Belarra interviene en el Congreso - Vídeo: Calvo y Belarra arremeten contra Casado

Belarra insulta a Casado por defender la prisión permanente tras la muerte de Laura y Calvo la aplaude

Belarra acusa al líder del PP de mantener un discurso «infame» y Hoyo culpa a Podemos de hacer política demagógica

Sánchez mantiene la posición de no tomar una decisión hasta que el TC resuelva el recurso presentado por el PSOE

MadridActualizado:

Al calor de las últimas y tristes noticias sobre el asesinato de Laura Luelmo, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha pedido este miércoles al Pleno del Congreso que no derogue la prisión permanente revisable y tipifique como delito la ocultación de cadáver, como ha solicitado su grupo parlamentario.

Para el líder popular esta condena es la «mejor fórmula para evitar esta reincidencia» y conseguir que los asesinos y violadores «estén donde deben estar: en la cárcel». «España lo necesita», ha instado Casado incidiendo en que la prisión permanente revisable «es claramente constitucional».

El presidente del PP ha arrancado así su intervención en la sesión de control en el Congreso en la que ha preguntado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si están garantizados en Cataluña la seguridad y el orden público. Sánchez ha esquivado el debate refugiándose en que la prisión permanente está en vigor actualmente y no ha evitado el asesinato de Laura Luelmo.

Desde este argumento ha insistido en que su Gobierno no va a derogar esta condena hasta que el Tribunal Constitucional resuelva el recurso planteado en su día por el PSOE contra su aprobación. Ha aprovechado, además, para anunciar que el Consejo de Ministros planteará nuevas medidas para la protección de las mujeres y en defensa de las libertades, pero sin dar más datos. Casado le ha replicado insistiendo en que el fin de la prisión permanente busca que el condenado por delitos de extrema gravedad «no reincida, para asegurar la seguridad de los españoles».

El debate sobre el asesinato de Laura Luelmo y la petición de Casado de mantener la prisión permanente revisable ha llevado después a la portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, a utilizar su turno de pregunta a la vicepresidenta, Carmen Calvo, para considerar «absolutamente infame» la posición del líder popular. «Es como si los vendedores de armas recomendaran vender armas cada vez que hay un asesinato», continuó antes de reclamar «basta ya. Déjenos en paz a las mujeres porque no necesitamos pistoleros ni prisión permanente revisable. Lo que necesitamos son políticas públicas que nos protejan antes de que nos maten», ha defendido casi a voz en grito, mientras en la bancada popular se generalizan las protestas.

La trifulca ha continuado cuando la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha dejado ver entonces su sintonía con Podemos y ha dado las gracias a Belarra por su intervención, acusando a la derecha de no haber «hecho nunca nada por las mujeres salvo recurrir las leyes de igualdad por las que las mujeres nos hacemos respetar en nuestro país».

La portavoz adjunta del PP, Belén Hoyo, no lo dejó pasar y utilizó en su turno de pregunta para acusar a Belarra de hacer política demagógica. «Lecciones sobre igualdad al PP ninguna. Ustedes se levantaron del Pacto de Estado contra la Violencia de Género», espetó entre expresiones de aprobación de la bancada popular y gestos de rechazo de los diputados de Podemos. «El presidente del PP propone soluciones para que lo que le ha pasado a Laura no vuelva a pasar», remachó.

Medidas de seguridad

En los pasillos del Congreso, la vicepresidenta ha insistido en que «es inexplicable que un cargo público como el señor Casado utilice el dolor del asesinato para una intervención política». Calvo ha anunciado que están trabajando para reformar el código penal para que «defina y tipifique mejor» algunos delitos en relación con la libertad sexual de las mujeres. «Tiene que haber una deficinión clara de lo que es violación y agresión, y por otro lado un agravamiento a las penas», ha explicado.

El Gobierno está pensando, ha explicado Calvo, en algo que está en el artículo 106 de L.C.P. y que tiene que ver con cómo una sociedad se dota de más seguridad cuandoe stamos deante de poersonas que han cometido gravísimos delitos y siguen siendo peligrosos después del cumplimiento de las penas. Son delitos tan graves que tienen difícil reeducación y dificil reinserción.