Pedro Sánchez, en un momento del encuentro con las asociaciones contra la despoblación
Pedro Sánchez, en un momento del encuentro con las asociaciones contra la despoblación - EFE

Sánchez despoblación«Señor presidente, ¿sabe usted cuántos habitantes tiene Soria?»

Las plataformas contra la despoblación proponen a Sánchez un pacto de Estado para frenar la sangría demográfica en una nueva entrega de la ronda de contactos del líder del Ejecutivo con las entidades sociales

MadridActualizado:

En 2007, alguien preguntó a José Luis Rodríguez Zapatero que cuánto costaba un café. Fue en un programa de televisión de esos a los que van los políticos cuando tienen que promocionar su imagen. El expresidente no atinó y quedó retratado. Hoy, otra persona ha lanzado a Pedro Sánchez, que está inmerso en una ronda de contactos con colectivos sociales que también huele a estrategia promocional, una pregunta similar.

A Sánchez, en su carrusel de entrevistas con la sociedad civil, le tocaba verse las caras hoy con las asociaciones que combaten la despoblación en la España Vaciada. Y allí, Fernando Arévalo, portavoz de la plataforma Soria ¡Ya!, ha querido calibrar el nivel de conocimientos y el interés que el líder del Ejecutivo tiene en la materia aprovechando que se había tomado la molestia de citarse con ellos.

-Señor presidente, ¿sabe usted cuántos habitantes tiene Soria?

-No. Ahí me pillas.

El soriano, para evitar que el momento fuera más incómodo, ha resuelto la incógnita rápidamente:

-Apenas somos 88.600 almas en toda la provincia, por lo que todos cabríamos en el Camp Nou y, además, sobrarían muchos asientos. Y por si esto fuera poco, uno de cada cuatro habitantes de la provincia tiene más de 65 años.

Al margen de la anécdota, las entidades contra la despoblación han agradecido la llamada del presidente, al que han planteado sus propuestas para frenar la sangría demográfica, aunque también se muestran plenamente conscientes del momento en el que se ha producido esta reunión y la posición -justo después de fracasar en la sesión de investidura- en la que se encuentra Sánchez cuando plantea esta ronda de contactos.

Un pacto de Estado

Teruel Existe y Soria ¡Ya!, las dos organizaciones que lideraron la multitudinaria manifestación contra la despoblación del 31 de marzo en Madrid, encabezaron las reclamaciones del colectivo y trasladaron al presidente del Gobierno la necesidad de abordar un pacto de Estado para revertir la situación de abandono que sufren los territorios con menos población del país.

«La despoblación es un problema que no puede esperar y de ahí que pidamos un pacto de Estado para que, gobierne quien gobierne, se tomen medidas», explica Arévalo, a quien completa Pepe Polo, portavoz de Teruel Existe: «Los pactos de La Moncloa me parecen un buen referente. Entonces salíamos de una dictadura y ahora estamos en una situación de emergencia, y así nos lo han reconocido. Tiene que haber un pacto de Estado en el que Gobierno, oposición, agentes económicos y sociedad civil nos pongamos de acuerdo para que, mande quien mande, en cuatro, ocho o doce años hayamos corregido las políticas de vaciamiento iniciadas en los años 60».

Este pacto de Estado, según han explicado ambos portavoces a ABC, se articularía en torno a los siguientes ejes: la reformulación de las políticas de cohesión y reequilibrio territorial, acometer las infraestructuras pendientes de ejecución y aportar redes de telecomunicaciones, impulsar la actividad económica en estos territorios, dotarlos de vivienda y servicios y cambiar la imagen del medio rural.

Deberes por delante

Los agentes que han participado en el encuentro reconocen que Sánchez, que ha estado acompañado por Isaura Leal, antigua comisionada contra el Reto Demográfico, ha tomado buena nota de sus reclamaciones e incluso ha formulado alguna propuesta, como una posible descentralización de algunas instituciones hacia territorios despoblados. De igual modo ha insistido en que quiere hacer de este problema uno de los puntos clave de su gestión si continúa en La Moncloa, a la vez que ha señalado que es una cuestión que debe abordarse de manera transversal desde diversos ministerios.

Los representantes plataformas que hoy se han encontrado con Pedro Sánchez en Madrid están acostumbrados a las buenas palabras. Algunos han recibido promesas incumplidas de tres presidentes distintos. Para empezar, Sánchez les ha reconocido que tiene «muchos deberes» por delante. Uno de ellos es lograr sacar adelante su investidura para después poder cumplir esas buenas palabras que ha tenido hoy con las asociaciones de la España Vaciada. Y el segundo, aprenderse el número de habitantes que tienen Soria, Teruel, Cuenca...