• Última Hora Los Mossos localizan dos cadáveres en el pantano de Susqueda
  • Última Hora La Fiscalía archiva su investigación sobre la película «Fe de Etarras»

Cataluña

Younes Abouyaaqoub, el sospechoso del atropello de Barcelona

No contaba con antecedentes por terrorismo ni estaba en los archivos de la policía como posibles yihadistas. Ahora, los investigadores creen que se descolgó de la célula y cometió el atropello mortal en Las Ramblas

Younes Abouyaaqoub es, ahora mismo, la persona más buscada del país. Las fuerzas de seguridad están detrás de él como el único miembro identificado de la célula terrorista que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) que aún no ha sido localizado. Abouyaaqoub, marroquí de 23 años, no contaba con antecedentes por terrorismo ni estaba en los archivos de la policía como posible yihadista. Ahora, pesa sobre él una orden de búsqueda y detención internacional ya que se sospecha que él fue quien cometió el atropello que acabó con la vida de 13 personas el pasado jueves por la tarde en Las Ramblas.

Los Mossos consideran también que Younes Abouyaaqoub formaba parte de la célula que planeaba atentar en Cataluña. Estana formada por doce terroristas: cinco fueron abatidos por la policía en Cambrils; cuatro detenidos, uno de ellos en Alcanar (Tarragona) y 3 en Ripoll (Girona); dos fallecidos en la explosión de la casa de Alcanar el día 16 y uno, Younes Abouyaaqoub, que estaría huido.

Los doce eran miembros de la comunidad musulmana de Ripoll y amigos, al menos seis eran hermanos. Además del parentesco, compartían su juventud (entre los 17 y 34 años) y su origen marroquí. Algunos de ellos, incluso, compartían el mismo edificio, los hermanos Driss y Moussa Oukabir y los también hermanos Omar y Mohamed Hychami, que vivían en el mismo número de la calle Antonio Gaudí de ese municipio gerundense.

Una imagen del interior de la vivienda de Younes Abouyaaqoub en Ripoll
Una imagen del interior de la vivienda de Younes Abouyaaqoub en Ripoll- REUTERS

Actuación en solitario

La principal hipótesis es que tras la explosión en la casa de Alcanar, Abouyaaqoub emprendió de manera individual el atropello masivo en La Rambla. Después, escapó de la zona sin ser detenido y su pista se pierde. Sí se sabe que las fuerzas de seguridad francesas han recibido un aviso de la Policía española para intentar localizar una furgoneta vinculada a la célula que atentó el jueves en Barcelona y Cambrils, según fuentes oficiales citadas por el periódico galo 'Le Parisien'.

El vehículo, un renault Kangoo de color blanco, podría haber cruzado la frontera entre Francia y España. Según la información, se trata de una furgoneta alquilada el jueves por la tarde por Mohamed Hychami y Younes Aboyaaqoub. Mohamed Hychami, de 24 años y originario de Marruecos, resultó abatido por los Mossos en Cambrils (Tarragona) junto a otros cuatro compañeros de la célula.

Pero, ¿cómo pudo escapar el terrorista de la zona de Las Ramblas sin ser detenido? Los investigadores tienen distintas teorías y de momento no hay ninguna certeza. Se cree que el yihadista pudo aprovechar la confusión que reinaba en esos momentos en el paseo barcelonés para perderse entre la multitud. Tomó el metro y recorrió todo el trayecto de la línea hasta la última parada que finaliza en la estación de la Zona Universitaria. Cuando salió, buscó la manera de huir.

Como adelantó hoy ABC, las fuentes consultadas mantienen la hipótesis de que el terrorista puede estar relacionado con el suceso de la avenida Diagonal de Barcelona, en el que resultó muerto un hombre tras saltar su automóvil uno de los controles de los Mossos en la salida de la ciudad. Según algunas fuentes, pudo secuestrar en su huida utilizando un arma blanca al conductor de un coche, al que habría obligado a sentarse en el asiento trasero. Lo hizo aprovechando los 20 minutos que fueron necesarios para confirmar que se trataba de un atentado terrorista y por tanto para encapsular la zona del ataque. Una vez al volante de ese vehículo, el terrorista se topó con el control policial, que decidió saltarse arrollando a dos mossos, de los que uno, una agente, resultó con fractura abierta de fémur. El compañero abrió fuego contra el coche, que recibió diez impactos.

Poco después, el vehículo era localizado en Sant Just Desvern, a cuatro kilómetros del lugar del incidente. Los agentes comprobaron que dentro había una persona muerta, si bien no se acercaron al automóvil por si estaba cargado de explosivos. En el primer momento, se pensó que este hombre había perdido la vida por los disparos de los agentes. Cuando dos horas después los Mossos accedieron al coche, vieron que había muerto acuchillado. El conductor asesino lo pudo matar en su huida para evitar que lo pudiera identificar. Un testigo del suceso asegura que un hombre con aspecto árabe y que, según su percepción, hablaba en ese idioma, bajó del coche a la carrera, aunque las fuentes consultadas mantienen prudencia sobre este extremo.

Los Mossos no avanzan información «delicada»

El portavoz de los Mossos d'Esquadra, Albert Oliva, se ha limitado a informar este sábado que Abouyaaqoub está en búsqueda y captura, aunque no ha concretado que fuera el conductor de la furgoneta usado en el atentado de La Rambla, hipótesis que se está investigando. «No entraremos a adelantar si es el conductor de la furgoneta», ha afirmado Oliva en una atención a los medios, en la que ha asegurado que los Mossos están trabajando en una línea de investigación que requiere no avanzar información delicada y compleja. También ha insistido en que sólo harán pública aquella información que esté "objetivamente contrastada".

Durante este viernes, se barajó la posibilidad de que el conductor de la furgoneta fuera uno de los terroristas abatidos por los Mossos el viernes en Cambrils --Moussa Oukabir, de 17 años y nacionalidad marroquí--, pero esta vía de investigación fue perdiendo peso con el paso de las horas.

Toda la actualidad en portada

comentarios