Recreación de Madrid Nuevo Norte
Recreación de Madrid Nuevo Norte - ABC

Madrid Nuevo NorteOperación Chamartín: la nueva cuenta atrás del «mayor proyecto de Europa»

La Junta de Gobierno decide este jueves si llevará la aprobación del proyecto al pleno de julio o septiembre

Santander/MadridActualizado:

Madrid Nuevo Norte está más cerca de desbloquearse. Despúes de 26 años paralizado, la tramitación del proyecto urbanístico más importante de la capital en las próximas décadas inicia la cuenta atrás definitiva por enésima vez. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid decidirá este jueves si llevan la conocida como operación Chamartín a la comisión de Desarrollo Urbano que se celebra el próximo miércoles y, por tanto, si se somete a votación en el pleno de este mes o para «garantizar la máxima seguridad jurídica» se opta por aplazarlo hasta la sesión de septiembre, como aventuró ayer el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

«La voluntad de este gobierno es llevarlo a votación este julio, pero la complejidad ténica del plan hace que no queramos dejar ningún cabo suelto», explicaron a ABC desde el área que dirige el concejal de Ciudadanos Mariano Fuentes. Durante toda la jornada del miércoles se produjeron reuniones entre los técnicos de todos los departamentos para tratar de tenerlo todo a punto. «En cualquier caso, de septiembre no pasa», subrayaron. El promotor Distrito Castellana Norte (DCN) coincide en que la prudencia es lo más acertado en este punto, a fin de que el expediente se revise correctamente.

A pesar del cambio de Gobierno en el Ayuntamiento de la capital, los ténicos de ambas administraciones implicadas, Ayuntamiento y Comunidad, han estado intercambiando información durante todo el mes, según apuntaron a este diario fuentes de la operación. A cinco días de las elecciones municipales del 26-M, la Comunidad remitió al Consistorio el informe de impacto medioambiental con cuatro alegaciones, que eran subsanables, pero que impidieron que se pudiese llevar a un pleno municipal extraordinario antes de los comicios.

«Proyecto de Estado»

Si bien desde Urbanismo no cierran la puerta a que el plan Chamartín pueda incluso votarse en solo unos días, Martínez-Almeida fue más cauteloso en una cadena de televisión y puso el mes de septiembre en el horizonte. Un plazo más que razonable para el promotor –especialmente por el tiempo que lleva el nuevo equipo de Gobierno–, que ve muy cerca el final de un culebrón que ha sobrevivido a una infinidad de alcaldes, presidentes y ministros de todo signo político y condición.

El presidente de DCN, Antonio Béjar, celebró este miércoles el anuncio Martínez-Almeida y destacó que, «por fin», la tramitación está a punto. Béjar aprovechó la inauguración del seminario «Urbanismo, género y participación: otra forma de pensar la ciudad» en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander, para reivindicar Madrid Nuevo Norte no como un «proyecto inmobiliario, sino de Estado». «Consideramos importante que la tramitación continúe y se culmine lo antes posible con la máxima seguridad jurídica y el máximo consenso», dijo.

Preguntado por el carácter estatal de la operación, Béjar recordó que fue el propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien alabó el proyecto el verano pasado, un extremo que contradice las críticas surgidas desde el grupo municipal socialista.

El presidente de DCN insistió durante su comparecencia, en el Palacio de la Magdalena de la capital cántabra, en la importancia de que Nuevo Norte siga adelante con independencia de los grupos políticos que gobiernen la capital. «Es responsabilidad de todos continuar con el procedimiento administrativo, culminarlo, poner en marcha la actuación y llevarla a término lo antes posible; DCN está a la disposición de todos las instituciones y de sus responsables políticos para colaborar hasta el final», señaló. Con PP y Ciudadanos centrados en desbloquear la operación, tal y como prometieron en campaña, queda por determinar si el resto de los partidos votan en bloque a favor del desarrollo, catalogado como el «más importante de Europa» en los próximos 20 años.

Más allá del plazo, lo que sí parece muy claro es que el Ayuntamiento no modificará una sola coma del proyecto que han heredado, con el objetivo de impulsarlo sin ambages. De hecho, fuentes de la operación reconocen que cualquier cambio condenaría el desarrollo urbanístico a un nuevo bloqueo, quizá insalvable. «Hay aspectos que se pueden mejorar pero hay que primar un acuerdo tras 25 años de parón», señaló Almeida.

La ciudad del futuro

El proyecto elaborado por el equipo de Carmena plantea para el norte de la capital la construcción de 10.500 viviendas (2.100 de ellas protegidas), amplias zonas verdes, tres rascacielos y un gran centro de negocios en torno a la estación de Chamartín, al estilo de la «city» financiera de Londres. Después de un cuarto de siglo bloqueado, el anterior Gobierno dio hasta dos vueltas al planeamiento, hasta llegar al consenso actual. Su eje fundamental será la terminal ferroviaria, que pasará a ser uno de los principales nodos de transporte de la ciudad y un referente a nivel europeo. Dependiente de Fomento, está aún en fase de tramitación para conocer cómo ha de abordarse una reforma tan ambiciosa.