ES NOTICIA EN ABC

Oscar 2019 La familia del protagonista de «Green Book» pidió el boicot a la ganadora del Oscar por sus «mentiras»

El entorno de Don Shirley, el pianista en el que se inspira la ganadora del premio a la Mejor Película, asegura que la cinta tiene de ficción más de lo que parece: «Mi hermano nunca consideró a Tony su amigo»

¿Dónde ver las películas premiadas en los Oscar?

Crítica de «Green Book»: Melodía de teclas blancas y negras

Mahershala Ali y Viggo Mortensen, como Don Shirley y Tony Lip en «Green Book» - Vídeo: «Green Book» triunfa en los Oscar por encima de la «Roma» de Cuarón
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Roma», «La favorita» e incluso «Bohemian Rhapsody» parecían por delante en los pronósticos, pero fue «Green Book» la cinta que se consagró como la gran vencedora en la 91ª edición de los Premios Oscar. La película de Peter Farrelly basada en la historia real acerca del vínculo que existió entre el pianista negro Donald W. Shirley, «Don», y su chófer, Tony Vallelonga (más conocido como Tony Lip, que posteriormente se convertiría en un gran actor de Hollywood) fue la auténtica ganadora de la ceremonia y se llevó el premio a Mejor Película en la gala.

Protagonizada por Viggo Mortensen como Tony Lip y Mahershala Ali como Don Shirley (por cuyo papel ha ganado su segundo Oscar, este como Mejor Actor de Reparto) la historia del largometraje fue escrita a tres bandas por Farrelly, el actor Brian Currie y el intérprete, productor y cineasta Nick Vallelonga, hijo de Tony Lip en la vida real. La cinta, que pone su foco en las notorias diferencias que existían a nivel racial entre blancos y negros en los años sesenta, debe su nombre a un documento llamado «The Green Book», una guía que señalaba los lugares más seguros en los que podían hospedarse los afroamericanos en sus viajes por Estados Unidos.

Con ese libro como hilo conductor de la trama, la película cuenta la enternecedora historia de superación y trabajo que vivieron juntos Tony Lip y Don Shirley, músico de origen jamaicano. Los dos lucharon de la mano contra todo tipo de complejos y estereotipos durante una gira del último por el país norteamericano y gracias a aquel viaje, forjaron una amistad a la que, tal y como señala el filme, dieron continuidad durante el resto de sus vidas. El resultado de la misma es el éxito de «Green Book», que ha llevado al largometraje a ser premiado con tres Oscar –Mejor Película, Mejor Guion Original y Mejor Actor de Reparto–.

Sin embargo, puede que la trama de Lip y Shirley puede que tenga más de ficción que de realidad. Así al menos lo señaló la familia del segundo hace unos meses, cuando criticaron las «mentiras» de la cinta escrita por Farrelly, Currie y Vallelonga en base a lo publicado en un artículo de «Black Enterprise», publicación que reivindica los derechos de la población negra.

A finales del pasado noviembre, el citado medio se hacía eco de unas declaraciones de Maurice, la única hermana viva de Don Shirley, que en un comunicado «condenaba» la historia real en la que se basa la película. «Malcolm X decía que “todos los blancos en América se benefician directa o indirectamente de su posición con respecto a los negros, por lo que sacan partido del racismo incluso si no lo practican o no creen en él”. “Green Book” no habla acerca de mi hermano, sino que lo hace sobre dinero, privilegios de los blancos, suposiciones... ¡y Tony Lip!», señaló la hermana de Shirley en una carta de la que se hizo eco «Black Enterprise».

El texto del citado medio, que también recogía que durante la promoción de la cinta Mortensen pronunció el despectivo vocablo «nigger» –palabra muy ofensiva para referirse a la población negra–, se hacía eco de más declaraciones de la hermana de Shirley en contra de la cinta. «Mi hermano nunca consideró a Tony como su amigo, sino que era su empleado y chófer, que se resintió al tener que llevar uniforme y gorra. Mi hermano nunca tuvo un Cadillac azul (el coche que aparece en la cinta), sino que su coche era una limusina negra. La película dice que (Don) no tenía relación con su hermano, pero es mentira», asegura Maurice, que va más allá.

«A mi hermano nunca le humillaron, como se cuenta falsamente en la película. No le insultaron ni discriminaron como hombre y artista, pero sí que fue rechazado. Nadie le enseñó cómo comer pollo frito (en la película, Tony Lip le muestra como hacerlo). Y para desmontar todas las mentiras de la película, tales como que no tenía familia o contacto con nosotros, tengo varias de sus pertenenencias guardadas en mi casa, porque ese era su (y mi) deseo», enfatiza la hermana de Shirley, crítica también con el propio título de la cinta. «La película no se debería haber llamado “Green Book”. Lo cuenta todo desde el punto de vista de la familia Vallelonga y nadie nos consultó ni a mí ni a nadie de mi familia para nada hasta que el largometraje estuvo terminado. Si querían contar la verdad y la historia real de Donald Shirley o de “The Green Book”, está claro se equivocaron tremendamente. ¡Pero así comulgan los “salvadores blancos”!», añade Maurice.

Los polémicos mensajes de Vallelonga

Otros familiares de Shirley, como Maxine C. Leftwich, también cargaron con dureza contra el largometraje en «Black Enterprise». «Nuestra familia está boicoteando la película por las afrentas implícitas y explícitas que hemos tenido que soportar, mientras que los críticos de cine la ensalzan por su brillantez artística y por haber llegado en un momento justo de la historia, con el nacionalismo blanco y el neonazismo en auge en Estados Unidos», señaló. «La falta de veracidad (de la película) es muy dolorosa, porque dibuja una caricatura errónea de un miembro de mi familia al que queríamos y una realidad muy distorsionada acerca de las relaciones que él tenía con otros miembros de la familia», prosigue Leftwich.

A pesar de su alegato, «Green Book» se ha alzado con el Oscar a Mejor Película y Guión Original. El debate (una vez más) está más que servido. No hay que olvidar tampoco que hace unos días, Nick Vallelonga fue acusado de «racista» por unos mensajes que publicó en su Twitter en 2015. «Musulmanes de Jersey City se alegraron cuando las Torres Gemelas fueron derribadas. Yo lo vi», escribió el guionista de «Green Book». Mahershala Ali, coprotagonista de su aclamada cinta, es musulmán.