Carmen Borrego
Carmen Borrego - Telecinco

SálvameCarmen Borrego muestra su nueva cara en «Sábado Deluxe»: «Me he sentido vejada como mujer»

La menor de las Campos reconoce que ha llegado al llanto por las duras críticas recibidas de sus compañeros tras sus operaciones

Actualizado:

Carmen Borrego ha reaparecido en el programa «Sábado Deluxe» después de someterse a un segundo retoque estético para mejorar el aspecto de su papada, que se estaba descolgando al haber adelgazado considerablemente. Su nueva cara fue la expectación de una noche que, sin embargo, resultó agridulce para su protagonista.

La colaboradora está más guapa, de eso no hay duda. El cambio es espectacular, pero las duras críticas de sus compañeros por la forma en la que ha gestionado sus operaciones y posteriores apariciones le han dolido tanto como los puntos en el cuello. «Me he sentido vejada como mujer», ha admitido la hermana de Terelu sentada en una silla que seguramente le habrá proporcionado unos buenos emolumentos.

El momento más tenso se produjo cuando la más pequeña de los Campos tuvo que volver a ver las imágenes en las que sus compañeros la ponían a caldo e incluso se burlaban de ella. Carmen ha manifestado sentirse claramente molesta e incluso ha reconocido haber llegado al llanto por algo sucedido el pasado viernes en «Sálvame». Julián Gabarre, morfopsicólogo, sugería en el programa de la tarde que la vagina de Carmen estaba tan laxa como su cara, y que probablemente su marido y ella disfrutarían menos de sus relaciones sexuales. Como es lógico, la impertinencia disgustó muchísimo a la colaboradora. El propio morfopsicólogo entró en directo en «Sábado deluxe» para pedirle perdón. Visiblemente afectado, le dijo que hablaba de forma general y que no se refería a su caso concreto.

Carmen también ha explicado que sentía miedo a pasar por quirófano una segunda vez, ya no solo por los peligros que implica cualquier intervención quirúrgica, sino también por la desagradable forma en la que despierta de la sedación: «En la primera intervención, al despertar, sufrí una especie de brote psicótico, cuatro médicos no eran capaces de hacerse conmigo», ha dicho.

A pesar de la intromisión en su privacidad, Carmen no se siente avergonzada por su nueva proyección profesional. Sabía muy bien a lo que se exponía cuando entró «en el mundo 'Sálvame'» y convertía su vida en su espectáculo.