José Ramón Bauzá, expresidente balear y hasta ayer senador del PP
José Ramón Bauzá, expresidente balear y hasta ayer senador del PP - EFE

El PP encaja dos reveses la semana después de la Convención Nacional

Desde el partido distinguen la renuncia de Beitia de la salida de Bauzá con «mentiras»

MadridActualizado:

Dos incendios han sacudido al Partido Popular esta semana con una virulencia inesperada. La euforia con la que salieron los populares de la exitosa Convención Nacional celebrada este fin de semana ha remitido algo después de que en menos de 48 horas dos destacados miembros del partido le hayan propinado sendos reveses. Si el pasado martes Ruth Beitia anunciaba que por motivos personales se retiraba de la carrera hacia la Presidencia cántabra, ayer miércoles José Ramón Bauzá, expresidente autonómico de Baleares, fue un paso más allá y se dio de baja del partido alegando discrepancias ideológicas con lo que denomina una línea «regionalista» en su comunidad autónoma.

Beitia renunció a ser la cabeza de lista del PP en los próximos comicios autonómicos, dejó su escaño en el Parlamento regional y dimitió de todos sus cargos en la Ejecutiva nacional; mientras que Bauzá entregó su carnet de militante y abandonó su asiento en el Senado. Sin embargo, desde el PP diferencian claramente entre ambos casos y rehúsan hacer cualquier tipo de comparación.

Fuentes del PP se remitieron en conversación con este periódico al comunicado emitido anteayer para explicar la salida de Beitia, quien dimitió por razones «estrictamente personales y familiares», y le agradecieron su compromiso político con el PP en una trayectoria que ha durado diez años. Esta indulgencia contrasta con la dureza mostrada con Bauzá, cuyo abandono del PP y, sobre todo, los motivos que esgrimió cayeron ayer como un jarro de agua fría entre los populares. El que fuese presidente regional de las Islas Baleares entre 2011 y 2015 se dio de baja de la formación que le aupó al poder en el archipiélago cargando contra esta por haber «sembrado» un nacionalismo que, posteriormente, la izquierda «ha explotado». Según él, el PP balear que le precedió y que le sucedió han contribuido al «adoctrinamiento» y «catalanización» de las islas, así como al aislamiento del castellano.

«Muy criticable»

Desde Génova señalan que esta retirada de Bauzá es «muy criticable» porque se va del partido con acusaciones que directamente tachan de «mentira». Sin ir más lejos, ayer mismo el PP registró una propuesta en el Congreso de los Diputados para blindar el castellano en términos de «igualdad y libertad» en todo el país. Ayer, además, los populares llevaron a la Cámara Baja una proposición no de ley para instar al Gobierno a reforzar el control del Estado sobre las comunidades autónomas, entre otras cosas, en materia educativa y lingüística.

La defensa del castellano en la educación cobró protagonismo en la Convención Nacional del PP del pasado fin de semana, pese a la postura de Bauzá

La defensa del español como idioma es una batalla que el PP ha librado con anterioridad a la baja de Bauzá, y es que, ya en el cierre de la Convención, el presidente del PP, Pablo Casado, prometió en el caso de desalojar a Pedro Sánchez de la Moncloa una ley que «consagre la libertad de elección» de los padres, la enseñanza del castellano y el fin del «adoctrinamiento, nacionalismo y el dogmatismo de la izquierda».

De hecho, una de las invitadas del PP a la Convención, la catedrática de la Universidad de Lund (Suecia) Inger Enkvist, propuso el sábado pasado reforzar el control del Estado en la educación y fomentar el uso del español como idioma común, habida cuenta, además, de que es la lengua ibérica con más hablantes en el mundo.

Enkvist apuntó que en una primera instancia hay que garantizar que los padres tengan libertad de elegir en qué idioma estudian sus hijos, pero añadió que «a largo plazo» la tendencia debe ser la de potenciar el castellano. Fuentes del PP ya sostuvieron el sábado que el partido asumía todas las propuestas de la catedrática como suyas, por lo que no deja de sorprender que Bauzá haya puesto fin a su etapa en el PP.