Guillem Bertomeu - Lletraferit

¡Es el centro, estúpido!

«El Partido Popular se equivoca escorándose a la derecha y muchas veces actúa a rebufo de Vox»

Guillem Bertomeu
Actualizado:

Analizando sosegadamente el histórico de encuestas de estas últimas semanas, y tomando como referencias las de GAD3, las clásicas de este diario, junto al CIS de Tezanos, que suman más de 16.000 entrevistas a nivel nacional y cerca de 1.300 en la Comunitat Valenciana, me queda claro que cualquier opción que quiera triunfar en estas elecciones tiene que conquistar el espacio del centro político. ¡El 29% de los encuestados se considera de centro!

El Partido Popular se equivoca escorándose a la derecha. Es evidente que apele al voto útil para no dividir al electorado conservador, pero muchas veces actúa a rebufo de Vox, que al final es una suma de desencantados del Partido Popular.

Me dirán que estoy equivocado, y más cuando de un tiempo a esta parte se ha querido reavivar sobre todo en el Cap i casal y su área metropolitana ese viejo fantasma identitario, pero el discurso anticatalanista no da votos. El 0,1% de valencianos encuestados considera “los nacionalismos” un problema y para el 2,2 el tema catalán está entre una de sus tres principales preocupaciones. Para el 97,7% restante no está considerado como un problema principal y eso que nos están martilleando todos los días con la misma cantinela que huele a naftalina cuando no se tiene más argumentos. Llevamos de un tiempo a esta parte que la política se está convirtiendo más en un espacio televisivo donde impera el morbo que lo que realmente es.

La situación económica es ligeramente mejor que hace cuatro años y justamente la economía, con aspectos como el paro y los problemas relacionados con el empleo, es lo realmente importante para el 79% de los ciudadanos. Si la economía funciona y hay empleo todo lo demás es indiferente.

Otros datos a considerar son que el 45% de los ciudadanos prefieren el estado de las autonomías actual y un 13% incluso los descentralizaría más si cabe. Frente a un 20% que lo centralizaría. Estas semanas cabe destacar una entrevista al expresidente Alberto Fabra donde apostaba por este modelo, centrando más el discurso si cabe frente a otros miembros de su partido.

Imagen de Pablo Casado tomada la semana pasada durante su visita a la provincia de Valencia
Imagen de Pablo Casado tomada la semana pasada durante su visita a la provincia de Valencia - EFE

El discurso central de la campaña no puede ser ni ETA, ni las cloacas del estado, como hace Podemos, ni en qué estadio jugaría la selección española ni si la televisión española televisaría corridas de toros o no. Al ciudadano valenciano le preocupa el paro, la educación, la sanidad, la situación económica y la creación de empleo y quiere que los gestores de la Administración trabajen en ese sentido. Todo lo demás es crear problemas superfluos y tertulias políticas sin interés. Titulares de flor de un día.

Aquel que se acerque al centro político y se aleje de dogmatismos de pataleta tendrá más camino ganado. Ximo Puig, a pesar de Pedro Sánchez, si ha querido jugar esta baza con la difícil dicotomía de no enfadar a la todopoderosa vicepresidenta. Poner en el tablero político el discurso valenciano, poco a poco se va haciendo, y todos los líderes nacionales cerrarán su campaña en la Comunitat, por lo menos en algo se ha acertado.

Guillem BertomeuGuillem Bertomeu