La proyección de Podemos en la Casa de la Panadería | Vídeo: Atlas

Carmena deniega al PP el expediente por el que autorizó a Podemos la acción en la Plaza Mayor

El candidato a la alcaldía por el PP, José Luis Martínez-Almeida, lleva a la Junta Electoral el vídeo que se proyecto sobre el edificio protegido

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid que dirige Manuela Carmena autorizó a Podemos el pasado sábado a poder proyectar un vídeo de campaña electoral en bucle durante dos horas y media contra el Partido Popular en un monumento de la capital, una acción ilegal según recoge la ordenanza de Publicidad Exterior. Sobre la fachada de la Casa de la Panadería, situada en el enclave protegido de la Plaza Mayor, la formación de Pablo Iglesias reprodujo algunos de los famosos papeles de Bárcenas con el eslogan «que no vuelvan». El candidato a la Alcaldía de Madrid por el PP, José Luis Martínez-Almeida, ha confirmado esta mañana que llevará a la Junta Electoral un recurso para que tome cartas en el asunto. Asimismo, ha informado de que la Junta Municipal de Centro se ha negado a facilitarles el expediente por el que autorizó a Podemos a proyectar el vídeo sobre el edificio protegido.

«El Grupo Municipal Popular se ha personado esta mañana en la Junta Municipal de Centro para solicitar la vista del expediente y se nos ha negado. Nos han dicho que hay que pedirlo por escrito», ha explicado a ABC el candidato del PP a la alcaldía de Madrid. «¿Qué tiene que ocultar Carmena para no querer enseñar ese expediente que está en esas dependencias? ¿De verdad Carmena piensa que se puede desentender echándole la culpa a un funcionario?», se pregunta. «Este Gobierno municipal está haciendo un ejercicio de complicidad con Podemos para entrar en una guerra sucia contra el PP. A mi Carmena me esté empezando a dar pena por cómo está embarrando sus últimos días como alcaldesa de Madrid. Carmena tiene que dar la cara y enseñar el expediente», ha concluido.

«Ha empezado la guerra sucia de la izquierda radical en Madrid contra el Partido Popular. Lo que ayer se produjo [por el sábado noche] es un ejercicio de complicidad vergonzante entre Podemos y el Ayuntamiento, entre Pablo Iglesias y Manuela Carmena», manifestó este fin de semana el actual portavoz de los populares madrileños.

Ahora Madrid, en silencio

Desde el Gobierno que dirige Ahora Madrid no ofrecieron explicaciones al respecto el día en que se llevó a cabo el «video mapping». Ayer, la Corporación echó balones fuera. Se limitó a decir que existía una autorización preliminar por parte de un técnico de la Junta de Distrito Centro, presidida por el actual delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, ya que la documentación técnica aportada por el promotor «era correcta». Sin embargo, argumentaron que no existía «autorización expresa para esa acción» puesto que García Castaño «no la había firmado», aclararon a través de un canal oficial sin responder a más preguntas de los periodistas. En cuanto al contenido del vídeo, especificaron, el Consistorio sólo se responsabiliza del acto en la vía pública.

Desde el Gobierno que lidera la exjuez no se escuchó ninguna valoración sobre lo sucedido. Sí dio su opinión la candidata a la Alcaldía por Ciudadanos Begoña Villacís y su homólogo por el PSOE, Pepu Hernández. El vídeo también les afectaba, ya que aparecían Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Albert Rivera, líder de Cs, con la inclusión del texto: «Tampoco te conformes».

« En campaña no todo vale. Madrid tiene unas ordenanzas que merecen ser respetadas, Madrid tiene patrimonio protegido y no tiene que estar al servicio de todo. Pedimos que se respeten las normas», consideró Villacís, quien adelantó que iban a pedir el expediente del acto al Consistorio. «Si realmente se confirma que se han utilizado instituciones para dar mensaje electoral me parece muy mal y tramposo», dijo el ex seleccionador.

«Nosotros mantenemos el ‘que no venga’, que no venga el discurso del odio a Madrid; que no venga la izquierda radical populista a engañar otra vez a los madrileños, y que se dejen de estas maniobras, que no les va a servir de nada», sentenció Martínez-Almeida.