ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes Las Azúcar Moreno abandonan «Supervivientes»: «El programa se siente traicionado»

Violeta regresó a Cayo Cochinos la misma noche que las Azúcar Moreno decidieron dejar «Supervivientes» tras el amago de la semana pasada

TELECINCO \Video: LAs Azucar Moreno abandonar «Supervivientes»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este domingo se emitió en Telecinco la tercera entrega del «Conexión Honduras» de esta temporada de «Supervivientes». Jordi González, el presentador del programa, empezó la noche anunciando que venía «movidito y con mucho contenido». «La isla ha explotado», afirmó González, «Toñi y Encarna dicen que no aguantan más y se quieren ir». Las Azúcar Moreno ya amagaron con marcharse la semana pasada tras una bronca con Carlos Lozano.

La que se fue de la isla de verdad fue Violeta, quien se vio obligada a abandonar la isla por motivos personales. Pero este domingo ya estaba de vuelta y González avisó al comienzo que «Violeta va a hablar conmigo de todo». Por si eso fuera poco Julen, el novio de la concursante, estuvo presente en plató para poder hablar con su pareja. Quien no pudo estar este domingo en el plató de «Supervivientes» fue Isa Pantoja: «Ha pinchado», explicó enigmáticamente el presentador. Así pues, no pudo dar su punto de vista sobre la discusión que mantuvo su madre con su expareja Omar Montes.

Al poco de arrancar el programa González se sentó junto a Julen para preguntarle en qué situación estaba su relación con Violeta. «Estoy enamorado», reconoció el joven, «pero es duro dar la cara por nuestra relación y que no haya recibido nada a cambio». El presentador conectó con Violeta, y le pidió permiso para leer un comunicado en el que se explicaba todo lo que había sucedido estos días. La concursante dio su consentimiento y González empezó a leer.

Hace una semana el presentador abroncó a Violeta por no seguir los consejos de los médicos, no comer y no beber agua. La concursante, tras la reprimenda, cambió su actitud pero el martes seguía enferma. Los médicos de «Supervivientes» le hicieron una prueba de orina en la que descubrieron que Violeta estaba embarazada. El programa decidió llevársela a España para que estuviese en condiciones adecuaadas, pero una vez aquí una nueva prueba desmintió que Violeta estuviese embarazada.

El equipo médico concluyó que los vómitos de Violeta se debían en parte al ayuno y la deshidratación. González advirtió a la concursante de que debe «comprometerte a mantener una correcta alimentación e hidratación. Si no comes el pescado y las latas deberás abandonar el concursante». Violeta asumió el compromiso y, para zanjar el tema, el presentador aseguró que, durante su estancia en España, había seguido la misma dieta que sus compañeros.

Al cabo de un rato el presentador con las hermanas Azúcar Moreno, que se mostraban muy decididas a marcharse de «Supervivientes». «Lo hemos intentado con todas nuestras fuerzas, pero no encontramos formas de entrar en el reality», se justificaba Encarna. Toñi decía sentir esa «claustrofobia de querer y no poder. Lo siento mucho por la audiencia y la productura, pero cuando no puedes, no puedes». González se sorprendió de verlas «tan sincronizadas, cuando se supone que concursais individualmente».

Las hermanas siguieron en sus trece y no se movieron de su posición. «No he pasado hambre ni fatigas», explicó Toñi, «pero tengo la sensación de estar en un sitio encerrada y no poder salir». La decisión era irrevocable y González cortó la comunicación de un modo muy abrupto. «El programa se siente traicionado, porque esto es muy poco profesional», protestó el presentador.