Dos agentes de policía examinan el terreno calcinado por un incendio en Ames (La Coruña)
Dos agentes de policía examinan el terreno calcinado por un incendio en Ames (La Coruña) - EFE

La «caza» policial contra los incendiarios en Galicia provoca 185 detenidos o investigados en 2017

Los efectivos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y Autonómica redoblan las pesquisas sobre la ola de fuegos del pasado octubre

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La labor policial contra los incendios forestales en Galicia ya ha llevado en lo que va de año a 185 personas ante los tribunales. La cifra engloba tanto los casos de investigación como los detenidos, y responde a la lucha pertinaz que desarrollan las fuerzas de seguridad contra la impunidad en el monte. Después de que la ola de incendios de octubre arrasara más de 49.000 hectáreas en un fin de semana, efectivos de la Guardia Civil, la Policía Nacional, y la unidad adscrita de la Policía Autonómica trabajan sobre el terreno para capturar a los incendiarios, protegidos en gran medida por la ausencia de pruebas concluyentes y una «ley del silencio» que impera en las pequeñas poblaciones.

Aún con todo, fuentes de la Delegación del Gobierno consultadas por este diario destacan los resultados de las investigaciones. De los 185 identificados, 93 fueron localizados por el instituto armado, y 92 por parte del cuerpo nacional y autonómico. Entre cuatro y cinco, agregan las mismas fuentes, están directamente vinculados a los fuegos de octubre. El primer detenido entonces fue un vecino de Vigo, acusado de originar un incendio de una hectárea en una finca familiar de la localidad orensana de Os Blancos. El pasado martes abandonó la prisión, previo pago de una fianza de 2.500 euros.

También en la provincia de Pontevedra, la justicia puso el libertad a una mujer con residencia en Mos por su presunta participación en un incendio el 15 de octubre y en otros dos en las semanas previas. A la lista de investigados se unió posteriormente un vecino de Brión (La Coruña) y otro A Fonsagrada (Lugo), este último por haber causado un fuego de 2,5 hectáreas «para espantar al jabalí».

Fuera del órbita de aquel fin de semana, hace cinco días los tribunales justicia decretaron pena de cárcel contra un vecino de Xinzo (Orense), al que se le imputa la autoría de hasta siete incendios forestales originados entre septiembre y noviembre de este año.

El quién es quién

Fuerzas policiales e instituciones coordinan esfuerzos estos días para contribuir a un objetivo común: dar con los responsables de la quema del monte. El frente lo componen, además de la Benemérita y la Policía Nacional, el Grupo de Investigación de Incendios Forestales de la Policía Autonómica, que suele trabajar a su vez con las Brigadas de Investigación de Incendios de la Xunta de Galicia. Agentes, brigadistas, bomberos y voluntarios se suman puntualmente a unas investigaciones basadas principalmente en la información y en la recogida de testimonios, puesto que la inercia destructiva del fuego complica sobremanera el hallazgo de huellas o artilugios incriminatorios.