Es necesario beber entre 1´5 y 2 litros de agua al día
Es necesario beber entre 1´5 y 2 litros de agua al día

Claves para que las personas mayores eviten el «peligroso» golpe de calor

La doctora Lorena García Cabrera, especialista en geriatría, asegura que «las personas de más de 70 años» son las que deben tener más cuidado en los días de verano

Actualizado:

Recién comenzado el verano, en todos los medios nos recuerdan la necesidad de cuidar la hidratación, especialmente a las personas mayores. La doctora Lorena García Cabrera, especialista en geriatría de la Fundación Vianorte-Laguna, asegura que «las personas de más de 70 años» son las que deben tener más cuidado. «Ellas -dice- son las que tienen mayor riesgo de deshidratarse, especialmente las que sufren alguna enfermedad o toman medicación».

«Con la edad disminuye la sensación de calor por eso vemos a personas mayores abrigadas en días de calor»

La experta indica que «con la edad llega la disminución de la sensación de calor. Es común ver que las personas mayores se abrigan en días de verano en los que la temperatura es elevada», explica. Por esto, «disminuye la necesidad de beber agua, lo queexige extremar la precaución».

García Cabrera advierte de que «un golpe de calor es algo más peligroso de lo que pensamos». Por esta razón, continúa explicando la médico, «es necesario estar pendiente de cualquier cambio extraño en las personas con las que convivimos».

«Las personas con algún tipo de demencia no se manifiestan con normalidad, lo que exige más cuidado»

La deshidratación manifiesta unos síntomas comunes a todos: «mucosas, como la lengua, presentan sequedad, la piel del tórax está seca, hay una sudoración muy visible o aparecen náuseas, vómitos o dolor de cabeza», dice García Cabrera.

Recuerda la especialista que «las personas con algún tipo de demencia no se manifiestan con normalidad, lo que exige más cuidado».

Con la edad disminuye la sensación de calor
Con la edad disminuye la sensación de calor

Recomendaciones

Las indicaciones de la médico para los mayores en este tiempo de verano «son muy sencillas pero no por ello poco importantes»:

- Beber de 1´5 a 2 litros de agua al día. Esta ingesta puede ser de agua, polos, leche, zumos, gelatinas o frutas como la sandía o el melón. En todo caso, a una temperatura agradable, no menos de doce grados.

- El agua en la comida debe ser siempre durante la misma, no antes.

- La ingesta de agua debe hacerse antes de las 7 de la tarde para que la diuresis no moleste durante el descanso nocturno.

- El desayuno, la comida y la cena en el tiempo estival, ligeros.

- Evitar toda exposición al sol entre las 12 y las 16 horas.

- El ejercicio físico debe hacerse sólo a primera o a última hora del día.

- Usar ropa de colores claros, preferiblemente de algodón y lo menos ajustada posible.

- Utilizar siempre gorro, sombrero o algo que cubra la cabeza sin producir más calor.

- Si se sale solo de casa, debe hacerse llevando una botella de agua.

- Hidratar la piel con cremas.

La doctora concluye explicando que «si alguien se encuentra a una persona en la calle con signos de deshidratación, debe llevarla a un lugar con sombra y, aireándola, invitarle a ingerir líquido. Si no mejora, es necesario llamar al servicio de urgencias».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia