La felicidad tiene mucho que ver con la paz interior
La felicidad tiene mucho que ver con la paz interior

Cómo entrenar la felicidad subiendo 88 peldaños

Anxo Pérez propone en «Los 88 peldaños de la gente feliz» la fórmula para eliminar el sufrimiento y la amargura

La razón por la que puedes ser feliz estando triste

Actualizado:

La palabra «éxito» parece inscrita en el ADN de Anxo Pérez. Creador del método para aprender un idioma en ocho meses ( 8belts.com), es uno de los emprendedores españoles más reconocidos, además de ser un conferenciante e inspirador polifacético. Cuenta con 5 titulaciones universitarias, domina 9 idiomas, ha trabajado para el FBI y ha sido intérprete de Barack Obama en la ONU. Suma decenas de miles de seguidores entre Facebook, Twitter, Instagram y Youtube. Es además el autor de «Los 88 peldaños del éxito» y «La inteligencia del éxito», dos libros que han revolucionado el campo del desarrollo personal. Pero, como él mismo dice, tras haberlo comprobado en sus propias carnes durante el proceso de escritura de «Los 88 peldaños de la gente feliz» (a la venta el 26 de marzo), el éxito exterior no vale nada «si estás roto por dentro».

A diferencia de lo que sucedió con sus anteriores publicaciones, en las que intentó aportar trucos ingeniosos para alcanzar el éxito, asegura que este último libro ha sido transformador y revolucionario para él pues le ha ayudado a «domesticar su voz interior» y a alcanzar la calma. «Aún estoy aprendiendo, porque esto es un proceso, pero es cierto que antes iba por ahí enjuiciando, ajusticiando y aleccionando y, a día de hoy, puedo decir que he crecido una barbaridad en paz interior», explica.

La tesis de «Los 88 peldaños de la gente feliz» es aparentemente sencilla y la explica así: «Cada pensamiento, cada palabra, cada acción y cada deseo parten de dos fuentes: una es la bolsa negra, que representa la sombra, el ego o a la parte más impura de nuestro ser; y la otra es la bolsa blanca, que representa la esencia, luz o la parte más pura», explica. Pero aquí es donde llega la paradoja de esta tesis: «Cuantas más acciones y pensamientos saquemos de la bolsa negra, más grandes serán nuestras sombras. Y cuantas más acciones y pensamientos provengan de la bolsa blanca, mayor será esa bolsa. O lo que es lo mismo: la luz genera luz y la sombra, sombra», argumenta.

Más luces que sombras

Por eso, la clave de su método se basa en mostrar cómo hacer crecer esa parte de luz pues eso ayudará, según explica, a eliminar el sufrimiento y la amargura de nuestra vida. Y aquí es donde entran en juego los que él denomina «los 8 belts (cinturón) del éxito interior», que definen los distintos niveles de desarrollo evolutivo que pueden conseguirse. Tomamos prestadas algunas de las frases del libro de Anxo Pérez para describir algunos de los rasgos que definen a cada nivel: Belt 1 («Vives en estado permanente de autoprotección y consideras que el mundo es hostil»), Belt 2 («Vives en la amargura, sientes irritación y desconfianza, estás a la defensiva»), Belt 3 («Comienza a haber más espacios para el amor y la amabilidad a las personas»), Belt 4 («El nivel de amor supera al de amargura. Tu ego se acerca a la domesticación, pero aún falta»), Belt 5 («Notas que el fuego del miedo, la tristeza, la ira y la desaprobación rugen con menos fuerza»), Belt 6 («Tu vida se rige por la aceptación y empiezas a dominar el arte de la amorosidad»), Belt 7 («La compasión rige tu vida y has eliminado el huicio, la necesidad de control y el miedo») y Belt 8 («Has logrado entender lo que es el amor incondicional, vives en la paz interior y emites bienestar»).

De la ignorancia a la compasión

Pero, ¿cómo puede uno conseguir pasar de un «belt» a otro «belt» de un nivel superior? Venciendo lo que Anxo Pérez denomina los «tentáculos del ego». Algunos de los más poderosos son el deseo de tener razón, el victimismo, la intención de que perdure una ofensa, dramatizar los hechos, envidiar al otro o querer ser mejor que él y la necesidad de enjuiciar o etiquetar a la gente. Este último es uno de los que le parecen más peligroso pues, según explica, etiquetar a las personas de forma destructiva puede conducir a un mayor sufrimiento de lo que se cree. «Las personas tóxicas no existen. Unas veces podemos comportarnos de forma tóxica, otras veces de forma maravillosa. Pero nadie es tóxico», sentencia. Para combatir esa necesidad de enjuiciar a cualquier persona, el autor propone entender el concepto de la «maravillosa ignorancia» o lo que es lo mismo: saber que nadie te hace mal para buscar tu sufrimiento, sino como fruto de su ignorancia. «Entender esto es tener la fórmula mágica del perdón y con ella conseguirás aumentar tu compasión hacia el mundo, encogiendo tus sombras y agrandando tu luz», revela.

Honestidad, humildad y observación

Una vez que hemos entendido cuál es el camino y cuáles pueden ser los posibles obstáculos llega la hora de abordar los medios. Según explica Anxo Pérez, las herramientas más poderosas para llenarte de luz son la autohonestidad, la humildad y la auto-observación. Preguntarte si lo que estás haciendo es honesto o no y hacerlo con humildad es el camino para practicar la auto-observación, que es lo que te permitirá descubrir si tus acciones, tus pensamientos y tus deseos provienen de la bolsa negra (ego y sombras) o de la bolsa blanca (esencia y luz).

El colofón: un amor incondicional

Dice Anxo Pérez que cada vez que te encuentras con alguien que ha aprendido a reducir el odio en su interior y a aumentar el amor, esta persona ha logrado una vida interna sin agitación, sin nubes y con sol. «Es lo que se denomina paz interior y es la mayor responsable de la felicidad».

Pero con ese «aumento del amor» Anxo Pérez no se refiere al «amor romántico», ni al «amor condicionado», ni siquiera al amor espiritual o religioso; sino a ese «amor incondicional» que tiene que ver con cosas como conseguir desearle bien a alguien que te desea mal a ti pues este tipo de amor o esta capacidad, según explica, se puede traducir en que, tengas la circunstancia que tengas en la vida, ésta ya no te perturbará en modo alguno. Habrás encontrado la fórmula para eliminar cualquier tipo de sufrimiento y amargura de tu vida.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia