José Manuel Villegas, en una imagen de archivo
José Manuel Villegas, en una imagen de archivo - Jaime García

Ciudadanos deja en manos de Vox las investiduras de la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia

José Manuel Villegas califica de «teatro» que Pedro Sánchez pida la abstención de populares y liberales: «Está lanzando cortinas de humo para intentar blanquear un acuerdo con sus socios preferentes»

MadridActualizado:

Los Presupuestos andaluces, el acuerdo de investidura en Palencia entre PP, Ciudadanos (Cs) y Vox o las reuniones entre Ignacio Aguado y Rocío Monasterio antes de la constitución de la Mesa de la Asamblea de Madrid no varían el discurso oficial de Cs. El Comité Ejecutivo de este partido, como sucedió en su día con el veto a Pedro Sánchez, aprobó tras el 26-M que su «socio preferente» fuese el PP y que con Vox no se negociaría en ningún caso.

Con esta resolución en mente, en Cs confían en imponer su criterio —como sucedió recientemente en el Ayuntamiento de Madrid— y formar gobiernos de coalición con el PP con el apoyo externo de Vox, pero sin firmar ningún acuerdo con los de Santiago Abascal. Fuentes de Cs aseguran que intentarán que este sea el escenario que triunfe en la Comunidad de Madrid y en la Región de Murcia, con diferentes matices en ambos casos, pero con una premisa clara: será Vox el responsable de bloquear gobiernos entre PP y Cs si no los apoya en las respectivas investiduras.

En el caso de la Comunidad de Madrid, desde el partido de Albert Rivera garantizan que antes de suscribir un pacto programático con Vox, prefieren una repetición electoral; mientras que en la Región de Murcia, aunque confían en que Vox no sea un problema, también ven más cerca unas segundas elecciones que un acuerdo con el PSOE si Vox no apoya el pacto ya alcanzado con los populares en esta comunidad. Pese a que la estrategia aprobada por la Ejecutiva les permitiría explorar una investidura con el PSOE si fracasa la opción del PP, tras el acuerdo programático ya firmado con los populares, ven casi descartada esta vía.

El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, se ha referido a ambos escenarios en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Permanente de este lunes — primera de este órgano sin el dimitido Toni Roldán— y ha sido claro: «Vox tendrá que decidir si bloquea e impide ese gobierno —PP-Cs— o si no».

La Asamblea murciana celebra mañana la votación de investidura del popular Fernando López Miras, que se presenta con el respaldo garantizado de Cs, tras haber suscrito con este partido un pacto para gobernar en coalición. Será Vox quien decida si apoya la investidura del presidente regional en funciones, o si aboca a la comunidad a una segunda investidura. En la Región de Murcia, donde la mayoría absoluta se sitúa en 23 diputados, sí alcanzan esta cifra PSOE y Cs sin necesidad de terceros partidos, pero Cs por el momento descarta un acercamiento a los socialistas.

En Madrid el próximo 11 de julio debe celebrarse —con o sin candidato— una primera sesión de investidura que ponga en marcha el calendario para la repetición electoral si no se consigue formar gobierno. Las negociaciones están más paradas que en la Región de Murcia —en la Comunidad de Madrid ni siquiera se han puesto de acuerdo populares y liberales—, pero Villegas también apuntaba esta mañana a un escenario similar, donde Vox tendrá que decidir si respalda al PP y a Cs o si bloquea la región.

En el panorama nacional, en el que el «no» a Sánchez es más inamovible que nunca, superada la crisis interna abierta la semana pasada por la dimisión de Roldán, Villegas ha criticado al presidente en funciones de protagonizar un «teatro» al pedir la abstención de populares y liberales. «Va a hacer un acuerdo con sus socios preferentes. Está lanzando cortinas de humo para intentar blanquear ese acuerdo», ha sentenciado el número dos de Cs.