Los abertzales causan incidentes en el centro de Bayona

La Policía ha impedido con gases lacrimógenos y chorros de agua que salieran del centro de la ciudad

Bayona/BiarritzActualizado:

A falta de los temidos Chalecos Amarillos, finalmente han sido grupos de radicales abertzales quienes han provocado incidentes en Bayona. Aunque sí que se han visto imágenes espectaculares por la gran cantidad de humo, lo cierto es que los daños en el mobiliario urbano ha sido mínimo.

Desde primera hora de la mañana, Bayona estaba blindada por la Policie National francesa. La presencia de agentes policiales tanto de uniforme como de paisano era apabullante. Incluso, todos los ciudadanos, periodistas incluidos, eran identificados y registrados en cualquier momento. También se produjo alguna detención de cualquier intento, aunque fuera individual, de romper la tranquilidad de esta bella ciudad francesa.

Alrededor de las 17 horas, cuando estaba prevista la irrupción de los chalecos amarillos, la Policía ha procedido a bloquear completamente el centro de la ciudad poniendo unos muros de cristal en los puentes que unen Petit Bayona, el barrio abertzale, con el resto de Bayona. De esta forma ha conseguido tener contenidos a los manifestantes, pero también a los ciudadanos y turistas que no podían salir de la manzana central. También los pocos locales que habían abierto, vista la situación han cerrado sus puertas y han bloqueado sus comercios con tablones de madera para impedir destrozos.

Pero no han llegado los chalecos amarillos. Los que han provocado los incidentes han sido grupos abertzales. Han salido de Petit Bayona, han tratado de romper el cordón policial en varias ocasiones lanzándoles piedras. Los agentes de la policía repelido los ataques con chorros de agua y gases lacrimógenos que han inundado Petit Bayona de una neblina que irritaba los ojos de todos, radicales y no radicales.

Pero la Policía no ha entrado al barrio, simplemente se han limitado a que los violentos no salieran. Hasta que, en torno a las 20.15 horas parece que la calma ha regresado a Bayona. Petit Bayona continuaba cercada por la Policía, pero los radicales se han cansado de tirarles piedras. Porque, por fortuna, los daños en el mobiliario urbano han sido escasos. Tan solo algunos adoquines han sido arrancados para hacer con ellos piedras que lanzar a la Policía.