Isabel Díaz Ayuso
Isabel Díaz Ayuso - JAIME GARCÍA

Las primeras ayudas de Ayuso serán para doctorados industriales

Dotadas con 7,5 millones, financiarán las investigaciones de 60 futuros doctores

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desarrollar un proyecto de investigación en una empresa y, al mismo tiempo, en una universidad o fundación, y convertir sus resultados en una tesis doctoral en un área de interés para la empresa es el objetivo de la primera convocatoria de ayudas a la I+D+i que lleva a cabo el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Dotadas con 7,5 millones de euros, están dirigidas a financiar 60 proyectos de doctorado industrial durante tres años.

La iniciativa, de la consejería de Ciencia, Universidades e Innovación que dirige Eduardo Sicilia, busca tender puentes entre las empresas y los investigadores, y que aquellas contraten a éstos. Las pequeñas compañías de base tecnológica serán las principales beneficiadas con el plan.

Las solicitudes podrán presentarse hasta el 16 de septiembre, y las ayudas se desarrollarán a lo largo de los tres próximos años. Son, explican desde la consejería, herramientas para facilitar la transferencia de tecnología.

En muchas ocasiones, los proyectos de I+D+i permiten una mejora en el desarrollo de productos o servicios nuevos. Para llevarlas a cabo, en ocasiones hacen falta inversiones importantes, y por esta vía, la colaboración entre empresas y organismos investigadores pueden allanar el camino.

Además, señalan, de este modo también se contribuye a atraer talento y a retener el que sale de nuestras universidades, «al ofrecer a los investigadores de la Comunidad de Madrid la oportunidad de trabajar en un entorno en el que se conectan el ámbito académico y el empresarial».

Costes salariales

Las ayudas servirán para financiar parte de los costes salariales de los futuros doctores que se incorporen a las empresas, y a pagar los servicios y materiales necesarios para que desarrollen su proyecto de investigación. Éste se llevará a cabo en la empresa y, simultáneamente, en un grupo de investigación de una universidad o un organismo públco, hospital o fundación hospitalaria. De este modo, el futuro doctor se formará a la vez en la empresa y en la universidad para desarrollar finalmente una tesis doctoral en un área práctica del interés de la empresa.

Podrán beneficiarse de estas ayudas el personal de investigación de las universidades públicas y privadas, los hospitales públicos, los centros públicos de invesigación y las fundaciones dedicadas a la investigación, como también las empresas privadas o públicas que deseen contratar investigadores predoctorales para que realicen un proyecto que sea de interés para la compañía.

Hasta 50.000 euros/año

Las ayudas que se van a otorgar varían en función del tipo de empresa beneficiaria y del contenido de los proyectos. Llegarán a un máximo de 50.000 euros por proyecto y año para una pyme que colabore con un organismo de investigación que vaya a incurrir en gastos de investigación de hasta 30.000 euros anuales.

En este ejemplo, la pequeña empresa recibiría 20.000 euros cada año para financiar los costes de contratación del investigador, que deberán alcanzar un mínimo de 25.000 euros al año (incluidas las cotizaciones sociales a cargo de la empresa). Por su parte, el centro de investigación o la universidad colaboradora, podría recibir hasta 30.000 euros anuales, en compensación de los costes en servicios y materiales de investigación en los que incurra con motivo del desarrollo del proyecto.

La ayuda a la contratación del investigador se reduce en el caso de los proyectos de medianas y grandes empresas, que recibirían 17.500 o 15.000 euros anuales por este concepto, respectivamente.

Ambas partes, académica y empresarial, deberán firmar un convenio de colaboración que concrete los detalles, además de los derechos de propiedad industrial que se puedan llegar a generar.