fotolia

Fiestas con sexo en la noche electoral madrileña

Los locales liberales de la capital incluyen en su programación del 24 de mayo diversos eventos como orgías o encuentros nudistas y en lencería

Actualizado:

Paralelo a las últimas horas en los colegios electorales y el posterior escrutinio, comienza el movimiento en los locales madrileños de encuentros sexuales, especialmente para «swingers» -intercambio de parejas-, pero también para quienes acuden en solitario, ya sea hombre o mujer. Aunque la cita con las urnas no implica un aliciente extra, el domingo ya lo es en sí mismo, y los principales puntos de intercambio de la capital han programado fiestas de todo tipo, por supuesto con el sexo como gran protagonista.

La fecha, singular por los comicios autonómicos y municipales, guarda un significado especial para el club Edén Parejas, situado en la calle Londres, inaugurado en la última jornada electoral a nivel nacional, el 20 de noviembre de 2011. Dada su falta de experiencia en estos días, desde el establecimiento declaran que no esperan ninguna afluencia especial porque no tienen referencias al respecto, aunque sostienen que con la excusa de salir a votar «quizá alguien se pueda escapar». El objetivo: el súper Gang Bang mixto que tienen preparado para el 24 de mayo desde las 19:00 horas hasta el cierre, bien entrada la madrugada.

Se trata, para los no avanzados, de una orgía, habitual los domingos en este local, donde está permitida la entrada a parejas, chicas y transexuales y chicos en solitario -pueden transitar libremente por todo el local-, según informa el propio Edén Parejas. «No tenemos contacto con ningún partido político, pero si quieren venir a celebrar los resultados, estupendo», apuntan.

«Un domingo cualquiera»

Otros establecimientos liberales que han previsto un evento en este día de elecciones, como en otros domingos, son Encuentros y Triángulo, situados espalda con espalda en las calles Doctor Esquerdo y Vicente Caballero. También organizadas los jueves, la fiesta Insinuante del primero se trata, desde las 23:00 horas hasta el cierre, de provocar y sugerir con lencería y prendas ligeras, con el aliciente de un acceso gratuito para un día próximo. En el caso del segundo, es una fiesta nudista la que se desarrolla esa noche, con la obligación de ir sin ropa o con una toalla como máximo.

En ambos casos, su responsable dice que no hay ninguna relación de causa y efecto entre unas elecciones y la afluencia de público en el local. «No hay nada que destacar ni tampoco hemos previsto nada por tratarse de este día; no es como en otras fechas, como Nochebuena, que el aforo baja muchísimo. Es como un domingo cualquiera», explican a ABC.

El mismo parecer tienen en Momentos, pub del mismo corte. Según apuntan, los comicios no «afectan en absoluto»; y lo que suele pasar es que la gente vaya a votar por la mañana y, ya por la tarde o noche, acuden a divertirse y olvidarse». Aunque en su caso no hay una fiesta determinada, sí estará abierto como cada domingo.