La modelo Arabella Chi con una falsa barriga en Asos
La modelo Arabella Chi con una falsa barriga en Asos - ASOS

Barrigas de embarazadas falsas: la razón por la que la ropa de maternidad no te queda tan bien como a la modelo

Esta práctica es criticada por quienes defienden una belleza real. Incluso la califican de discriminatoria. Pero en el mundo de la publicidad y el marketing las reglas son otras

Actualizado:

Desde el momento en el que una mujer se queda embarazada y hasta que da a luz a su bebé se suceden cientos de experiencias, preocupaciones, incógnitas o retos que solo quienes pasan por un embarazo entienden. Y uno de ellas tiene que ver con la ropa de embarazada.

Las prendas de premamá empieza a ser necesarias a partir de la semana 12 de embarazo. Y es que una vez cumplido el primer trimestre, la futura mamá pierde la cintura, empieza a asomar un abdomen más abultado, los pechos crecen y los muslos se redondean. Toca empezar a comprar vestidos y pantalones de premamá, que se caracterizan por la goma elástica que cubre la barriga.

Estos no son nada más que los primeros y tímidos cambios que la mujer embarazada empieza a experimentar en su cuerpo. Después se sucederán otra serie de transformaciones como el aumento notable de peso, los tobillos hinchados, pechos aún más grandes o caderas que ensanchan.

Por todo ello es fundamental entender que la ropa de maternidad que anuncian las firmas de moda están protagonizadas por modelos a las que se les ha puesto una falsa barriga de embarazada.

Una práctica común

Esta práctica es criticada por quienes defienden una belleza real. Incluso la califican de discriminatoria. Pero en el mundo de la publicidad y el marketing las reglas son otras.

Para Asos, la popular tienda online británica, lo normal es usar barrigas falsas. El negocio que creó Anders Holch Povlsen se ha visto obligado a defenderse después de que la popular modelo Arabella Chi, muy conocida por participar en el «reality show» Love Island, apareciera posando con ropa de maternidad.

Según recoge la « BBC», la firma asegura que prefiere trabajar con modelos que realmente no están embarazadas porque las sesiones fotográficas son muy largas y no quieren que las jóvenes que de verdad están en estado sufran estando de pie durante horas. También -indican- «es más fácil para los clientes».

Sylvia Flote, modelo, asegura al medio que descubrió que era una práctica común cuando le dijo a su agencia que estaba encinta. «Dije que quería hacer sesiones de embarazo pero me dijeron que la mayoría de los clientes suelen pedir chicas que en realidad no lo están», asegura. De hecho, reconoce que le costó creer esta práctica.

Publicidad honesta

Flote critica abiertamente que las firmas opten por chicas que no están en estado para vender ropa de premamá porque no presentan «cambios en sus cuerpos» salvo una barriga de mentira. «Es poco realista», opina, al mismo tiempo que recuerda que estar embarazada no es enfermedad alguna.

En esta misma línea se sitúan empresas como Next, Zara o Marks & Spencer, que sí usan modelos embarazadas para elaborar sus catálogos publicitarios y mostrar cómo sienta realmente la ropa de premamá en mujeres reales, según «BBC».

«Es ridículo que las modelos embarazadas no puedan trabajar como 'modelo embarazada'», sostiene Louise Boyce, modelo que recientemente ha sido madre por tercera vez. Boyce se muestra muy crítica con una práctica que considera engañosa y que contribuye a que las jóvenes futuras madres acaben con depresión, se pongan a dieta o no asimilen los cambios físicos.

Por todo ello, ha iniciado una campaña en « Change.org» en la que solicita a Asos y demás firmas a ser honestas con la publicidad relacionada con la maternidad. A esta causa se ha único Pregnant Then Screwed, el grupo de presión creado por la británica Joeli Brearley que fue despedida de su trabajo tras quedarse embarazada.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia