El buque Audaz de la Armada - ABC
Open Arms

El Audaz prosigue con su misión incierta en el Mediterráneo

Desde el 31 de marzo no había un buque de la Armada cerca de Lampedusa

Crisis Open Arms: el Defensor del Pueblo abre actuaciones contra el Gobierno

MadridActualizado:

Ya en el ecuador de su travesía hasta alcanzar la isla de Lampedusa, donde se encuentra el Open Arms, el buque Audaz de la Armada Española prosigue con su misión incierta en algún lugar del Mediterráneo.

Este buque zarpó el martes a las 18.45 de la base de Rota (Cádiz) con el objetivo de recoger a los 83 inmigrantes y escoltar al Open Arms hacia un puerto español. Sin embargo, una orden de la Fiscalía italiana para desembarcar el pasaje hizo ya inútil su misión inicial. Eran las 19.15 horas del martes.

Entonces, ¿por qué no se ordenó en la tarde-noche del martes o el día de ayer su regreso a la misma Rota o a Cartagena, ciudad de paso donde el Audaz tiene su base?

Ayer, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, dio una primera respuesta en una entrevista en la Cadena Ser: permanecerá en la zona de Lampedusa a la espera de si se activa el mecanismo de reparto coordinado por la Comisión Europea y que incluía a España junto a otros cinco países para acoger a los migrantes del barco de la ONG Proactiva Open Arms.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, refrendó la tesis en Antena 3: «Al minuto lo que se acuerde en Italia y en función de esa evolución» se tomarán las decisiones oportunas con respecto al Audaz. «Vamos a ver lo que acuerda la Fiscalía italiana, vamos a seguirlo al minuto».

La duda que surge es por qué no ordenar la vuelta del buque si, una vez realizado el reparto coordinado de los inmigrantes entre los países, estos podrían llegar a España en avión. Se trata de una alternativa mucho más barata que mantener a un buque de guerra con sus 62 marinos a bordo en una misión que como mínimo puede durar una semana. Hay que sumar gastos de combustible y dietas.

Otra de las claves del envío del buque Audaz es el malestar del Gobierno español por el fin del despliegue naval en la Operación Sophia, cuyo mandato concluye el próximo 30 de septiembre pero que ya no tiene buques disponibles en esa área del mediterráneo, cerca de las costas de Libia, para luchar contra las mafias de la inmigración ilegal y asistir a inmigrantes.

La ministra Robles culpó el martes al ministro Matteo Salvini por el fin del despliegue naval, que Italia consideraba como un «efecto llamada» para las mafias. Desde el 31 de marzo, tras la decisión de la UE de retirar los buques, España no tenía un buque militar en la zona con la Operación Sophia. Fue el BAM Rayo.

Ahora el BAM Audaz, aunque sin el paraguas de la UE, se aproxima de nuevo al sur de Italia por la crisis del Open Armas. La duda surge: ¿volverá el «efecto llamada»?.