El rey Felipe VI recibe en audiencia a la diputada de Galicia en Común, Yolanda Díaz, este lunes, en el inicio de la ronda de consultas
El rey Felipe VI recibe en audiencia a la diputada de Galicia en Común, Yolanda Díaz, este lunes, en el inicio de la ronda de consultas - EFE

Pesimismo en Unidas Podemos a la espera de la reunión de Iglesias con el Rey

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, no ha especificado a Felipe VI su sentido del voto en una hipotética investidura

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A pesar de las diferencias, los socios de Pablo Iglesias han cerrado filas con la estrategia de Podemos. Las diferentes fuerzas políticas que conforman el grupo parlamentario de Unidas Podemos que hoy se han reunido con el Rey —Equo, Galicia en Común e Izquierda Unida— mantienen la «esperanza» y la «predisposición» para rubricar un acuerdo de Gobierno de coalición con el PSOE, aunque lo ven complicado por las reticencias de los socialistas.

La portavoz de Galicia En Común, Yolanda Díaz, ha asegurado tras su encuentro con el Rey en la ronda de consultas que siguen «esperando una respuesta por parte de Sánchez a la última propuesta, que el PSOE rechazó en 10 minutos», porque considera una «irresponsabilidad» una repetición electoral.

«La propuesta de Iglesias era dialogar para abordar los retos de nuestro país, (...) no era una propuesta de quita y pon, si me permiten la expresión, era una propuesta donde proponíamos estabilidad», ha subrayado Díaz, que lamenta que «el verbo que mejor conjuga el señor Sánchez es rechazar».

La portavoz gallega insiste en «sentarse a negociar» a pesar de que quedan escasas 24 horas de margen para que PSOE y Unidas Podemos lleguen a un punto de encuentro. Díaz, persona de confianza de Iglesias, se ha manifestado en sintonia con él: «Procederemos a la abstención en caso de que el señor Sánchez se someta a la investidura».

Respecto a la propuesta de abstención a cambio de las tres condiciones del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, la portavoz morada se ha expresado en términos irónicos: «El señor Rivera tiene que sentirse afortunado, el señor Sánchez le ha dedicado más de diez minutos a reflexionar su propuesta». Sin embargo, fuentes de Galicia En Común aseguran que su «posición no es mudable en atención a variables».

Garzón no revela el sentido de voto

Por su parte, el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha expresado que el PSOE «se equivocaría mucho» si aboca a nuevas elecciones el 10-N porque «la frustación» y el «hastío» de los ciudadanos penalizarán a todos los partidos. Sin embargo, el líder de IU no ha especificado a Felipe VI su sentido del voto en una hipotética investidura porque «sería mucho especular». Eso sí, ha recordado que IU tiene independencia de voto en una hipotética investidura.

«Todavía tenemos tiempo a pesar de que el pesisimo impera en el clima», ha asegurado Garzón. «Nadie sabe lo que puede pasar dentro de dos meses», ha continuado, al recordar que Susana díaz perdió la presidencia de la Junta de Andalucía al adelantar las elecciones basándose en las encuestas.

Garzón ha explicado que Unidas Podemos es «un espacio de unidad donde hay matices, pero se ha marcado y se ha decidido unidad de acción para este momemto».

Por su parte, el portavoz de Equo, Juantxo López de Uralde, s e ha reunido por la mañana con el Rey, por lo que ha sido el primero en hablar y ha sentado las bases de las declaraciones que Díaz y Garzón han pronunciado más tarde. El diputado ecologista ha comenzado su intervención asegurando que «el tiempo del bipartidismo ha terminado» y que ahora es momento «de acuerdos, negociaciones y coaliciones». Para él, la «mejor representación» de sus votantes consiste en «demandar la coalición de Gobierno»: «Así lo hemos hecho».

López de Uralde ha mantenido la «mano tendida» hacia Sánchez, pero se ha mostrado poco confiado en que haya una investidura —«Todo apunta a que vamos a elecciones»— por las reticencias de los socialistas, a los que ha acusado de no querer gobernar con la formación morada. «Sánchez ha hecho llamamientos mucho más claros a PP y Cs», ha dicho antes de recordar las cesiones de Unidas Podemos ante las exigencias del PSOE. «Si la negociación hubiese sido sincera, lo que valía en julio valdría ahora», ha zanjado.