Tsipras junto a Steinmeier en Atenas
Tsipras junto a Steinmeier en Atenas - AFP

Grecia pide 278.000 millones de euros a Alemania como reparación de los crímenes del nazismo

Frank-Walter Steinmeier, el presidente alemán, se ha trasladado al país heleno en el aniversario de la retirada de las tropas alemanas en 1944

Corresponsal en AtenasActualizado:

En un clima amistoso pero sin olvidar el tema de las reparaciones de guerra, tanto el presidente de la República de Grecia, Prokopis Pavlópulos, como el primer ministro, Alexis Tsipras, han dado la bienvenida a presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, en Atenas este jueves. Una visita oficial con gestos simbólicos, como la visita de Steinmeier al campo de Jaidari, a las afueras de la capital, donde fueron llevados los griegos, fundamentalmente judíos, que terminaron en los campos de concentración de Auschwitz y Dachau.

En todo momento, Steinmeier se refirió a la culpabilidad «moral y política» alemana, afirmando que «no queremos olvidar el pasado ni pasar por alto la culpabilidad moral y política que tenemos». En el campo de Jaidari, recordó que se trataba de «un campo de concentración donde hubo atrocidades, donde muchos fueron llevados a Auschwitz y Dachau. Lo que hacemos ahora es honrar a los fallecidos y pedir perdón por estas atrocidades». También insistió que, dejando a un lado los temas legales, sobre las reparaciones, «consideramos nuestra obligación el hacer algo que será un contrapeso del lado alemán». El presidente añadió que los alemanes no quieren olvidar lo que hicieron, sino mostrar este periodo a las nuevas generaciones «para que las personas coexistan sin odio».

Los dos presidentes visitarán mañana viernes la ciudad de Kalamata, en el Peloponeso, para conmemorar la retirada alemana de Grecia de 1944.

Reparaciones de guerra

Tanto el presidente, Pavlópulos, como el primer ministro, Tsipras, insistieron en el tema de las reparaciones de guerra, cerrado para Berlín pero no para Atenas. Tsipras recalcó que ahora existe un nuevo comienzo de las relaciones greco-alemanas, pero que «esto no significa que tenemos que olvidar o barrer bajo la alfombra las diferencias del pasado». También insistió en que los dos países tendrán que definir «juntos y con respeto mutuo una solución basada en la ley internacional que todos respetamos».

El Gobierno griego sigue considerando que Alemania debe a Grecia una cantidad cercana a los 278.000 millones de euros por crímenes de guerra, compensaciones por las infraestructuras dañadas y la devolución de un préstamo obligatorio impuesto en el periodo de la durísima ocupación nazi, entre 1941 y 1944. Alemania rechaza esta exigencia, recordando que «pagó 115 millones de marcos en 1960 bajo la condición de que no hubiera más reclamaciones».