El histórico frontón del Beti Jai, antes de la reforma
El histórico frontón del Beti Jai, antes de la reforma - JOSÉ RAMÓN LADRA

El PSOE «tumba» en los tribunales la reforma del Beti Jai

El TSJM considera «nulo de pleno derecho» el Plan Especial al faltar el informe económico preceptivo

MadridActualizado:

El Plan Especial que sentaba las bases para la reforma del histórico frontón Beti Jai (calle del Marqués de Riscal, 7) es nulo. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TJSM) no cree que la posibilidad de instalar una cubierta en el edificio, que está protegido como Bien de Interés Cultural (BIC), atente contra el patrimonio. Sin embargo, los jueces rechazan el planeamiento por un «defecto de forma»: el Ayuntamiento no incluyó los informes de impacto económico-financiero, acústico (al estar en una Zona de Protección Acústica Especial) y de género que eran obligatorios para su correcta tramitación.

El plan, que fue aprobado el 27 de septiembre de 2017, fue recurrido por el PSOE y por la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP). Ahora los jueces estiman en dos sentencias parte de la demanda de MCyP y el recurso completo presentado por la edil socialista Mercedes González.

Por un lado, desestiman que el planeamiento, que incluía la instalación de una cubierta, pueda «alterar la envolvente del edificio». Por otra parte, los magistrados sí que consideran imprescindible exigir un estudio de económico-financiero. El proyecto plantea integrar equipamientos compatibles con el uso deportivo -en cocreto, la propuesta que ganó el concurso de ideas incluyó gimnasio, museo y cafetería- como una forma alternativa para «evitar la ruina del edificio». Por eso, el TSJM argumenta que en el Plan Especial se pone de manifiesto la finalidad de buscar cómo obtener los medios para rehabilitar el edificio a través de una concesión de los derechos.

Con esta decisión de los tribunales, el proyecto vencedor del concurso, «Bizitza Berria» -que pretendía recuperar el juego de pelota al reparar los elementos originales e instalaba una cubierta de vidrio mecánica-, queda ahora en el aire, puesto que su desarrollo se asienta en un Plan Especial que, por el momento, está anulado. El Ayuntamiento, no obstante, anunció ayer que recurrirá ambas sentencias ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

En el caso de que el Consistorio decida seguir adelante hasta que la sentencia sea firme y adjudique las obras que se asientan en este Plan, el PSOE, según afirmó ayer González a ABC, también impugnará la licitación.