Esta calle perderá un carril para el tráfico rodado entre Puerta del Sol y la Plaza de Canalejas.Además, se ampliarán las aceras en todo el tramo y se colocarán más pasos de cebra
Esta calle perderá un carril para el tráfico rodado entre Puerta del Sol y la Plaza de Canalejas.Además, se ampliarán las aceras en todo el tramo y se colocarán más pasos de cebra - GUILLERMO NAVARRO

Los últimos «retoques» urbanísticos de Carmena en 2019 para ganar espacio al peatón

El Ayuntamiento aprueba las obras de remodelación del entorno de Canalejas para dar más espacio al peatón

MadridActualizado:

Al Gobierno de Manuela Carmena le quedan cuatro meses para poner el broche a su mandato y presentar el resultado a la ciudadanía antes de los comicios del 26 de mayo. En materia urbanística, aún le queda en el tintero una de sus grandes obras: la reforma de la Plaza de España, cuyos trabajos comenzarán, parcialmente, en febrero. La obra de mayor envergadura (la peatonalización del paso de Bailén) quedaría aplazado a una segunda legislatura de Más Madrid, el nuevo partido que encabeza la regidora madrileña.

Finalizada ya la Gran Vía, la remodelación de Chueca, la peatonalización de Carretas y algunas calles de Lavapiés, el Ayuntamiento ha dado luz verde a las obras del entorno de Canalejas. El pasado 21 de diciembre, la Junta de Gobierno aprobó la reforma de la Carrera de San Jerónimo y las calles de Cedaceros, Arlabán y Virgen de los Peligros. Todos estos trabajos comenzarán en marzo y terminarán a finales de 2019. El objetivo, como informaron a través de nota de prensa, es «mejorar las condiciones de transporte público y el tránsito peatonal, así como reestructurar el espacio dedicado al tráfico rodado», es decir, reducirlo.

El presupuesto destinado a esta cometida es de 2.870.935 euros. El Consistorio considera que con este proyecto se va a recuperar espacio público para el ciudadano en condiciones de «mayor seguridad, movilidad y accesibilidad, dado que actualmente hay, en muchos tramos del entorno, aceras muy estrechas que hacen muy difícil el tránsito».

Carrera de San Jerónimo: un carril menos

Esta vía perderá un carril entre Puerta del Sol y la plaza de Canalejas, lo que permitirá ampliar el ancho de las aceras en ese tramo. Se reducirá la calzada a 3,5 metros (carril único). Se sustituirá el actual paso de cebra semaforizado y se implantarán dos: uno ubicado al inicio del tramo y otro pasado el cruce con la calle de la Victoria.

Entre la plaza de Canalejas y la intersección con Cedaceros el incremento de la calzada quedará entre 7,25 metros al inicio y 15,10 metros en las inmediaciones del cruce con Cedaceros, resultando aceras de 2,40 metros de ancho. Aquí también se crearán dos pasos peatonales semaforizados, frente a los números 32 y 36, y se ampliará la isleta de la intersección, creando un área ajardinada. Se incorporará una parada de paso (de poste) para las líneas 3 y N25 de la EMT.

Calle de Cedaceros: ciclocarril y carril bus

Se reducirá la calzada hasta seis metros (ciclocarril de tres metros y carril bus de otros tres). Esta remodelación dará como resultado aceras de 3,20 metros en los pares y de 4,90 en los impares. El espacio de regulación albergará cinco paradas de autobús con marquesina en acera, para las líneas 53, 15, 20, 05 y 150 de la EMT. Se colocará, además, una banda de arbolado en cada acera, con pavimento drenante y 30 alcorques. Habrá dos pasos peatonales, uno semaforizado a la altura del número 10 y otro en el encuentro con la calle de los Madrazo.

Calle de Arbalán: cambio del sentido de circulación

Esta vía se encuentra paralela a la Carrera de San Jerónimo. El Consistorio modificará el sentido de circulación, quedando como conexión desde Sevila a Cedaceros. Se mantendrá la calzada de tres metros, banda de estacionamiento de 1,90 metros y aceras de dos metros.

Virgen de los Peligros y Clavel: supresión de carriles

Se suprimirá un carril de circulación en la calle Sevilla y en Alcalá, en el giro hacia la calle Virgen de los Peligros, y otro carril en esta última vía. También se eliminarán las rampas de acceso al aparcamiento público en la confluencia de las calles Sevilla y Alcalá, lo que permitirá una importante ampliación de aceras y zona estancial en dicha esquina.

Tanto en Virgen de los Peligros como en Clavel se regularizará la calzada, quedando con una anchura de 6,75 metros. Se consigue así una ampliación de un metro en la acera del lado de los pares.

Además, se dispondrá de un carril bus para la línea 46 de la EMT, en el tramo entre Alcalá y Aduana. Por ello se elimina la banda de aparcamiento, que queda destinada a carga y descarga, y se amplía el espacio de parada de taxis en el último tramo (Clavel).

Plaza de España: un pasillo peatonal a Ferraz

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), que dirige José Manuel Calvo, dividió la reforma de la Plaza de España ( 70 millones de euros) en dos fases para que la primera parte esté finalizada antes de que termine la legislatura. La segunda fase quedará pendiente para el futuro Gobierno municipal que llegue a Cibeles.

Las obras que se ejecutarán en la primera etapa tienen como objetivo unir la calle de Ferraz con la plaza de España a través de un pasillo peatonal. Para ello, el Ayuntamiento prohibirá el giro a la izquierda desde la calle de la Princesa hacia la vía que bordea la plaza, a los pies del edificio Torre de Madrid, sólo se permitirá la entrada al aparcamiento público. Ésta vía se va a peatonalizar para resolver la conexión a pie desde el barrio de Ventura Rodríguez (Moncloa-Aravaca) y la propia plaza de España. Además, el proyecto incluye la combinación de ciclocarril con carril bici para unir la Gran Vía a través de la plaza de España con Madrid Río.