Vistas de la Gran Vía, uno de los principales ejes incluidos dentro de Madrid Central
Vistas de la Gran Vía, uno de los principales ejes incluidos dentro de Madrid Central - GUILLERMO NAVARRO

Los autónomos rechazan la puesta en marcha de Madrid Central y piden estudiar su impacto económico

Consideran que las limitaciones ponen en peligro el abastecimiento del distrito Centro

MadridActualizado:

La Asociación Madrileña de Trabajadores Autónomos (AMTAS) ha sido la última en sumarse a las críticas contra Madrid Central y contra la ordenanza de movilidad sostenible denunciando la falta de un informe sobre el impacto económico y el perjuicio que causará a los empresarios. En un comunicado anuncian que se han unido a la Plataforma de Afectados por Madrid Central, que reúne a hosteleros, comerciantes, transportistas o al sector del ocio y aseguran que el Gobierno de Ahora Madrid no ha tenido en cuenta el daño «colateral a los profesionales».

En concreto, las empresas se ven afectadas por las limitaciones a los vehículos de reparto ligero que carezcan de distintivo ambiental, vehículos matriculados antes de 2010 y diesel anteriores a 2006, que en 2020 no podrán entrar al distrito centro y que tampoco podrán circular por el centro el escenario 2 del protocolo anticontaminación ni a partir del 3 en toda la ciudad.

El secretario general de AMTAS, César García, ha asegurado que comparte la defensa de las energías limpias y de los transportes alternativos pero no que los cambios estén financiados únicamente por la ciudadanía y los empresarios, que deben renovar su flota para ajustarse a las restricciones.

En opinión de García, quien echa de menos aparcamientos disuasorios, postes de recarga eléctrica o un plan de refuerzo del transporte público las medidas tomadas por el Consistorio son «cortoplacistas y populistas» y buscan «demostrar que se ha hecho algo en materia medioambiental a pocos meses de las elecciones». Al igual que la plataforma de afectados, AMTAS considera que las limitaciones ponen en peligro el abastecimiento del distrito Centro.

Desde el próximo 23 de noviembre Madrid Central impedirá que los conductores que no sean residentes, no tengan un vehículo con etiqueta ECO o Cero Emisiones o no acudan a un aparcamiento accedan al distrito centro, aunque este área contiene excepciones para los transportistas, que tendrán permisos de entrada.