El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en su discurso desde Itaca - EFE | Vídeo: Grecia recupera su independencia financiera EP

Tsipras sobre el fin del rescate griego: «Hoy es un dia de liberación y el comienzo de una nueva era»

El primer ministro griego insiste en que estos programas «de austeridad, de recesión y de degradación social han terminado»

AtenasActualizado:

Alexis Tsipras ha hecho esta mañana un discurso frente a las cámaras de la televisión estatal en la isla de Itaca, una clara referencia al famoso poema de Constantino Cavafi, para celebrar la salida oficial de los rescates de Grecia. «Hoy es un día de liberación y el comienzo de una nueva era. No ignoraremos las lecciones que recibió Grecia con los programas de ajustes». Insistió una vez más en que «nunca olvidaremos las causas y las caras -refiriéndose a políticos anteriores- que llevaron al país a estos programas», que se conocen en Grecia como memorandos y que Tsipras antes de su victoria electoral en enero de 2015 había afirmado que su gobierno rompería.

Insistió en que estos programas «de austeridad, de recesión y de degradación social han terminado» y que Grecia «recupera su derecho a trazar su destino y su futuro como un país normal sin coacción externa, sin otros chantajes, sin otros sacrificios de nuestro pueblo». Recordó que el país había sufrido su Odisea moderna desde el 2010 y que en cinco años (hasta su victoria electoral) sucedieron hechos sin precedentes para un país en tiempos de paz: la pérdida de 25% de su riqueza nacional, el que 3 de cada 10 personas estaban sin empleo y 6 de cada 10 jóvenes también. Subrayó que se implementaron medidas de austeridad por valor de 65.000 millones de euros y que «la violencia y la represión se convirtieron en parte de la vida cotidiana». También afirmó que «la democracia fue humillada, hubo banqueros que se convirtieron en primeros ministros y ministros en banqueros» así como que «grupos fascistas salieron de sus escondites después de 60 años».

Desde esta isla del mar Jónico y utilizando vocabulario marino recordó que el pueblo griego hace tres años y medio tomó una decisión histórica, «cogiendo el timón del país de quienes lo llevaron a las rocas» para sacarlo de los memorandos y de la austeridad. Y tras enfrentarse a muchos oleajes, «hoy hemos llegado a nuestro destino». Mencionó a quienes tuvieron miedo de las olas (refiriéndose a los radicales que no aceptaron el tercer rescate y que el país se mantuviera en la UE y en la Eurozona). Y criticó abiertamente a quienes evadían fiscalmente, a la corrupción, a los empresarios y grupos editoriales que durante años «consideraban que les pertenecía el país», al cinismo y al desprecio de una élite política que pensaba que «Grecia era un feudo y los griegos sus súbditos sumisos». Recordó también que no se olvidaría a las personas y las fuerzas políticas de todos los países europeos que se resistieron a los planes que querían echar y castigar a Grecia ya que «saben que Grecia para Europa es mucho más que datos fiscales».

Itaca es solo el comienzo

Para el primer ministro, ahora Itaca es sólo el comienzo, «con visión y determinación» para «la nueva era del país» y para que Grecia nunca vuelva a los déficits y a la quiebra soberana sino que sea «una patria de igualdad, democracia y justicia social».

Los comentaristas políticos han subrayado ya la ironía de estas palabras, sabiendo bien Tsipras que mientras Grecia deba dinero a sus acreedores (los tres rescates suman más de 260.000 millones de euros) habrá un seguimiento muy cercano de la implementación de los ajustes y reformas que ha aprobado la mayoría parlamentaria de su propio gobierno. Y que los simbolismos de la Odisea y de Itaca no van a bastar para que Syriza vuelva a ganar unas elecciones. Sí se espera que se anuncie próximamente un cambio de ministros, un paso mas hacia unos próximos comicios.

El partido líder de la oposición Nueva Democratia, horas antes de este discurso de Tsipras, eligió unos versos del propio poema Itaca de Cavafi, para mostrar como según los conservadores el futuro político será distinto:

«Itaca te brindó tan hermoso viaje.

Sin ella no habrías emprendido el camino.

Pero no tiene ya nada que darte».