Kiko Matamoros
Kiko Matamoros

Kiko Matamoros estalla contra sus compañeros de Sálvame

El colaborador televisivo se enfadó mucho después de ver que cuestionaban las razones de su separación con Makoke

Actualizado:

No son buenos tiempos para Kiko Matamoros. En los últimos meses ha tenido un sinfín de polémicas con sus hijos y ha tenido que hacer frente a las complicaciones que eso supuso para su matrimonio con Makoke. Ahora, el colaborador televisivo se ha quedado sin su mayor apoyo: su mujer, Makoke.

El pasado miércoles, la revista «Lecturas» daba la noticia de su separación con el amor de su vida tras más de dos décadas de relación. Ese mismo día, el propio colaborador de televisión concedía una entrevista gratuita a «Sálvame», programa en el que trabaja desde hace unos meses, en la que daba detalles de lo que había sucedido y de cómo se encontraba tras el varapalo amoroso.

Unas declaraciones sinceras de un hombre que todavía sigue queriendo a su mujer, pese a que la separación no le ha pillado por sorpresa. Las cosas no funcionaban desde hace tiempo y para Kiko Matamoros, no había ya solución. Tras sus palabras, el colaborador no esperaba que, al día siguiente, sus propios compañeros cuestionasen los motivos de su separación y que, incluso, llegasen a hablar de terceras personas cuando él fue muy tajante con ese asunto.

Kiko Matamoros se convertía esta semana en el principal tema de debate del programa y, seguramente, lo siga siendo la semana que viene, cuando se espera que la propia Makoke conceda su primera entrevista el próximo miércoles en una conocida revista. El hecho de que sean sus propios compañeros los que pongan en tela de juicio todo su matrimonio con su mujer no le ha hecho mucha gracia al propio colaborador de televisión por lo que no dudó en decirlo a través de una lolamada telefónica en directo.

El defensor del espectador aprovechó que Kiko Hernández había puesto su teléfono móvil en altavoz para mandar un contundente mensaje a sus compañeros: «Os podéis ir a la mierda todos, venga hasta luego». Ante el enfado de Matamoros, le intentaron explicar que no piensan que sea un montaje, pero Matamoros seguía sin calmarse.

«Estáis diciendo muchas barbaridades, estáis haciendo daño a mucha gente. Lo que tengáis que decirme me lo decís a la cara, cuando esté allí», decía. Y añadía: «No sé por qué soy tan gilipollas de regalarle tantos minutos a ese programa, a esa productora y a esa casa. Estoy hasta las huevos ya. No me abro en canal para que luego tiréis por tierra mis emociones, mis sentimientos, mi verdad, ni para que especuléis con basura, con mentiras. Se acabó, no vuelvo a hacer el primo más ni en ese programa ni en esa casa».