Los servicios de emergencias atienden a las víctimas del atropello masivo
Los servicios de emergencias atienden a las víctimas del atropello masivo - EFE

Los Mossos ignoran el paradero de los terroristas huidos

Younes Abouyaaqoub podría haber cruzado la frontera con Francia, aunque no hay ningún indicio que apunte a ello. Los otros dos terroristas dados por huidos habrían muerto en el piso de Alcanar, donde los atacantes trabajaban de cara a un ataque «inminente» y mucho más potente

BARCELONAActualizado:

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, no ha descartado este domingo que los tres sospechosos del atentado en busca y captura -de los que está vivo al menos uno, Younes Abouyaaqoub- puedan haber traspasado la frontera con Francia. Aunque también ha especificado que no hay indicios de ello.

Las dudas sobre el número de terroristas fugados se debe a que, de momento, los Mossos d’Esquadra tienen dentificados a tres miembros de la célula yihadista de Ripoll (Gerona) que todavía no han sido detenidos (y existe la posibilidad de que algunos de los mismos fallecieran en la explosión de Alcanar).

«No tenemos ninguna información específica sobre esto, pero no puede descartarse», ha señalado Trapero en una conferencia de prensa con periodistas extranjeros junto al presidente catalán, Carles Puigdemont, y el conseller de Interior, Joaquim Forn. Con todo, ha añadido que los controles fronterizos se reforzaron de inmediatamente tras el ataque y ha confirmado que «se han hecho los filtros necesarios» para evitar su fuga.

PARA SABER MÁS: CRONOLOGÍA DE LOS ATENTADOS, DESDE EL COMIENZO DE LA TRAGEDIA

Sin embargo, la cabeza visible de los Mossos ha querido señalar también que no descarta la «posibilidad de que una persona, con el uso de un vehículo» haya escapado del país. Aunque ha hecho también hincapié en que las autoridades no tienen conocimiento de ello. «No le digo que tengamos información en este sentido, pero como posibilidad, evidentemente que han podido saltar la frontera por otros medios», ha destacado.

El oficial ha añadido que están en contacto con policías extranjeras en general y con las francesas en particular, con la que les une un especial lazo por ser el país vecino.

Lo que sí es seguro es que las fuerzas del orden francesas han puesto «todos los medios» para encontrar a Younes Abouyaaquoub, aunque nada vincula «por ahora» a los miembros de la célula con Francia.

El pasado viernes, el ministro del Interior, Gérard Collomb, ya había avanzado que no habían encontrado relaciones o ramificaciones en Francia de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils, y que en sus ficheros no aparece nadie que se sepa que estuvo vinculado con ellos. En cualquier caso, -siempre según "Le Journal du Dimanche"- los servicios secretos franceses están trabajando en un número de teléfono francés que se encontró en la lista de contactos de uno de los sospechosos, sin que se pueda hablar hasta ahora de complicidad.

Sin relación oficial

Trapero también ha incidido en que, de momento, algunos sucesos acaecidos estos días no pueden relacionarse de forma oficial con los atentados de Cataluña. Al menos, hasta que avancen las investigaciones.

Uno de ellos es el del coche que, el pasado jueves, se saltó un control policial en la Diagonal de Barcelona embistiendo a una mossa y en cuyo interior se halló el cadáver apuñalado de su dueño.

Según han informado este domingo los responsables de la policía autonómica, las investigaciones de este suceso se están llevando a cabo de forma paralela a las de Cambrils y Barcelona. Y es que, de momento, los Mossos han desvinculado este episodio de los atentados terroristas y no consideran al fallecido como una víctima de la célula terrorista.

«Si es uno de los autores hay que demostrarlo, cuando estemos en condiciones de tener esa información lo diremos»

Trapero ha explicado que la forense que entró en el coche para analizar el cuerpo observó que se encontraba entre los asientos delanteros y traseros y que no tenía ningún impacto de bala «cuando los agentes solo usaron este tipo de arma», por lo que ha asegurado que los Mossos d'Esquadra trabajan con la hipótesis de que había otra persona en el vehículo.

«Si es uno de los autores hay que demostrarlo, cuando estemos en condiciones de tener esa información lo diremos, pero en este momento no podemos acreditar que el vehículo viniese del atentado de Barcelona», ha dicho.

El mayor de los Mossos sí ha informado de que un testigo vio a alguien salir corriendo del vehículo que se saltó el control, y ha aseverado que la policía está investigando «en profundidad» este suceso.

Ha añadido que el cuerpo policial ya habría podido identificar dónde estaba el vehículo antes de los hechos y como accedió al control que se estableció al final de la Diagonal de Barcelona.

«Un ataque inminente»

Josep Lluís Trapero también ha destacado que los terroristas preparaban de forma «inminente», para el mismo día o siguientes, «uno o varios atentados» en la capital catalana con explosivos, para hacer «bastante más daño».

A la pregunta de si la Sagrada Familia podría ser uno de los objetivos de célula, el mayor no ha querido concretar: «Es una información que no podemos aportar en este momento, cuando tengamos la suficiente fiabilidad de uno o más lugares donde se quería cometer el atentado se informará a la autoridad judicial», ha dicho.

Los Mossos trabajan con la hipótesis de que la gran explosión que se produjo en la casa de Alcanar la noche del día 16 precipitó los atentados del día siguiente en Barcelona y Cambrils, que los terroristas «no pudieron hacer de la forma prevista, con el uso de explosivos, porque se habían inutilizado» en la detonación de Alcanar, ha señalado Trapero. El día 16, una explosión tiró abajo la vivienda de Alcanar, entre cuyos escombros los Mossos encontraron más de un centenar de botellas de butano y propano, así como material explosivo utilizado habitualmente por el terrorismo yihadista, además del cadáver de un presunto terrorista y restos biológicos de uno o dos más.

La vivienda era, al parecer, la base de operaciones de la célula terrorista desde hace unos seis meses, cuando la habían ocupado, y Trapero ha asegurado que durante este tiempo la policía no recibió «ninguna llamada extraña respecto a la casa o las personas que la ocupaban». De hecho, los agentes no tenían ninguna alerta sobre los inquilinos de la vivienda de Alcanar ni sobre el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty, que está desaparecido y sobre el que sospecha que pudo tener un papel clave en la célula, ninguno de cuyos integrantes tenía antecedentes por terrorismo.

Sobre el imán, cuya vivienda registraron ayer los Mossos en búsqueda de pistas, Trapero ha indicado que por el momento no están en condiciones de confirmar que fuera la persona que radicalizó a los demás miembros de la célula. De hecho, el imán no tiene antecedentes penales vinculados al terrorismo, aunque, según ha recordado el mayor, sí que había tenido relación con un implicado en investigaciones sobre los atentados de Madrid del 11-M.

Además de las bombonas de butano, los Mossos encontraron en la casa de Alcanar material habitual de DAESH para fabricar explosivos, como acetileno y TATP, y siguen buscando más material, aunque es un proceso muy laborioso que se tiene que llevar a cabo con mucha precaución para evitar que haya más explosiones. Según Trapero, la casa de Alcanar era el escenario en el que la célula preparaba los explosivos para cometer "uno o varios atentados" en la ciudad de Barcelona con el objetivo de hacer "bastante más daño" del que lograron provocar en la Rambla -con trece muertos- y Cambrils -con una fallecida-.

El mayor de los Mossos d'Esquadra también ha confirmado que los investigadores están tratando de confirmar, con la colaboración internacional, los viajes previos que hicieron los integrantes de la célula a países como Marruecos -del que varios son originarios- o Suiza. Trapero también ha indicado que, en los interrogatorios de los detenidos en comisaría, los Mossos d'Esquadra han podido obtener información relevante para proseguir con la investigación, antes de que pasen a disposición de la Audiencia Nacional, probablemente el próximo martes.

Los Mossos también están obteniendo para sus pesquisas información muy "positiva" del análisis de las tres furgonetas que alquiló la célula -la del atentado en Barcelona y las que se localizaron en Cambrils y Vic (Barcelona)-, así como del Audi 3 con el que perpetraron el ataque de Cambrils y de una motocicleta

Identificación

Trapero, a su vez, estima que los catorce fallecidos en los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) estarán plenamente identificados a primera hora de este lunes.

Hasta ahora, los expertos del Instituto de Medicina Legal han identificado a nueve de las catorce víctimas mortales y así se lo han comunicado a los familiares y al juez que instruye la causa.

Este domingo, además, han concluido los trabajos de identificación de otros tres cadáveres, aunque está pendiente el proceso de comunicación al órgano judicial y a los familiares,

«Si todo va como tiene que ir, a primera hora de la mañana quedarán plenamente identificados los catorce fallecidos»

El máximo responsable de los Mossos d'Esquadra ha añadido que los expertos forenses y policiales están actualmente tomando muestras de ADN a las dos víctimas restantes y que se prevé que los resultados estén listos durante la próxima madrugada.

«Si todo va como tiene que ir, a primera hora de la mañana (del lunes) lo comunicaremos a la autoridad judicial y a los familiares y quedarán plenamente identificados y comunicados los catorce fallecidos», ha afirmado.

Hasta ahora, los cuerpos de cuatro de las nueve víctimas mortales de los atentados ya identificadas han sido entregados a sus familiares para que se proceda a su repatriación, entierro o incineración.