La cabecera de la manifestación
La cabecera de la manifestación - PABLO OJER

La manifestación contra el G-7 con la presencia exclusiva de los proetarras, sin incidentes

Ertzaintza y Policía francesa despliegan decenas de agentes antidisturbios, helicópteros e, incluso, drones

Hendaya (Francia)Actualizado:

Dos helicópteros, drones y decenas de agentes, tanto de la Ertzaintza como de la Policía Nacional Francesa, han sido desplegados en prevención de posibles incidentes durante la manifestación de esta mañana ha tenido lugar entre la localidad francesa de Hendaya y la española de Irún. Afortunadamente, no ha sido necesaria su intervención y simplemente han permanecido como una parte más de la marcha.

Varios miles de personas, todas ellas del ámbito abertzale, han unido las localidades de Hendaya e Irún en una marcha en la que buscaban la atención de los medios de comunicación que se han trasladado hasta las localidades fronterizas para cubrir la cumbre del G7 que hoy y mañana se está desarrollando en la localidad de Biarritz.

Grupos ecologistas, anticapitalistas y políticos han copado la cabecera de la manifestación. Pero todos ellos pertenecientes al ámbito del mundo nacionalista e independentista. De hecho, tras la pancarta se podía ver tanto a integrantes de Sortu como de la izquierda abertzale francesa. Prueba de el abertzalismo que ha copado la manifestación es que el último líder de la organización terrorista ETA, David Pla, se ha acercado minutos antes del inicio de la marcha a la cabecera para saludar al coordinador general de Sortu, parte mayoritaria en Bildu, Arkaitz Rodríguez. Después Pla ha abandonado la cabecera y se ha integrado entre los manifestantes.

La marcha se ha desarrollado con absoluta normalidad, pancartas ecologistas, sindicalistas, y contrarias a la política del presidente de Francia, Macron. Pero también se han escuchado gritos en favor de la independencia y se han visto banderas a favor de los presos etarras.

Una vez que la manifestación ha llegado al puente de Santiago, infraestructura que atraviesa el río Bidasoa y une Francia con España, la vigilancia de la Policía francesa ha dado el relevo a la Ertzaintza. Pero la marcha ha continuado con normalidad y con un ambiente más festivo que otra cosa hasta llegar al palacio de Congresos de Irún, Ficoba, donde se ha celebrado un acto político en el que se ha destacado el perjuicio que suponen para «Euskalherria», término nacionalista con el que se denomina a País Vasco, Navarra y el País Vasco francés, las políticas que se están negociando en las reuniones de Biarritz.

Próxima cita, en Bayona

Había cierto temor a lo que pudiera suceder al finalizar la manifestación de esta mañana. Incluso, fuentes policiales aseguran que se han detectado elementos radicales de la izquierda abertzale. Pero finalmente no se ha producido ningún tipo de incidente.

Ahora los temores se trasladan a la localidad de Bayona, capital de la comarca francesa y situada al norte de Biarritz. Allí, los Chalecos Amarillos franceses han convocado de forma improvisada una marcha para esta tarde. La cita es a las 17 horas en la localidad de Bayona, capital de la comarca. En esta marcha sí que está previsto que tal vez se acerquen los Black Blocks, los grupos internacionales que más violencia han generado en las reuniones del G7.

Además, ya existen precedentes de la colaboración entre estos dos grupos en los disturbios producidos en primavera en las calles de París durante las protestas de los Chalecos Amarillos.