Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP y probable nueva presidenta de la Comunidad de Madrid
Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP y probable nueva presidenta de la Comunidad de Madrid - EP
Perfil

Isabel Díaz Ayuso: la desconocida que retuvo Madrid

La candidata consigue mantener el más simbólico bastión popular pese a la caída de votos y escaños de su partido en la región

MADRIDActualizado:

Como ocurre en ocasiones en política, los resultados no son lo más importante. Ni siquiera ganar elecciones lo es: Andalucía fue el ejemplo hace unos meses, cuando el PP, con su peor resultado histórico, se hizo con la presidencia de la Junta andaluza. La misma fórmula que se puede dar en Madrid en unas semanas: la candidata popular Isabel Díaz Ayuso cosechó menos votos y soportó una significativa caída de escaños -18 menos que en 2015- y, pese a ello, probablemente se va a convertir en la octava presidenta de la Comunidad de Madrid (la séptima del PP) y en la tabla de salvación del presidente nacional de su partido, Pablo Casado. Eso sí, le va a tocar una difícil cohabitación con Ciudadanos y Vox.

Un cúmulo de carambolas han llevado a Isabel Díaz Ayuso hasta su actual posición. Pese a su juventud (40 años), es una veterana en el partido, en el que milita desde hace décadas. Tras años de trabajo en la sombra -ha sido diputada regional desde 2011 a 2017-, esta periodista de 40 años se ha convertido en poco tiempo en una de las «caras del nuevo PP», desde que Pablo Casado llegó a la presidencia nacional del partido. Es habitual de las tertulias, en las que se aplica con pasión a defender los valores tradicionales del PP. Sin ningún complejo y sin pelos en la lengua, lo que le cuesta recibir más de un insulto vía Twitter.

Ha trabajado en los equipos de Esperanza Aguirre y de Cristina Cifuentes. De la Asamblea de Madrid pasó a ocupar la viceconsejería de Presidencia y Justicia cuando Garrido se convirtió en jefe del Ejecutivo autonómico. Un puesto que dejó cuando, en mayo de 2018, pasó a formar parte de la nueva dirección del PP de Madrid, como vicesecretaria de Comunicación y portavoz del partido en la región.

Su compromiso con el partido y con sus «esencias» viene de lejos: siendo muy joven, participó como voluntaria en campañas de María San Gil en el País Vasco, cuando ser del PP allí era difícil y arriesgado. En aquel tiempo conoció a Santiago Abascal, con quien la une desde entonces una amistad.

Vive en el corazón de Madrid una ciudad que disfruta siempre que puede, aunque también le gusta salir a pasear por espacios naturales. Es seguidora del Real Madrid y adicta a las redes sociales.

A partir de ahora, y una vez finalizada -con un éxito que ha sorprendido a muchos- una dura campaña electoral donde ha sido blanco de todas las críticas por sus polémicas afirmaciones sobre los atascos nocturnos en un Madrid preCarmena lleno de vida, o sus controvertidas propuestas como las de contar con el concebido no nacido como parte de la unidad familiar a algunos efectos administrativos, Díaz Ayuso se pone el traje de presidenta y comienza a negociar el que sin duda va a ser un Ejecutivo complicado de conformar y aún más de sobrellevar.