Los duques de Sussex junto a su hijo Archie
Los duques de Sussex junto a su hijo Archie - REUTERS

Duques de Sussex: un vuelo de 22.000 euros para viajar a Ibiza

La prensa británica les afea no solo el coste del trayecto sino también la contaminación

Actualizado:

Meghan Markle parece poseer un don privilegiado para convertir todo lo que toca en polémica. Y quizá sea que no se le perdona ni una o que no está especialmente bien asesorada. Tras el dispendio de su baby shower en Nueva York, las críticas por la costosa reforma de su nueva casa en Windsor o su decisión de no posar a la salida del hospital con su primogénito, protagoniza ahora un nuevo escándalo relacionado con sus vacaciones. En el punto de mira no solo ella, sino también su marido el Príncipe Harry. La prensa británica se echaba ayer las manos a la cabeza publicando el elevado coste que han supuesto sus vacaciones en Ibiza. El matrimonio aterrizó en la isla, con el pequeño Archie, el pasado 6 de agosto. Lograron su objetivo de que no se les fotografiase durante los seis días que pernoctaron allí. Ahora bien, se han topado con la polémica una semana después a su vuelta a Londres. La prensa inglesa publicaba ayer que viajaron a bordo de un avión privado de una compañía conocida popularmente como «Uber para multimillonarios» cuyo alquiler les habría costado unas 20.000 libras -22.000 euros-.

El martes 6 de agosto, el primer día de sus vacaciones secretas, el único avión privado que viajó a Ibiza desde el aeropuerto VIP Farnborough en Hampshire fue un Gulfstream 200, que puede albergar hasta 19 personas. Partió a las 7.49 y aterrizó en las islas Baleares a las 10.49 hora local. Seis días después, el lunes de esta semana, un Cessna 500 XL de nueve plazas, propiedad de NetJets, partió de Ibiza a las 10.14 hora local, y aterrizó en Farnborough a las 11.20 y se cree que llevaba a los Duques y a su hijo. Según el «Daily Mail» al menos una parte del viaje ha sido reservado a través de NetJets, una empresa que se ha ganado los apodos de «Hertz para herederos» o «Uber para multimillonarios» porque en su nómina de clientes figuran solo personas con un alto poder adquisitivo. Se desconoce quién pagó los vuelos. La compañía está vinculada a un amigo íntimo de Harry, el deportista argentino Nacho Figueras, conocido como el «David Beckham del polo».

Menú personalizado

NetJets posee una flota de 750 aviones de alquiler en todo el mundo y presume de ofrecer una «experiencia inigualable» a clientes ricos. Las ventajas incluyen menús personalizados y la opción de llevar mascotas en la cabina.

Además del importe del viaje, a los Duques de Sussex también se les ha afeado que se erijan como grandes defensores del medioambiente para luego volar a bordo de una nave que genera siete veces más CO2 por persona que un vuelo comercial. El comentarista Piers Morgan compartió un artículo sobre el viaje y escribió: «Salvando el planeta con un jet privado a la vez». ¿Cuándo llegará la próxima polémica?