Vídeo: Ayuso: «Nos encontramos con la obligación de hacer las cosas bien»

Así es el Gobierno de Díaz Ayuso, consejero a consejero

El nuevo Ejecutivo, con una escasa presencia femenina, supone el primero bicolor en la historia de la Comunidad de Madrid

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aznaristas, Aguirristas, con experiencia municipal y en gobiernos regionales, de perfil técnico, expresidentes o independientes. El primer Gobierno bicolor de la historia de la Comunidad de Madrid arrancó este lunes con el primer discurso como presidenta de Isabel Díaz Ayuso, hoja de ruta para la amalgama de perfiles que configuran el nuevo Ejecutivo, de claro corte liberal y ya confirmado al completo después de varios días de goteo de nombres en el PP y Cs. Con una baja presencia femenina, Ayuso pone en primera línea nombres de una marcada tendencia ideológica, como Javier Fernández-Lasquetty o David Pérez.

12345678910111213
  1. Ignacio Aguado

    Ignacio Jesús Aguado Crespo nació el día que se cumplían dos años del 23-F y es, sin matices, el hombre de Albert Rivera en Madrid. Diputado autonómico desde 2015, estaba destinado a la vicepresidencia tanto si el pacto era con el PSOE de Gabilondo como con el PP, como así ha sido. Fue quien permitió a Cifuentes liderar la Comunidad durante tres años sin entrar en el Ejecutivo. Ahora, será el número dos del Gobierno de Ayuso tras el golpe de timón ideológico de Ciudadanos (partido al que se unió en 2013), lo que ha dado coartada para ser blanco de radicales de izquierdas en los últimos meses (escraches en Lavapiés, San Isidro y la manifestación del Orgullo).

    Exwaterpolista, tiene una triple formación académica ligada al derecho y la economía. Su papel será el de equilibrar las políticas más conservadoras del ala del PP del Ejecutivo con las más sociales que propugna Cs. Sin duda, intentará hacer valer sus 26 diputados para no ser una mera comparsa de Ayuso. Aguado asume la Vicepresidencia (que deberá encargarse, entre otros asuntos, de coordinar las distintas carteras); la Portavocía (será quien dé la cara en las ruedas de prensa de los Consejos de Gobierno del martes, lo que le dará otorgará gran proyección mediática); y el área de Deportes, que, curiosamente, fue una apuesta de Díaz Ayuso en su programa electoral.

    Es un hombre de entendimiento pero ambicioso, y de él se espera desde las filas populares que no cree un «gobierno dentro del gobierno». Y que sepa tender (y tomar) la mano de Vox cuando sea necesario, pese a su veto constante a ese partido.

  2. Ángel Garrido

    La carrera política de Ángel Garrido (Madrid, 1964) suma ya tres décadas. Empezó en el CDS de Suárez, se pasó al PP de Aznar y hace cuatro meses se produjo el cataclismo cuando, siendo presidente de la Comunidad, anunció que se iba a Cs. Casado prefería a Ayuso para candidata regional y Garrido se mostraba fuera de contexto en la vuelta de tuerca liberal de su hasta entonces partido.

    Aguado siempre dijo que le quería cerca, y sus excompañeros lo querían cuanto más lejos mejor; pero es el «tránsfuga» que se ha tenido que tragar la presidenta, que lo tendrá sentado en el Consejo de Gobiern. Fue «aguirrista» en la batalla interna por el control del PP regional en noviembre de 2014, donde se alzó contra Gallardón cuando era concejal de distrito; después, Cifuentes le hizo su mano derecha, y más tarde la sucedió en la mayor crisis que se recuerda cuando dimitió por el caso Máster. Ahora ni se hablan. De orígenes muy humildes (creció en una Vallecas sin asfaltar y donde faltaba casi de todo), es un hombre muy culto (entiende bastante de pintura y literatura), afable y dialogante. Su gran momento político, sin embargo, llegó cuando se plantó ante el sector del taxi en la lucha contra las VTC, en enero.

    Gran gestor y profundamente de centro, alzó la voz contra los ayuntamientos de su entonces partido que se negaron a acoger a los menas, es un convencido de los derechos LGTBI y ahora le toca la consejería quizá más agradecida, con la prolongación de la línea 3 de Metro, el nuevo intercambiador de Conde de Casal y los Bus-VAO.

  3. Javier Fernández-Lasquetty

    La presencia de Fernández-Lasquetty en el Ejecutivo de Díaz Ayuso esconde varias lecturas, más allá del papel capital que tendrá en Hacienda, una de las carteras más complejas, encargada de las cuentas regionales. La más evidente es que será el hombre fuerte de Génova en Sol, después de ocho meses como jefe de gabinete de Pablo Casado. Muy cercano a José María Aznar y Esperanza Aguirre, la designación del que fuera secretario general de FAES se reconoce como un movimiento de calado más ideológico que técnico y como un regreso al liberalismo que imperó en el PP durante el aguirrismo. Este extremo, precisamente, es lo que se espera del mandato de Díaz Ayuso tras sus primeros discursos.

    Lasquetty abandonó la primera línea política tras su dimisión en 2014, motivada porque la Justicia paralizó su intención de reformar el sistema sanitario. Cinco años después, sin embargo, Casado lo rescató para el nuevo PP que estaba en marcha, cuando ocupaba el puesto de vicerrector de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), en Guatemala, donde dirigió las carreras de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales.

  4. David Pérez

    Pérez, «número dos» en la lista Díaz Ayuso, será finalmente el consejero de Vivienda en el Gobierno regional que ha echado a andar este lunes. Portavoz adjunto en la Asamblea con Esperanza Aguirre, destaca por su gestión en el Ayuntamiento de Alcorcón (2011-2019), una de las pocas plazas del sur de la región que los populares mantenían hasta el pasado 26-M.

    Es su perfil municipal, precisamente, lo que motivó que Ayuso apostara por él para las pasadas elecciones, habida cuenta de su labor económica en la localidad. Fue presidente de la Federación de Municipios de Madrid, entre 2011 y 2015, y actualmente es vocal de la Federación Española de Municipios y Provincias. Los argumentos que le catapultaron a los puestos más altos de la lista de Ayuso son los mismos que le han respaldado para ser consejero. La presidenta regional, que considera que Pérez ha ha sido insjustamente maltratado en los últimos tiempos, ve en él un ejemplo de las políticas que ya ha avanzado para su mandato: bajada de impuestos, creación de empleo y mejora de los servicios públicos.

    Licenciado en Periodismo, es un clásico del PP en la Asamblea desde hace varias legislaturas, siendo diputado desde 2002. Durante el mandato de Cristina Cifuentes, no obstante, protagonizó una polémica que puso al descubierto algunas diferencias ideológicas dentro del grupo. Junto a otro diputado se ausentó durante las votaciones de las leyes contra la «LGBIfobia» y los «vientres de alquiler», impulsada por Ciudadanos. Su presencia en el Ejecutivo se considera como una suerte de guiño a Vox, habida cuenta de su sintonía en algunas cuestiones. Pérez, crítico con el aborto, se autodefine en su cuenta de Twitter como «liberal y provida».

  5. Eugenia Carballedo

    María Eugenia Carballedo Berlanga (Madrid, 1971), número 4 de la lista, es secretaria de la Mesa de la Asamblea y se especulaba con que estaría en el Gobierno; el cambio del reglamento permite incluirla en el Ejecutivo sin tener que volver a votar la Mesa, aunque tendrá que abandonarla. Esta es su tercera legislatura y su cercanía a la presidenta Ayuso y su experiencia también como congresista (fue mano derecha de Ignacio Astarloa en Interior) y viceconsejera de Trabajo en Madrid la avalan. Fue también candidata a la Alcaldía de Leganés y portavoz de la comisión de Presidencia y Justicia.

  6. Enrique Ossorio

    El portavoz de Cristina Cifuentes cuenta con experiencia en la consejería de Economía y Hacienda. Aunque dirigió esta cartera (2012-2015) con Ignacio González y fue viceconsejero durante una década, sus inquietudes culturales han primado para su designación al frente de Educación. En el PP confían en que su conocimiento de la Historia y la música clásica, de las que es aficionado, le harán encajar en la consejería, señalada por cuestiones como la libertad educativa, reivindicación de Vox.

  7. Eduardo Sicilia

    Con 25 años en gestión de negocio, este economista ha sido directivo en varias secciones de la banca electrónica del BBVA, especialmente. Por su perfil, la gestión estará enfocada especialmente al impulso de la innovación y la tecnología en el ámbito universitario, el talón de Aquiles (junto a la investigación) de nuestros seis centros públicos. Es uno de los dos independientes con los que, como anunció ABC, contaría Aguado. Sicilia ha participado en la creación de empresas emergentes y es un reconocido «coach» en el ámbito empresarial.

  8. Alberto Reyero

    Una de las grandes áreas del nuevo Gobierno. Reyero (Madrid, 1962) es un diputado destacado en políticas sociales (desde 2011, primero con UPyD). De perfil progresista, tiene ante sí retos excepcionales: bregar con Vox en la gestión de los menores no acompañados, implementar las políticas de igualdad en asuntos como la inmigración y el colectivo LGTBI (de ahí que la consejería sea de Familias, en plural), la discapacidad y las polémicas gestación subrogada o la muerte digna. Y muy importante su papel en el impulso a la natalidad, la despoblación y ancianos.

  9. Marta Rivera

    Esta periodista y afamada escritora está en política por convicción, y no por necesidades económicas, que tiene totalmente cubiertas. Su inclusión en el bipartito madrileño viene de la mano de Albert Rivera. Nacida en Lugo en 1949, hasta ahora era diputada nacional por La Coruña y portavoz de la comisión de Cultura. A nivel orgánico, es secretaria de Relaciones Institucionales de Cs. Tiene fama de ser dialogante y entre sus retos estará el impulso a los nuevos creadores y reivindicar Madrid como capital mundial de la cultura hispanoamericana.

  10. Enrique López

    Su designación como consejero es el último paso de su salto a la política desde la judicatura. El magistrado, experto en el tratamiento jurídico del terrorismo y en delincuencia económica, puso en marcha el Observatorio de Violencia de Género del CGPJ. Su trayectoria como juez, no obstante, estuvo salpicada de varias polémicas. Recusado y apartado del juicio de la trama Gürtel y los papeles de Bárcenas por su afinidad con el PP, tuvo que dimitir como magistrado del Tribunal Constitucional tras dar positivo en un control de alcoholemia. Iba sin casco, cuadruplicó la tasa y se saltó un semáforo.

  11. Paloma Martín

    Su nombre no apareció en ninguna de las hipótesis que se barajaban para la consejería, pero a última hora ha sido la elegida por Díaz Ayuso, impulsada por su perfil técnico. Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense y doctora por la Rey Juan Carlos, su experiencia en la Asamblea de Madrid remite a diferentes cargos en la Consejería de Sanidad, donde fue responsable de Ordenación e Inspección Sanitaria y prestó servicios profesionales en el sector sociosanitario. Además, ha sido directora de Deloitte.

  12. Enrique Ruiz Escudero

    Será el único de los consejeros del mandato anterior que repita con Díaz Ayuso. En su haber durante los dos últimos años está el logro de pacificar una consejería convulsa, tras suceder a Jesús Sánchez Martos, reprobado por la Asamblea. Fuentes del equipo de Gobierno saliente coinciden en que ha sido su gran aval para repetir. Con su nombre en muchas de las quinielas, se ha pasado el verano con un ojo en lo que ocurría en la Comunidad y otro en la pretemporada del Atlético de Madrid. Su sobrino es el canterano Rodrigo Riquelme.

  13. Manuel Giménez

    Profesor de Derecho y miembro de la Corte de Arbitraje de España y París. Si en algo coinciden PP y Cs es en la necesidad de dar un impulso a la atracción de grandes empresas a Madrid, sobre todo aprovechando que el 31 de octubre está previsto que el Reino Unido salga de la UE. Hay otro flanco del que ambos partidos hacen bandera: favorecer a los autónomos, tanto en la conciliación (especialmente, en las mujeres que acaba de ser madres) y en incentivarles en el emprendimiento y la contratación: las pymes son el motor económico.