ES NOTICIA EN ABC

Oscar 2019 La revolución que sacudirá Hollywood para evitar el sopor de los Oscar

Lo nuevo de Martin Scorsese en Netflix y uno de los episodios más oscuros de la meca del cine a cargo de Quentin Tarantino, algunos de los estrenos más interesantes para un 2019 que repetirá biopic musical, en esta ocasión de Elton John

Taron Egerton como Elton John en «Rocket Man»
Taron Egerton como Elton John en «Rocket Man»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Fue tan sencillo que casi parecía un cuento, pero el éxito de «Roma» finalmente no lo fue del todo, arruinando, en última instancia, el final feliz de Netflix. La plataforma de streaming superó la criba de Hollywood y también todas las zancadillas que se le presentaron en el arduo camino al Oscar, pero la Academia terminó cerrándole la puerta en las narices. Los grandes premios del cine reconocieron el trabajo de Alfonso Cuarón y también el documental «Una revolución en toda regla», pero decidieron conservar la tradición, priorizando a los estudios antes que a Netflix en el gran premio de la noche, que se llevó «Green Book» contra todo pronóstico.

A pesar del chasco, la plataforma no claudica. Volverá a intentarlo el año que viene con un arma, si bien menos revolucionaria e integradora, más potente y del gusto de Hollywood. Después de que un gran estudio como Paramount renunciase a «The Irishman» por excederse en el presupuesto, Netflix le tendió la mano al nuevo drama criminal de Martin Scorsese, que reunirá al director con Robert de Niro, Joe Pesci y Harvey Keitel, además de suponer su primera vez con Al Pacino, con el que incomprensiblemente no había trabajado nunca antes. De momento, la plataforma de streaming ya soltó la bomba durante la ceremonia de los Oscar, difundiendo el primer y críptico teaser del ambicioso filme sobre Frank Sheeran. El nuevo barco de Netflix ya está en marcha.

Si este año ha dejado alguna lección es que la Academia de Hollywood navega a la deriva. Siempre proclive a la metamorfosis para adaptarse a la moda que más ruido hace, la institución que entrega los Oscar no ha sabido estar en esta ocasión a la altura. Su indecisión y falta de determinación han lastrado unos premios que antes reconocían la excelencia, o al menos lo intentaban, retrocediendo una década en el camino ya andado. De cara a la próxima edición, su principal reto ya no es la integración de minorías antaño discriminadas ni tampoco incluir categorías que reconozcan las películas más populares. Es reconciliarse con un pasado en el que la calidad, a pesar de las sonadas excepciones, hacía gala en una ceremonia mucho más prestigiosa que la mediocridad exhibida este año.

Y 2019 viene cargado de películas para que la Academia abrace la redención antes de que sea tarde y los Oscar se conviertan en una anécdota sin influencia en la industria. A la citada deuda con Netflix, que también lo intentará con un filme de Steven Soderbergh sobre los Papeles de Panamá –«The Laundromat», con Meryl Streep, Gary Oldman y Antonio Banderas–, se le suma un variopinto mapa de grandes nombres, regresos prometedores y cómo no, cuentas pendientes de su merecida recompensa, como Amy Adams, que lo dará todo en «La mujer en la ventana» para no emular a la que ya es la eterna perdedora de los Oscar, Glenn Close, y conseguir la estatuilla antes de una séptima nominación sin reconocimiento. A su favor, un papel caramelo en un filme con Joe Wright a los mandos que adapta el best seller de A.J. Finn, con Julianne Moore y Gary Oldman escoltando a la pelirroja.

Con menos relumbrón que otros proyectos de Netflix aparece en el ocaso de 2019 «The King», con Robert Pattinson y, de nuevo, Timothée Chalamet. David Michôd («Animal Kingdom»), que se estrena en el drama histórico con Netlfix, se remonta a finales del siglo XIV para abordar la madurez de Enrique V durante la convulsa relación de su país, Inglaterra, con Francia.

Y España... ¿volvió?

Si Hollywood quiere, por fin, hablar español, Pedro Almodóvar les brinda la oportunidad con «Dolor y gloria», una de las cintas más personales del cineasta manchego que ya ganó dos Oscar, por «Hable con ella» (al mejor guión original en 2002) y por «Todo sobre mi madre», mejor película de habla no inglesa en 1999. Aunque sin Javier Cámara ni Marisa Paredes, el director español recupera para la ocasión a otros recurrentes en su filmografía, como Penélope Cruz, Antonio Banderas, Julieta Serrano o Cecilia Roth.

Entre los títulos que prometen tener amplio recorrido por la temporada de premios y ganarse, si todo fluye, un hueco en los próximos premios Oscar, destaca sobre todo «Once upon a time in Hollywood». Lo nuevo de Quentin Tarantino, que supone también su reencuentro con Leonardo DiCaprio tras «Django desencadenado», es una de las películas más esperadas del año. Para reconciliarse con un premio, el del Oscar al mejor director, que todavía se le resiste, el cineasta de Knoxville retrocederá a uno de los periodos más oscuros de la meca del cine, el del asesinato de Sharon Tate, con un prometedor reparto en el que también figuran actores como Brad Pitt, Margot Robbie o Al Pacino.

Después de un merecido año de «descanso», despiertan del letargo dos prometedores directores. Y lo hacen con fuerza. Tras el inesperado éxito de «Déjame salir» y de su buena acogida entre la crítica y el público, Jordan Peele apuesta de nuevo por el thriller. Protagonizada por Lupita N'yongo y Elisabeth Moss y con el rentable sello Blumhouse, el también productor pretende reeditar con «Nosotros», un filme de suspense de la cuerda de su debut en la dirección de un largometraje, su presencia en los Oscar. Por su parte, la musa del cine independiente opta en esta ocasión por renovar un clásico como «Mujercitas». Con un reparto estelar en el que Timothée Chalamet, Saoirse Ronan y Emma Watson, que entró en el proyecto sustituyendo a Emma Stone, la directora de la aclamada «Lady Bird» dará que hablar en la próxima edición de los Oscar. Quién sabe si, de nuevo, logrará hacer historia, como hizo en 2018 al convertirse en la quinta mujer en ser nominada en la categoría de dirección.

Peluca de postín

Toda nueva temporada de premios debe tener, al menos, un gran cambio físico. Y si al maquillaje y las pelucas vistosos se le suma la música, el terreno parece abonado al éxito. En este sentido, «Bohemian Rhapsody» es el mejor espejo y al mismo tiempo la gran traba para «Rocket Man», el biopic de Elton John, que dirige curiosamente el responsable de terminar el filme de Freddie Mercury tras la salida de Bryan Singer. A favor de la película, un irreconocible Taron Egerton, se convierte en el extravagante cantante y, al contrario que el ganador del Oscar Rami Malek, sí canta en la película.

Pero si hay un digno heredero del cambio extremos de Christian Bale, ese será Tom Hardy, que intentará tener más fortuna en los Oscar que el mejor Batman de la historia del cine. El actor, que viene de experimentar el éxito de taquilla de «Venom», se mete en la piel de un demediado Al Capone en «Fonzo» (dirigida por Josh Tank), que aborda el declive del gángster tras pasar una década en la cárcel.

Después del patinazo de «First Man», la película de Damien Chazelle que solo obtuvo un Oscar técnico, «Ad Astra» busca renovar con Brad Pitt y Tommy Lee Jones el intéres que las películas espaciales habían despertado los últimos años en la Academia de Hollywood. En el horizonte figura también una adaptación al cine del musical «Cats» a cargo del siempre impredecible Tom Hooper, que ya hizo lo propio hace casi una década con «Los miserables». El director de «El discurso del rey» cuenta, para esta ocasión, con un ecléctico y llamativo reparto, en el que figuran cantantes como Jason Derulo o Taylor Swift y actrices como Judi Dench o Rebel Wilson.