José Ramón Bauzá, expresidente del Gobierno balear
José Ramón Bauzá, expresidente del Gobierno balear - IGNACIO GIL

EntrevistaBauzá: «Es evidente la deriva nacionalista del PP balear en los últimos años»

El expresidente balear se da de baja como militante popular por la actual política lingüística del partido en el Archipiélago

Palma de MallorcaActualizado:

El expresidente de Baleares José Ramón Bauzá(Madrid, 1970) anunció ayer por carta que se ha dado de baja del PP y que ha renunciado a su acta como senador autonómico. La razón principal de su marcha ha sido la actual política lingüística del partido en Baleares, que según Bauzá sería de apoyo al catalán en detrimento del castellano. «En nuestras islas ha sido nuestro propio partido, a través de los gobiernos populares precedentes al mío, el que ha sembrado y regado un nacionalismo que la izquierda no ha necesitado más que explotar», afirmó además en su carta de despedida. Con anterioridad a Bauzá, fueron presidentes de la Comunidad los populares Gabriel Cañellas, Cristòfol Soler y Jaume Matas, así como el socialista Francesc Antich. En la actualidad preside Baleares la socialista Francina Armengol.

Bauzá recalcó que durante la pasada legislatura, como presidente autonómico, trató de revertir «años de catalanización de Baleares», cuyo germen habría sido producto de «las decisiones y la legislación del Partido Popular». Su marcha ha sido criticada por el presidente del PP balear, Biel Company, quien indicó que en el último congreso regional, celebrado en 2017, «los afiliados decidieron cuáles tenían que ser las políticas que tenía que defender el partido». Company pertenece al sector regionalista del partido. Por su parte, desde la Dirección Nacional del PP cuestionaron los argumentos expuestos por Bauzá para justificar su adiós. Así, recordaron las distintas medidas en apoyo del castellano promovidas en los últimos meses por la formación popular. En esta entrevista concedida a ABC, Bauzá se pronuncia sobre todas esas cuestiones.

—¿Por qué se ha ido del PP?

—Porque es evidente la deriva nacionalista del PP balear en los últimos años y porque no puedo militar en un partido que ahora no podría votar a nivel regional.

—El sector regionalista le apoyó en su momento...

—Mire, yo siempre he tenido una relación personal buena con todos en el PP balear, fueran o no regionalistas. En ese sentido, yo soy una persona que se queda siempre con lo bueno. Dicho esto, algunos regionalistas que me apoyaron en su momento quizás creían que mis propuestas en materia lingüística eran meros eslóganes y que no las iba a aplicar nunca. Pero se equivocaron, pues sí aprobé las medidas que había anunciado.

—¿Se afiliará a Vox?

—Si tuviera el propósito de afiliarme ahora a Vox o a otra formación ya lo habría anunciado. Sí le puedo decir que cuando dejé la presidencia del PP balear, en julio de 2015, el partido renegó por completo de mi ideario en materia lingüística. En ese momento quien lo hizo suyo fue Cs. Hoy lo comparten tanto Cs como Vox.

—¿A qué partido votará a partir de ahora?

—Sólo le diré que no puedo seguir votando a un partido que plantea todo lo contrario a lo que defiendo yo.

—¿Cuál será su dedicación en el futuro?

—Colaboraré con plataformas cívicas tanto nacionales como internacionales, participaré en debates, escribiré. En ese sentido, tengo ya varias ofertas procedentes de la iniciativa privada. Además, soy farmacéutico de profesión, labor a la que me reincorporaré ahora.

—¿Qué balance hace de su gestión como presidente balear?

—Me siento orgulloso de haber combatido la política catalanista, de haber eliminado el requisito del catalán para los funcionarios, de haber promovido el trilingüismo en las escuelas. También valoro muy positivamente la recuperación económica que tuvo lugar en Baleares durante mi mandato, siguiendo una política liberal. Cuando dejé la presidencia de la Comunidad, en 2015, Baleares era la región que más crecía en Europa.

—¿Hay lugar para la autocrítica?

—En una legislatura tan complicada como la que yo presidí, sin duda hubo errores. Pero también de los errores se aprende si se analiza el motivo por el que se produjeron. En política hay que asumir siempre lo bueno y lo malo.

—¿Qué diría del PP de Pablo Casado?

—Fui el primero en salir públicamente en apoyo de Pablo Casado cuando anunció su propósito de presentarse para optar a presidir el PP. De hecho, me identifico plenamente con su proyecto a nivel nacional y por ello le deseo la mejor de las suertes.

—Entonces, ¿por qué no sigue usted en el PP?

—Porque los proyectos y las propuestas del PP a nivel nacional y a nivel regional no coinciden. El señor Company dijo ayer por la tarde que se reafirmaba en su actual línea ideológica, que es la contraria a la que defiende el señor Casado.

—¿Podría poner algunos ejemplos en ese sentido?

—Company defiende que se den subvenciones para rotular en catalán, está en contra de la Ley de Símbolos y no apoya la libre elección de lengua en toda la etapa educativa, entre otras ideas que yo no comparto.