, entre los que destacaban una entrevista personal, un formato creado a su medida, un documental sobre su vida e, incluso, ser jurado del talent «Idol kids», que Mediaset España preparaba el verano pasado. Además, de cara al concurso, Pantoja habría pedido poder abandonar en la cuarta semana sin sanción alguna y un tinte de pelo para cubrir sus raíces.

Sin embargo, Jordi González, en «Supervivientes: Conexión Honduras» aseguró que todo lo que se ha dicho del contrato de la tonadillera es totalmente falso. «Todo lo que se está diciendo sobre el contrato de Isabel Pantoja y que tenía la vuelta pactada es mentira», aseguró el presentador el pasado domingo.

El salto del helicóptero

Isabel Pantoja preparándose para su salto desde el helicóptero
Isabel Pantoja preparándose para su salto desde el helicóptero - MEDIASET ESPAÑA

Los últimos serán los primeros, dicen. Y eso es lo que casi logra Isabel Pantoja en «Supervivientes». Su salto desde el helicóptero fue el último de la edición, haciendo esperar a la audiencia hasta pasada la medianoche. Mientras la tonadillera se disponía a saltar, Jorge Javier Vázquez le mandó ánimos, al igual que lo hicieron sus hijos, Kiko Rivera y Chabelita, ambos presentes en el plató.

Isabel Pantoja, con un bañador de lunares blancos sobre negro, intentando contener su emoción, hizo el salto de fe sin pensárselo dos veces, a pesar del miedo que reflejaba su rostro minutos antes por el vértigo que tiene. Para Telecinco, el salto de Isabel Pantoja en «Supervivientes» supuso lograr el «minuto de oro» del jueves 25 de abril, ante más de cinco millones de espectadores y con un 45,1% de cuota de pantalla.

Tenso reencuentro con Chelo García Cortés

Chelo García Cortés e Isabel Pantoja en su reencuentro en «Supervivientes»
Chelo García Cortés e Isabel Pantoja en su reencuentro en «Supervivientes» - MEDIASET ESPAÑA

La periodista e Isabel Pantoja habían sido íntimas amigas durante años. La relación era tan fluida entre ambas que, incluso, los hijos de la tonadillera consideraban a Chelo García Cortés como su tía. Pero, tras cinco años de enemistad, «Supervivientes» les brindó la oportunidad de reencontrarse. Nada hacía presagiar lo que, meses después, se fraguó.

Con una tensión digna de cortarse con cuchillo, entre las dos hubo pocas palabras. De hecho, Isabel Pantoja no se mostró dispuesta a sacar a relucir los hechos del pasado. «Tenemos días para hablar y mirarnos a los ojos», dijo Cortés, a lo que la cantante aclaró que la convivencia sería agradable. «Yo he venido a pasarlo lo mejor posible porque era la ilusión de mi vida. Seremos concursantes, yo no tengo nada más que hablar, la verdad. Una cosa es ver a Chelo y otra cosa es... otras cosas», concluyó la tonadillera.

Reconciliación de la amistad

Isabel Pantoja despidiendo con un abrazo a Chelo García Cortés
Isabel Pantoja despidiendo con un abrazo a Chelo García Cortés - MEDIASET ESPAÑA

A pesar de los complicados momentos que vivieron antes de empezar el concurso, Chelo García Cortés e Isabel Pantoja fueron capaces de separar las diferencias y aprovechar el tiempo que pasarían juntas. Poco a poco, la relación entre ambas se fue normalizando, hasta empezar a pensar en los buenos momentos que pasaron y plantar la bandera de la paz.

Después de que Cortés hubiera atendido a Pantoja en todo lo que necesitaba, al mismo tiempo de que la artista confiara en la periodista, las aguas volvieron a su cauce. Muestra de ello fue el apoyo público que Pantoja mostró a su amiga, junto a la desoladora despedida que protagonizaron en la palapa cuando Chelo García Cortés fue expulsada y separada del resto de concursantes a decisión de la audiencia.

Flirteo con Colate

Isabel Pantoja y Colate tras compartir una velada en «Supervivientes»
Isabel Pantoja y Colate tras compartir una velada en «Supervivientes» - MEDIASET ESPAÑA

Apenas habían pasado unos días desde el comienzo de «Supervivientes» cuando la primera posible pareja del concurso parecía empezar a aflorar. Isabel Pantoja y Colate mantenían un flirteo mutuo que, incluso, les llevó a pasar una noche, tras el visto bueno de los espectadores, a solas en Cayo Paloma. Disfrutando de un colchón, tras una cena en la que los piropos se disparaban de uno hacia el otro, durmieron abrazados a sus peluches.

Sin embargo, las nominaciones de Colate a Pantoja provocaron que la tonadillera se cansara y rompiera cualquier relación con el hermano de Samantha Vallejo-Nágera. De hecho, incluso, a su regreso a España, Colate llegó a negar que, por su parte, hubiera cualquier tipo de intención con sus palabras hacia la artista.

La historia de amor de Isabel Pantoja con «Paquirri»

Isabel Pantoja recordando su historia de amor con «Paquirri»
Isabel Pantoja recordando su historia de amor con «Paquirri» - MEDIASET ESPAÑA

Franciso Rivera «Paquirri» ha sido el gran amor de Isabel Pantoja. O, al menos, eso es lo que ella misma ha asegurado en «Supervivientes». Mientras Mónica Hoyos le preguntaba, la tonadillera hablaba de la manera en la se conocieron: de forma totalmente fortuita, tras una corrida del diestro, tras haber sido invitada al tendido por Manzanares. «No se lo que me entró por el cuerpo», decía Pantoja, sobre el momento en el que se cruzaron sus miradas mientras «Paquirri» realizaba el habitual paseíllo.

Tras el festejo, el fotógrafo Manuel Gallardo acercó a Pantoja hasta el hotel para que se conocieran. Al abrir la puerta, «Paquirri», le espetó un «tú eres la Pantoja» a la artista, a lo que, educada, respondió con un «si te da igual, Isabel». «Esa cara no se podía aguantar. Moreno, con esos ojos, con esa camisa de seda natural con anclitas, que todavía la tengo... y tenía unas fotos de sus hijos en la mano», rememoraba Pantoja llena de emoción.

Ataques a Dulce y a la familia Albalá

Isabel Pantoja hablando de sus enemigos públicos en «Supervivientes 2019»
Isabel Pantoja hablando de sus enemigos públicos en «Supervivientes 2019» - MEDIASET ESPAÑA

Isabel Pantoja se ha mostrado bastante comedida durante todo el concurso. No ha dicho una palabra más alta que la otra salvo extrema necesidad. Tampoco ha sido pillada hablando mal de sus compañeros por las espaldas, salvo una sonada excepción. En concreto, no fueron los otros supervivientes los que sufrieron las palabras de Pantoja, sino que fueron Dulce y los Albalá.

En compañía de Chelo García Cortés y Omar Montes, Pantoja se abrió en canal para hablar, primero, de su exniñera. Ante una desaparición de dinero vivida por Montes en su casa, señaló Pantoja a Dulce como posible implicada: «a lo mejor te ha quitado ella los 50.000 euros». A Alejandro Albalá, exmarido de Chabelita, Pantoja le dijo que era «una mierda», y que Paz Guerra «hablaba de mi. ¡Y la madre, sin conocerme! Que yo no he conocido a la madre en ningún momento de mi vida», asegurando que a «la fea esta la hundo en dos segundos con dos frases nada más».

Ataque de pánico en «Supervivientes»

Isabel Pantoja durante su ataque de pánico en «Supervivientes 2019»
Isabel Pantoja durante su ataque de pánico en «Supervivientes 2019» - MEDIASET ESPAÑA

Isabel Pantoja está más que acostumbrada a las situaciones complicadas. No solo ha vivido la muerte de su gran amor, sino que también ha acabado con los huesos en prisión durante una larga temporada. Pero, lo que en principio podría considerarse como un descanso mental maravilloso el marcharse a «Supervivientes», para Pantoja ha servido para remover fantasmas del pasado.

El pasado mes de junio, la tonadillera protagonizó el mayor ataque de ansiedad que se recuerda en el concurso. A lágrima viva, pidiendo a gritos una barca de la organización para poder abandonar el concurso y pidiendo ayuda a su hijo, Kiko Rivera, Pantoja cargó con el saco para terminar su aventura, ante los intentos de vano de sus compañeros. Finalmente, la tonadillera reconoció que en «Supervivientes» que «el estar en una isla me recuerda, día a día, que no tengo el mando de mi vida nuevamente», asegurando que el concurso le recordaba demasiado a su paso por prisión.

Líder de «Supervivientes»

Isabel Pantoja posando con el collar de líder
Isabel Pantoja posando con el collar de líder - MEDIASET ESPAÑA

Isabel Pantoja se estaba conformando con ser una concursante más de «Supervivientes». Su reto personal no pasaba por ser quién más pescara o quién más veces se hiciera con el collar de líder. Permanecer en el concurso una semana más ya era un éxito. Sin embargo, el collar cayó en ella en una de las pruebas más divertidas.

Los concursantes debían de comer 50 gramos de un plato que contenía más de un kilo de fabada asturiana. Aunque nadie consiguió comer menos de esa cantidad, quién más cerca se quedó del objetivo fue Isabel Pantoja, que se pasó de la cifra exacta por dos gramos. Gracias a su autocontrol, Pantoja se llevó el esperado collar, y pudo nominar a Colate para devolverle el favor de las anteriores semanas.

Visita de Chabelita

Isabel Pantoja abrazando a su hija en «Supervivientes 2019»
Isabel Pantoja abrazando a su hija en «Supervivientes 2019» - MEDIASET ESPAÑA

Si por algo ha sufrido Isabel Pantoja es por haber estado alejada de los suyos. En cada conexión con Madrid, la tonadillera pedía información del estado de salud de sus familiares, mientras el presentador de turno intentaba tranquilizarla al respecto. Hay que recordar que su madre se encontraba en un estado delicado antes de embarcarse hacia Honduras.

Al igual que el resto de compañeros, Isabel Pantoja pudo disfrutar de la visita de uno de sus familiares, y fue su hija la que acudió para sorprenderla. Metida en una cama y con una careta de unicornio, Pantoja apretó contra su pecho a Chabelita en cuanto descubrió su identidad. Totalmente emocionada y con felicidad plena, Pantoja disfrutó de una visita que le devolvió las energías en el concurso.

Cortarse la coleta por comida

Isabel Pantoja sosteniendo su mechón de pelo
Isabel Pantoja sosteniendo su mechón de pelo - MEDIASET ESPAÑA

Si algo hay sagrado para Isabel Pantoja, es el pelo. Para la tonadillera, de hecho, es uno de sus atributos más preciados. Tanto fue así que, tal y como se afirmó, había puesto en el contrato que debían de permitirle teñirse el cabello en su aventura, para evitar que los espectadores descubrieran sus raíces.

Pero lo que no podía imaginarse Isabel Pantoja es que llegaría a cortarse su melena por algo de comida. En concreto, aceptó una barbacoa para todo el grupo, alitas de pollo, refresco, patatas y su tinte a cambio de cortarse unos 20 centímetros de pelo. Tras una dura negociación, finalmente llegó a recortarse parte de la coleta.