Día Mundial del NIño Prema«La donación de leche materna ha sido vital en los primeros días de nuestros trillizos prematuros»

Isabel, Raúl y Amaia han llegado al mundo en la semana 34 + 3 días, y están ingresados en La Paz

MADRIDActualizado:

Los trillizos Isabel, Raúl y Amaia han llegado al mundo en la semana 34 + 3 días, y están ingresados en el área de Neonatología del Hospital Universitario La Paz (Madrid). «La verdad es que en este tipo de embarazos esta fecha se considera a término», relata la madre, Isabel, que hace auténticos malabarismos para poder coger a los tres a la vez. Esta exhausta, pero feliz. Después de unos meses «complicados», todo ha ido bien, y solo están esperando a que los niños alcancen el peso necesario para recibir el alta (estipulado en 2.200 kg.) e irse a casa. «La madre es una campeona, y siempre pensó más en sus hijos que en ella misma». apunta a su lado Ignacio, el orgulloso padre.

De vez en cuando, meten a dos de los pequeños juntos en la incubadora. «Se entiende que si los bebés han pasado varios meses juntos en el vientre de su madre, tocándose, y compartiendo un mismo espacio, es bueno que ocupen el mismo cubículo cuando nacen», explica Mayte Serrada, responsable de enfermería de este área de La Paz. Esta práctica, añade, «permite mantener el víncluo especial, que han iniciado en el útero materno, y facilita la sincronización de los periodos de sueño y vigilia». Lo mismo harán al llegar a casa, donde compartirán cunita los tres, comenta Ignacio.

Donación de leche materna para prematuros

Esta pareja es súper consciente también de la importancia del contacto físico de los recién nacidos con sus padres. «Practicamos el método canguro. Sabemos que es muy importante, vital, por eso estamos aquí desde las 9:00 de la mañana hasta las 19:00 de la tarde para alimentarles, ponerlos al pecho, piel con piel, y cambiarles los pañales», explica el flamante padre. Después vuelven a su casa a atender a su hijo mayor, de apenas veintitrés meses, «que todavía no dice nada sobre sus nuevos hermanitos, porque apenas habla», relata.

Por la noche, las enfermeras les dan biberones con la leche que Isabel, la madre, se extrae y deja identificada con sus correspondientes pegatinas. «Aprovecho para hacer un llamamiento a la donación de leche materna, tan importante para estos niños, y para que se ofrezcan facilidades, por ejemplo, en los centros de Salud, a las mujeres que quieran donar», sugiere. «La donación de leche materna de otras mujeres ha sido vital en los primeros días de nuestros trillizos», remarca esta pareja, que se muestra «agradecida a todo el personal del Hospital Universitario La Paz, que ha sido maravilloso con nosotros. Son gente súper cariñosa, que entiende y que te facilita. No ha sido nada sencillo». «Imposible estar más felices», concluyen.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia