Igea, en el centro de la imagen, el pasado sábado - ICAL / Vídeo: Las explicaciones de la cúpula de C's al pucherazo

Pucherazo CiudadanosIgea le gana las primarias de Ciudadanos a Clemente tras la revisión de los votos

La Comisión de Garantías y Valores dictamina que el vencedor es el diputado y no la exdirigente popular

Valladolid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A Ciudadanos le han salido rana las primeras primarias reñidas que celebra. El exdiputado Francisco Igea será finalmente el candidato a presidir la Junta de Castilla y León después de que el sábado la formación naranja comunicara oficialmente el triunfo de la exmiembro del PP, Silvia Clemente, la candidata apoyada y avalada por Albert Rivera y la dirección del partido. Las «graves irregularidades» en la votación telemática denunciadas por el presunto perdedor han tenido que ser aceptadas en apenas 24 horas por la Comisión de Garantías y Valores de Cs, que se ha rendido a la evidencia de que algo muy gordo se había hecho mal. La impugnación de Igea tenía desde el principio muchos visos de prosperar. No se podía entender que en el acta pública presentada por el partido liberal aparecieran únicamente 1.013 votos cuando los sufragios recibidos por los tres aspirantes a encabezar la lista autonómica sumaban 1.084.

Uno de los principales apoyos de Igea, el procurador Manuel Mitadiel, adelantaba el «fallo» detectado y que consistiría en una serie de votos en bloque a favor de la segoviana registrados en la madrugada del viernes al sábado y justo cuando el también médico vallisoletano sacaba una clara ventaja a su contrincante.

Las consecuencias de los errores de este proceso se verán con el tiempo, pero los rivales políticos de Ciudadanos ya hablan abiertamente de «pucherazo» después de haber denunciado estas semanas el «transfuguismo» que suponía el fichaje de una histórica del Partido Popular, que dimitía hace unas semanas de su cargo de presidenta de las Cortes con el tiempo justo para poder optar a liderar una candidatura con otros «colores» y que al mismo tiempo se marchaba echando pestes de los que han sido sus compañeros durante estos últimos años.