ABC

La atención temprana en bebés prematuros puede evitar o reducir las posibles secuelas

Los efectos adversos de la prematuridad suelen estar relacionadas con alteraciones motoras, visuales, auditivas, cognitivas y problemas de aprendizaje

MADRIDActualizado:

El 7% de los bebés que nacen en España lo hace de forma prematura. La medicina avanza tanto que, en la actualidad, la supervivencia de estos bebés con más de 29 semanas de gestación ronda el 95%. Lo que no está tan cuantificado es el grado de secuelas que sufren los grandes prematuros al haber abandonado el vientre materno antes de tiempo, puntualiza la doctora Carolina Colomer, médica rehabilitadora del Servicio de Neurorrehabilitación Pediátrica del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo y directora clínica de NEURORHB.

Según explica, la parálisis cerebral es la secuela neurológica más frecuente en niños de bajo peso o extremadamente bajo peso o niños muy prematuros o extremadamente prematuros ( menos de 28 semanas de gestación) Otras alteraciones que también son conocidas en estos niños son las secuelas sensoriales como pérdida de audición o de visión, además de alteraciones cognitivas y problemas de aprendizaje y también algunos trastornos emocionales y del comportamiento.

Normalmente, el desarrollo psicomotor está enlentecido durante los dos primeros años de vida, señala la doctora Colomer, fundamentalmente en el área motora gruesa, con un retraso en los hitos principales, como por ejemplo en sedestación y marcha, respecto a los recién nacidos a término. De hecho, existen estudios, como el publicado en la revista científica The Lancet por el centro de investigación francés INSERM, realizado a casi 3.000 bebés, que indican que el 40% de los grandes prematuros presentan problemas cognitivos en diferentes grados a la edad de 5 años.

Por este motivo, el Servicio de Neurorrehabilitación Pediátrica del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo a través de su programa de «atención temprana», busca dar respuesta a necesidades transitorias o permanentes originadas por alteraciones en el desarrollo o por deficiencias en la primera infancia, especialmente en niños con sospecha de sufrir un trastorno en su desarrollo o pertenecer a un grupo de riesgo.

¿En qué consiste este programa?

La apuesta por adelantarse al problema antes de que aparezca, es un objetivo marcado en el Servicio de Neurorrehabilitación Pediátrica como fórmula preventiva que optimiza los resultados de la terapia y el tratamiento que el niño necesita. En el caso concreto de los prematuros, estos niños pueden alcanzar grandes beneficios con sistemas de atención temprana por su riesgo a sufrir secuelas derivadas de su prematuridad en edad adulta. En ocasiones, estas secuelas tardan años en aflorar, señala Laura Gómez, coordinadora del Servicio de Neurorrehabilitación Pediátrica del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo «por lo que la labor inquisitiva que desarrolla la atención temprana puede suponer una ventaja especialmente útil en el tratamiento de esas posibles secuelas y conseguir, como siempre decimos en NEURORHB, que el diagnóstico de estos pequeños no se convierta en un pronóstico».

Para ello, las intervenciones que se realizan en el Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo tienen como finalidad un abordaje global del niño y están planificadas por un equipo multidisciplinar de profesionales. Al entrar un niño en el programa de atención temprana, el principal objetivo que se plantea es favorecer su desarrollo y su bienestar, posibilitando de la forma más completa su integración en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal.

Tal como explica Laura Gómez, directora de este Servicio, «empezamos con una valoración del niño para pasar a la elaboración de un programa de prevención y rehabilitación individualizado, así como la ejecución de un tratamiento multidisciplinar de la mano de todo el equipo especializado en atención temprana: fisioterapeuta, logopeda, neuropsicólogo, médicos rehabilitadores, pediatras, terapeuta ocupacional, técnico en integración sensorial y técnico en atención temprana. Además, en paralelo al trabajo realizado con el niño, se lleva a cabo un programa de atención familiar, basado en un seguimiento del tratamiento y preparación de pautas para la familia».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia