Los taxistas llevan desde el lunes apostados frente a Ifema - Efe | Vídeo: Rivera censura la «huelga salvaje» de los taxistas (EP)

Fitur 2019Los taxistas amenazan «el mejor Fitur de la historia»

La Policía blindará la zona para evitar el bloqueo y los ataques a vehículos VTC

MadridActualizado:

Fitur, que abre hoy sus puertas, ha sido elegido por los taxistas de Madrid como el gran objetivo para alzar la voz de su protesta. La reunión de esta pasada madrugada se produjo para evitar, precisamente, que la inauguración viniera acompañada del paro de estos conductores. En el recinto ferial de Ifema, de hecho, se han estado reuniendo y haciendo asambleas estos dos últimos días. Pero ni las Administraciones, y mucho menos los taxistas, desean que haya paros en la feria de turismo más importante de España, con cientos de vehículos apostados desde el lunes frente a las puertas de Ifema. Más de 5.000 operarios ultimaban ayer los trabajos de montaje de un evento que los organizadores catalogan como el «mejor que se va a hacer de la historia»: la cantidad de países participantes (165), las empresas (10.487) y la afluencia prevista de público (280.000) marcan unas expectativas de récord.

El plan previsto, que estaba a expensas de la reunión «in extremis» que solicitó la Gremial del Taxi y que pasadas las dos de la madrugada terminó sin acuerdo, era bloquear todos los accesos del Campo de las Naciones. Para evitarlo, la Policía cuenta con un ambicioso plan, habida cuenta de que, además, Su Majestad el Rey Felipe VI será el encargado de presidir la apertura de Fitur, acompañado de más autoridades.

«Los taxistas están tratando de ganar notoriedad a costa de poner en riesgo la imagen de la marca España», señalaba ayer al mediodía a ABC el director general de Ifema, Eduardo López Puertas. Con un 55 por ciento de los expositores extranjeros, la imagen del sector turístico, emblema económico del país, está en juego. «Con 82,6 millones de turistas, España ha vuelto a consolidarse como el segundo destino para viajar en todo el mundo», añade López Puertas, con la preocupación lógica ante una situación en la que la entidad pública no puede hacer nada: «Tan solo transmitir tranquilidad y seguir generando negocio, como siempre hemos hecho».

Es el tema de la seguridad el que más preocupa. En caso de que los paros continúen, el director general de Ifema aseguraba que Uber y Cabify no dispondrán de ningun área habilitada: «El trato que van a tener los VTC será el mismo de siempre, respetando la legalidad. No va haber paradas, de la misma forma que no las ha habido en ninguna edición anterior».

Entre las alternativas que manejan los responsables de la feria, la más factible si sigue la huelga es la apertura del recinto dos horas antes de las diez y media de la mañana, cuando Fitur dará el pistoletazo de salida: «Las personas que así lo deseen podrán llegar con más tiempo y tomar un café dentro». Tras estar en permanente contacto con la Policía Municipal y Delegación de Gobierno -así como con el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid-, desde Fitur se confía en que el acceso libre estará garantizado. Ayer también se anunció un refuerzo en la línea 8 de Metro y de los autobuses de la zona.

Reunión a última hora

Durante esta madrugada, sobre las 00.45, se reunieron los delegados de los taxistas y representantes del Ejecutivo regional en la Consejería de Transportes, situada en la calle Maudes. El encuentro fue solicitado por la Gremial del Taxi y acudieron también el resto de organizaciones del sector. Horas antes, el presidente de la organización de autónomos ATA, Lorenzo Amor, y el de CEIM, Juan Pablo Lázaro, mantuvieron un contacto previo con el sector en el que les alentaron a seguir con las negociaciones a fin de desencallar el conflicto y terminar con la huelga.

El encuentro finalizó sin un preacuerdo que permita terminar con la situación de conflicto que vive la capital y que amenaza con provocar un enorme caos en Fitur, lo que ocasionaría importantes daños, no solo al evento en sí, sino en la imagen que provocaría al ser un escaparate mundial en el que se dan cita cientos de países.