El Defensor del Puieblo en funciones, Francisco Fernández Marugániz junto a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet
El Defensor del Puieblo en funciones, Francisco Fernández Marugániz junto a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet - EFE
Open Arms

El Defensor del Pueblo abre actuaciones de oficio por las gestiones del Gobierno para resolver la crisis del Open Arms

Francisco Fernández Marugán ha asegurado que es «imprescindible» una política europea de migración y asilo común

El Audaz prosigue su camino por el Mediterráneo hacia el Open Arms

MadridActualizado:

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha abierto dos actuaciones de oficio para investigar las gestiones del Gobierno español para resolver la «dramática» situación del buque de la ONG Proactiva Open Arms, que fue desembarcado finalmente este martes por la noche tras 19 días en alta mar a la espera de que se les permitiese atracar en puerto seguroy con más de un centenar de inmigrantes rescatados.

«Desde hace días, tenemos abiertas dos actuaciones de oficio con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, y con el Ministerio del Interior para hacer un seguimiento de las gestiones realizadas para resolver esta dramática situación», ha indicado Fernández Marugán en relación a la crisis del Open Arms.

Además, se ha dirigido a la Defensora del Pueblo Europeo para pedirle que interceda ante la Comisión Europea y el resto de instituciones europeas, «para que asuman sus responsabilidades» y «promuevan el establecimiento de un acuerdo predecible para el desembarco de personas rescatadas en el mar en el que todos los Estados tengan responsabilidad compartida para acoger».

Según ha precisado el Defensor del Pueblo, «en numerosas ocasiones», que es «imprescindible» una política europea de migración y asilo común. Además, abogan por consolidar un mecanismo de desembarco «rápido y coordinado».

«Hay que facilitar acuerdos para que la gestión migratoria sea un instrumento activo de cohesión para nuestros países y no una causa recurrente de discordias», ha subrayado.

Según ha asegurado, desde la oficina del Defensor del Pueblo han seguido «con mucha preocupación» este suceso del Open Arms y especialmente la atención a los menores náufragos.