Es Noticia

Los cambios extremos de Christian Bale que los Oscar no quisieron premiar

El intérprete vuelve a perder el Oscar por «Vice», filme en el que se somete a una tremenda transformación para meterse en la piel de Dick Cheney

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque los Globos de Oro sí premiaron el tremendo cambio físico de Christian Bale en «El vicio del poder», los Premios Oscar 2019 no reconocieron el esfuerzo del actor, al que se le escapó el galardón en beneficio de Rami Malek por «Bohemian Rhapsody». La actuación de Bale, uno de los intérpretes mejor considerados en la industria por su férreo compromiso con sus personajes, no ha sido reconocida en esta última entrega de premios que cometen, al igual que con Glenn Close, un craso error al obviar semejante transformación a ojos del crítico cinematográfico de ABC, Oti Rodríguez Marchante. [Lee aquí su opinión sobre los Premios Oscar 2019]

En los últimos años, el físico de Christian Bale ha oscilado de manera más que habitual por exigencias del guión. Para «El vicio del poder», en el que el actor se mete en la piel del 46º vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, Bale se enfrentó a su enésimo reto actoral interpretando al político en dos etapas distintas de su carrera teniendo que coger, como ya es habitual en su currículum, varios kilos de más.

No es la primera vez, sin embargo, que Christian Bale se transforma física y psicológicamente para un personaje. Más sorprendente fue, si cabe, el aspecto adquirido por el intérprete para «El Maquinista», cinta para la que adelgazó 28 kilos en cuatro meses o para «El caballero oscuro», donde luce un cuerpo tremendamente musculado.

Sí reconocieron los premios, no obstante, el trabajo actoral de Christian Bale en «The Fighter», que le valió el Oscar como Mejor Actor de Reparto en 2010 y donde la imagen del intérprete es radicalmente distinta a su aspecto habitual:

Parece que lo de engordar y adelgazar no guarda secretos para Christian Bale, nominado también a Mejor Actor Protagonista por «La gran estafa americana», premio en el compitió aquel año con un imbatible, Daniel Day-Lewis, quien se hizo con el galardón por su tremendo trabajo en «Lincoln». Para el papel, Bale engordó 20 kilos a base de donuts: