Imagen de uno de los terroristas de Cambrils tras ser abatido por los Mossos
Imagen de uno de los terroristas de Cambrils tras ser abatido por los Mossos - ABC

El «guerrero del pañuelo rojo» de Mahoma, espejo de los yihadistas de Cataluña

Los yihadistas se inspiraron en un coetáneo de Mahoma que usaba la prenda. Los terroristas del 11-S también se ataron pañuelos rojos, en referencia a Abu Dujana

MadridActualizado:

Con una vestimenta descuidada, una prenda llamó la atención en los cadáveres de los yihadistas abatidos en Cambrils (Tarragona), la localidad donde atentaron en el paseo marítimo con cinturones explosivos.

Un pañuelo o bandana de color rojo aparecía anudado al cuello de tres de los cinco terroristas caídos por la actuación de los Mossos d’Esquadra. Otros dos llevaban desnudo el cuello, pero sus pañuelos se encontraron en el vehículo con el que la célula yihadista irrumpió en el lugar, un Audi A3.

El empleo de esta prenda está inspirado en la figura de Abu Dujana, un guerrero venerado por el islam por formar parte de la generación de musulmanes que conoció al profeta Mahoma, el fundador del islam. Conocido en la tradición islámica como «el guerrero del pañuelo rojo», Abu Dujana se cubría la cabeza con este complemento cuando entraba en combate. Simbolizaba su disposición a morir.

Protector del profeta

Según explican los Mossos en un informe que consta en el sumario de los atentados de Cataluña, al que ha accedido ABC, este personaje del islam reúne diversos ingredientes que le han convertido en un referente para las facciones más radicales, vinculadas a grupos terroristas. Su disposición a entregar su vida, el supuesto valor que se le atribuye y su rol de protector personal del propio Mahoma le han convertido en un recurso recurrente del proselitismo.

No fue la célula de Ripoll (Gerona) el primer grupo yihadista en inspirarse en Abu Dujana. Los terroristas de Al Qaeda que secuestraron el avión estrellado en Pensilvania el 11 de septiembre de 2001 –en el ataque contra el corazón de Estados Unidos– también se ataron pañuelos rojos en la cabeza. Así lo relataron algunos familiares que recibieron llamadas de los pasajeros antes del siniestro, y el FBI llegó a hallar una de las bandanas de color rojo en los restos del avión.

En los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, alguno de los terroristas también podría haber empleado esta prenda, según declararon algunos testigos. «Disparó muchas balas. Era blanco, bien afeitado y tenía el cabello oscuro pulcramente recortado. Iba vestido de negro y llevaba un pañuelo rojo».

Además del pañuelo, terroristas de diversos grupos yihadistas distribuidos por todo el mundo también han utilizado el sobrenombre de Abu Dujana al enrolarse en las organizaciones yihadistas. Así ha sucedido con militantes de Al Qaeda en el sudeste asiático, el Daesh o el frente Al-Nusra.

Para confeccionar los pañuelos y determinarse a morir, los yihadistas de Ripoll realizaron una especie de acto litúrgico, una ceremonia para alcanzar un «camino sin retorno». Según los Mossos, los terroristas efectuaron los últimos preparativos en una vivienda abandonada de Riudecanyes. Allí –donde quemaron sus pasaportes y dejaron cartas de despedidas– se hallaron restos de camisas de color rojo.

El informe de los investigadores sugiere que el empleo del pañuelo rojo evidencia que, detrás de los terroristas que atentaron en Barcelona y Cambrils, existía un actor o grupo más complejo, con conocimientos profundos de yihadismo, que radicalizó a los jóvenes. Los Mossos concluyen que previsiblemente fue el imán de Ripoll, Abdelbaky Es Satty, quien pudo introducir esta figura en el ideario de la célula.