Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo - Reuters

Tusk advierte: «Si Trump impone aranceles al vino francés, la UE responderá»

Además, el presidente del Consejo Europeo ha propuesto invitar a Ucrania al próximo G7 y cierra la puerta a Rusia

ParísActualizado:

Donald Tusk, presidente saliente del Consejo Europeo (CE), ha lanzado una «severa advertencia» a Donald Trump saliendo en defensa de los vinos franceses y la política fiscal de Emmanuel Macron, defendiendo sobre Rusia una política distinta a la del presidente de Francia.

Como «prólogo» siempre «divertido» y «prometedor», Donald Trump comenzó por calificar de «estúpida» la decisión macroniana de imponer fiscalmente a los GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon), advirtiendo que estaba dispuesto a subir los aranceles norteamericanos sobre los vinos franceses.

Macron defendió la soberanía fiscal de Francia, intentando «arrastrar» a otros miembros de la UE, esperando construir un frente fiscal común contra los GAFA. El debate ha sido trasladado provisionalmente a la OCDE, pero Donald Tusk ha deseado aportar su «granito de arena» al laberinto de crisis que se ciernen sobre el G7, como nubes tóxicas, saliendo al paso de Trump, en defensa de los vinateros franceses.

«Si los Estados Unidos imponen aranceles a los vinos franceses, la Unión Europea responderá del mismo modo, en defensa de un país miembro», ha declarado Tusk, agregando: «Pese a que lo último que necesitamos es confrontación, especialmente con nuestro mejor aliado, Estados Unidos, tenemos que estar preparados para ese escenario».

Se trata de escaramuzas verbales, con las que cada participante en el G7 intenta hacer visibles sus posiciones, forzosamente diluidas en las nubes tóxicas de media docena de guerras no solo comerciales de alcance mundial.

El G7 de Biarritz debe ser la última cumbre de Donald Tusk como presidente del CE, cargo que desea ejercer hasta el último segundo, defendiendo posiciones teóricamente ecuménicas, en nombre de la solidaridad europea: «Es necesario poner fin a las guerras comerciales en curso, que pudieran condenarnos a la recesión, erosionando la muy maltrecha confianza de los mercados internacionales. Si Trump usa los aranceles y las tasas como un instrumento político por diferentes razones, no solo electoral, esa confrontación puede ser muy arriesgada para todo el mundo, incluida la UE”.

Tusk asegura que Rusia no se reincorporará al G7 - EP

Aliado y defensor de Emmanuel Macron en el terreno fiscal / arancelario, Tusk tiene ante Rusia una posición muy distinta a la del presidente francés, partidario, como Trump, de «reintegrar” a la Rusia de Vladimir Putin en el seno del G7, declarando: «Las razones por las que Rusia dejó de ser invitada en 2014 todavía siguen siendo válidas, e incluso hay nuevas razones como la provocación rusa en el mar de Azov». Tusk defiende, por el contrario, la invitación de Ucrania al G7. Proposición que correría el «riesgo» de «irritar» profundamente a Putin.