La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, - EFE

Esperanza Aguirre presenta su dimisión como presidenta del PP de Madrid

La portavoz municipal popular informa en rueda de prensa imprevista que asume su responsabilidad por las «gravedad» de las últimas informaciones relacionadas con la Púnica en torno a Francisco Granados como secretario general del PP

MADRIDActualizado:

Tres días después de que la Guardia Civil entrara en la sede del PP madrileño en busca de pruebas relacionadas con la trama Púnica y las informaciones que evidencian que el exsecretario general del partido madrileño, Francisco Granados, pudo beneficiarse presuntamente de financiación de la formación, han llevado a la hasta hoy presidenta de la regional, Esperanza Aguirre, a presentar su dimisión.

«No solamente es que no haya cometido ningún acto ilícito penal. No hay nadie, ni siquiera de Podemos, que piense que yo me haya llevado un duro»
Esperanza Aguirre

En una rueda de prensa imprevista en la sede de los populares, convocada con poco margen para su cobertura, Aguirre ha transmitido su decisión personal: «Ustedes habrán visto que en estos últimos días hemos conocido todos una serie de noticias de indiscutible trascendencia que están relacionadas con el PP de Madrid. Son noticias que habrá que confirmar y que calibrar y que no tenemos que dar por absolutamente ciertas, pero la gravedad de esas informaciones, aunque no estén demostradas, me lleva a presentar mi dimisión como presidenta del PP de Madrid».

Rajoy, a Aguirre: «Te entiendo»

Aguirre ha transmitido que se lo ha comunicado al presidente de la Nación en funciones, Mariano Rajoy, y que le ha dicho que «lo comprende». Hasta que se convoque un congreso regional, el barco de los populares madrileños estará dirigido por una gestora, ha comunicado. Además, ha reiterado la exdirigente regional que ella no ha incurrido en ningún delito. «No solaemnte es que no haya cometido ningún acto ilícito penal. No hay nadie, ni siquiera de Podemos, que piense que yo me haya llevado un duro», se ha reafirmado.

Lo que ha llevado a tomar esta contundente decisión a la portavoz municipal de los populares es que, hasta ahora, ninguna información relacionaba los episodios de corrupción de Granados con la etapa en la que fue secretario general del PP, cargo que ocupó por decisión de Aguirre. «Hay que tener en cuenta que, por mucho que lo destituyera en el año 2011, hace cinco años, Francisco Granados fue secretario general del PP de Madrid porque yo lo propuse. El hecho de que un juez lo mantenga en prisión durante tanto tiempo pues yo creo que es un dato que nos hace pensar que algo grave, aunque el sumario sea secreto, algo grave debe de haber. Eso es lo que me lleva a asumir mi responsabilidad política».

Aguirre también ha querido lamentar que debería «haber vigilado mejor», aunque ha subrayado que, «en lo que he vigilado, me consta que no ha habido ninguna financiación irregular ni mucho menos ilícita en el PP de Madrid. Pero es que tengo que decirles que en el PP hay un tesorero, hay un gerente, hay un secretario general y hay un contable y yo ni tengo firma ni tengo tarjeta de crédito y por eso les digo, en fin, que los encargados de gestionar los asuntos económicos eran otros».