José L. Jiménez - Mercado Africano

Plan África en África

África es la salida perfecta para mitigar efectos adversos en España por el Brexit. El comercio entre naciones africanas sumará 35.000 millones de euros en 2021

José L. Jiménez
Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores de Togo, Robert Dussey, profesor de filosofía, experto en Kant, antiguo monje católico, a sus 44 años, no se corta un pelo y sentencia que es una "vergüenza" que la Unión Africana (UA) dependa de fondos internacionales para funcionar. Conocedor del Sermón de la Montaña, el también autor de la novela 'Una Comedia en los Trópicos', ha sentenciado que "no es normal" estar pidiendo dinero a Occidente cuando "queremos tomar el control de nuestro propio destino". Claro que no es normal.

España tampoco quiere estar dependiendo de muletas para hacer grandes cosas en África y permanecer a espera de franceses, siempre controlado con sus francos CFA el mercado africano. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha lanzado esta semana desde Canarias los trabajos para poner en marcha una nueva agenda de España en África. ¿Prioridades? Reforzar la posición de nuestro país en este mercado de 1.300 millones de habitantes. En 2021, las previsiones apuntan que el 28% del comercio africano será intracontinental, es decir, negocio de 35.000 millones de euros en cinco años.

Parte de esa agenda de España en Áfria pasará por Canarias. El problema es que los canarios no se aclaran si quieren ser lanzadera española para el continente africano o región ultraperiférica (RUP). O sea: Centrífugar servicios y mercancías a África desde las islas procedente de otros mercados o ser centrípetos y, por tanto, un protectorado de ayudas europeas. Es de suponer que la transformación digital de los puertos, la impresión en 3D y el Brexit ayudará a las islas a vender servicios en África y ser menos centro de tránsito de mercancías. El futuro en África dependerá de su potente juventud digital. África es la salida perfecta para mitigar efectos adversos en España por el Brexit.

José L. JiméezJosé L. Jiméez