Reinhold Hanning, exguardia de Auschwitz
Reinhold Hanning, exguardia de Auschwitz - AFP

Alemania sentencia hoy al guarda de Auschwitz acusado de contribuir a la muerte de 170.000 personas

La Fiscalía ha pedido que se condene a Reinhold Hanning, de 94 años de edad, a seis años de prisión por su participación en las actividades del campo de exterminio nazi

BERLÍNActualizado:

Un tribunal alemán anunciará este viernes su veredicto tras el juicio de un antiguo guardia del campo de concentración de Auschwitz, al que se le acusa de haber sido cómplice del asesinato de al menos 170.000 personas.

En lo que podría ser uno de los últimos juicios en Alemania sobre el Holocausto, la Fiscalía ha pedido que se condene a Reinhold Hanning, de 94 años de edad, a seis años de prisión por su participación en las actividades del campo de exterminio nazi. La defensa ha pedido la retirada de todas las acusaciones del que fue oficial de las SS porque asegura que nunca mató ni agredió a nadie personalmente.

El juez Anke Grudda leerá el veredicto este viernes tras un juicio que ha durado cuatro meses, con audiencias limitadas a dos horas debido a la avanzada edad del acusado.

En el juicio se contó con el testimonio de al menos 10 supervivientes del Holocausto que contaron sus experiencias personales y ofrecieron detalles sobre los cuerpos amontonados y el olor de la carne quemada en los hornos. Ha llamado la atención el hecho de que Hanning se ha mantenido en silencio y sin mostrar emociones durante gran parte del juicio.

El antiguo oficial de las SS compareció a finales de abril y pidió perdón a las víctimas, alegando que lamentaba haber formado parte de lo que llamó «una organización criminal», que acabó con la vida de tantas personas y provocó tanto daño. «Me siento avergonzado por haber dejado que estas injusticias sucedieran y no haber hecho nada para evitarlo», leyó de un papel.

En 2011 la Justicia alemana ya condenó a Ivan Demjanjuk, lo que servirá de precedente, y el año pasado se condenó a Oskar Groening, conocido como «el contable de Auschwitz», a cuatro años de cárcel por haber sido cómplice en el asesinato de 300.000 personas.

Aparte de Hanning, otro hombre y una mujer también están siendo sometidos a juicio por las mismas razones y, el pasado abril, un antiguo guardia de las SS murió a sus 93 años a tan solo unos días de que empezara su juicio.